Edición Impresa, Política

La preinterna “voto a voto”

Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá iniciaron la primera de ocho elecciones regionales del PJ Federal en Capital Federal. Ambos coincidieron en que los comicios fueron parejos y “limpios”. Concluyó la preinterna del Peronismo Federal “Puede haber cierta simbiosis para ir con Duhalde” La interna del Peronismo Federal debutó en Capital Rodríguez Saá: “Le gano a Duhalde y después a Cristina”

Los dos precandidatos que quedaron en pie en la preinterna del Peronismo Federal, Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá, coincidieron anoche en destacar la “gran afluencia” de votantes a la primera de las ocho contiendas regionales en que se definirá quién será el postulante del sector para las primarias obligatorias del 14 de agosto, donde deberá enfrentarse a los otros dos dirigentes del espacio con aspiraciones presidenciales, Felipe Solá y Mario Das Neves. Los comicios se celebraron ayer en Capital Federal y el resultado fue “una paridad voto a voto”, según explicó al cierre de esta edición en rueda de prensa el ex presidente.

Duhalde señaló anoche que “los números son muy parejos”, de acuerdo con el recuento oficial de votos al término de los comicios porteños. Si bien fuentes del duhaldismo habían dicho más temprano que el ex jefe del Estado se imponía con el 70 por ciento de los sufragios en el comienzo del escrutinio, el propio caudillo de Lomas de Zamora sostuvo luego que su contrincante, Alberto Rodríguez Saá, había hecho una “muy buena elección”.

En una conferencia de prensa ofrecida en la sede del Movimiento Productivo Argentino (MPA), en el barrio porteño de Monserrat, Duhalde se mostró “gratamente sorprendido” por la cantidad de público que se acercó a las urnas e indicó que en algunas de las 15 escuelas abiertas para la elección se registró “una cuadra de cola”.

Además, dijo que muchos votantes independientes participaron en los comicios, pero descartó la posibilidad de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, le haya dado su respaldo ayer.

“Nooo, si pedirle a Macri que haga una interna, es como pedirle… Macri no entiende de internas, nunca ha hecho una interna, es imposible”, enfatizó.

El ex presidente interino estimó que la concurrencia de votantes porteños a la preinterna del PF podría ascender a 50 mil ciudadanos. El método de votación, con padrones abiertos a partidarios, extrapartidarios e independientes, y mediante la anotación del nombre del candidato en un papel previa exhibición del DNI, hace imposible corroborar el número exacto de votantes.

Por su parte, Rodríguez Saá calificó como “histórica” a la convocatoria que alcanzó el PF en la ciudad de Buenos Aires. Sostuvo que los comicios atrajeron a numerosos “votantes independientes” y arriesgó que junto a su contrincante lograron superar en cantidad de participantes a la recordada interna del Partido Justicialista entre Carlos Menem y Antonio Cafiero, en 1988.

“Superamos aquella interna famosa Cafiero-Menem, la hemos superado en cantidad de votantes. Fue una gran convocatoria, casi inesperada. Es un récord en la historia del peronismo en internas”, manifestó el gobernador de San Luis, desde su búnker de campaña porteño.

En declaraciones al canal de cable C5N, Rodríguez Saá destacó también la “caballerosidad” registrada a lo largo de la jornada de votación en la Capital Federal.

El hermano del mandatario puntano, el senador Adolfo Rodríguez Saá, uno de los integrantes de la Mesa de Conducción nacional del PJ disidente, dijo anoche que la compulsa había sido “muy pareja” y que autoridades electorales estaban contando “voto a voto” para determinar al ganador.

“Va a ser casi 50 y 50”, estimó el legislador, en una rueda de prensa que ofreció junto a otros referentes del llamado PJ anti-K en la Casa de la Provincia de San Luis en Capital. También destacó que el proceso de votación fue “limpio, transparente, con una enorme participación popular, sin un solo incidente, una sola impugnación”.

Los dos precandidatos del PF decidieron realizar una preinterna por regiones, por lo que dividieron al país en ocho. La de ayer en Capital Federal fue la primera de esas citas electorales.

Para eso, se establecieron 15 urnas en igual cantidad de escuelas, y los votantes debían escribir el nombre de su postulante preferido en un papel. Pudieron votar tanto los afiliados a un partido político (el PJ o cualquier otro) como los independientes, y según Duhalde el número de sufragantes trepó a 50 mil, lo que para Rodríguez Saá supera la interna histórica entre Menem y Cafiero, a fines de la década del 80.

Quien resulte triunfador de estas ocho elecciones, que comenzaron ayer y se extenderán hasta fines de mayo por todo el país, no será el candidato del PF en las presidenciales de octubre.

Antes, deberá presentarse a las primarias obligatorias del 14 de agosto, en las que también podrían competir los otros dos aspirantes a la Rosada del sector, Felipe Solá y Mario Das Neves.

Comentarios