Ciudad

Está en terapia intensiva

La picó un alacrán en el pie y evoluciona rápido

Una niña de siete años sufrió la picadura de un escorpión y tuvo que ser asistida en el Hospital de Niño Zona Norte. El director del instituto, Eduardo Casím, señaló que se encuentra clínicamente estable porque fue atendida a tiempo


Una niña de siete años sufrió la picadura de un alacrán en un pie. Sucedió el martes por la tarde y su padre la trasladó al Hospital de Niños Zona Norte para su atención. Se encuentra en terapia intensiva para su monitoreo, en las próximas horas podría pasar a una sala normal y en unas 48 horas, dada de alta.

El pasado 9 de octubre cerca de las 7 de la tarde una niña ingresó al hospital por una picadura de escorpión. Eduardo Casím, director del instituto de salud pública, explicó a El Ciudadano que el padre de la pequeña tardó unos 8 minutos en trasladarla desde su casa donde se produjo el accidente. “La niña empezó a llorar tras la picadura, ya que suelen ser muy dolorosas y gracias a la rapidez del traslado y a su atención médica la niña evoluciona favorablemente”, relató.

“Se encuentra estabilizada y en terapia intensiva por el tema de la monitorización ya que los accidentes por alacranismo producen alteraciones cardíacas y pueden producir arritmias”, detalló Casím.

También aclaró que la gravedad del cuadro por este tipo de picaduras tiene que ver con la relación de la cantidad de tóxina que tenga el artrópodo de la clase de los arácnidos y el tamaño del niño.

“El padre explicó que el alacrán media un centímetro o centímetro y medio, pero en realidad eso tampoco es un factor determinante para saber la cantidad de toxina ya que cada escorpión tiene una carga de veneno distinto, algunos tienen más y otros tienen menos”, dijo el director del Hospital de Niños Zona Norte.

Las medidas de precaución ante la aparición de estos arácnidos no sólo tiene que ver con las condiciones de higiene y seguridad que tienen que haber en las viviendas, sino con la aparición de cucarachas. “El tema que no haya basura, ni escombros, ni leña es que no haya cucarachas ya que los alacranes se alimentan de las mismas”, especificó Casím y siguió. “Las fumigaciones son para las cucarachas, a los alacranes casi que no hay con que darle excepto con la zapatilla”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios