El Hincha

Panorama auriazul

La pegada de Gil, clave para las dos victorias de Central

Como en el debut ante Banfield, un pase gol de Gil fue clave para el triunfo Canalla, frente a Talleres.


Desde hace un tiempo a esta parte, cada pelota detenida a favor se ha transformado en buena chance de gol para Rosario Central. Y esa sensación aparece directamente ligada a la precisa pegada de zurda de Leonardo Gil. Desde ejecuciones del Colo, los auriazules marcaron 11 goles en poco más de un año.

Y en las primeras dos fechas de esta Superliga, Gil fue el dueño de los dos pases con que el Canalla marcó los goles para imponerse en esos compromisos. Primero fue ante Banfield en Arroyito, la única asistencia con pelota en juego que entregó el Colo, para el gol de cabeza de Matías Caruzzo. Después fue ante Talleres, el último viernes en Córdoba, para el testazo goleador de Fernando Zampedri.

—Volvieron a convertir con un pase gol tuyo desde un tiro de esquina. ¿Ya es fórmula registrada para el gol de Central?

—El secreto es el trabajo. Además del gol, contra Talleres, Zampedri tuvo otra y Camacho una más. Sabemos que la pelota detenida es un arma que nos está dando réditos y que lo tenemos que seguir aprovechando. Mientras que sea para sumar, bienvenido sea.

—El gol de Zampedri ante Talleres fue muy parecido al que el delantero le marcó a Banfield en el primer tiempo, y fue anulado por offside de Gonzalo Bettini.

—Exacto. Fue la misma jugada que con Banfield. Es algo que trabajamos en cada semana. Es mérito también de los que cabecean, del técnico que viene trabajando y del equipo que acata la orden que hay para cada ejecución.

—¿Cuál es el principal aporte que destacás de Edgardo Bauza?

—El primer punto en que Bauza hizo hincapié desde su llegada es en que no podía ser que nos habían hecho 41 goles el torneo pasado. El primer trabajo que encaramos como equipo fue el de reducir el margen de error al mínimo. Y creo que en este arranque de torneo lo logramos. Ojalá podamos mantenerlo durante el campeonato, porque si no nos convierten, siempre hacemos uno o dos goles.

—El viernes lograron un triunfo muy trabajado en Córdoba.

—Pienso que hicimos un partido muy inteligente. Al principio nos costó mucho acomodarnos, pero después le sacamos el ritmo al rival, que era lo más importante, y empezamos a hacer nuestro partido que es lo que vinimos trabajando en la semana. No hay dudas de que sacamos un gran resultado.

—Y ante un rival que deja escapar pocos puntos como local.

—Talleres viene jugando muy bien. Sabíamos que iba a ser muy complicado, tiene jugadores muy rápidos y por momentos nos costó. Pero después nos acomodamos, nos empezamos a meter, hicimos un trabajo táctico con mucho orden y vino el gol tras una pelota detenida. Es muy importante para que el equipo siga sumando en este arranque del torneo.

—¿Sentiste en algún momento que Talleres los superó?

—Creo que en un tramo del primer tiempo, la presión de Talleres nos hizo errar pases. Pero después empezamos a jugar más directo con los centrodelanteros, que la empezaron a aguantar más y a sacar al equipo. En los primeros minutos nos costó. Cubas y Guiñazú son el termómetro de ellos y lo importante era estar bien parados, ordenados, armando un triángulo con Cabezas y Caruzzo atrás, para no perder el medio que es donde ellos se empiezan a hacer fuertes.

—Fueron muy eficaces de cara al arco rival, pero también tuvieron mucha paciencia.

—Es lo que el Patón nos había dicho, que teníamos que tener paciencia. Talleres no es un rival como Banfield al que podemos atacar más, este partido teníamos que estar más resguardados y que íbamos a tener situaciones para convertir. Y tuvimos cuatro claras en la cual convertimos una.

Gil y once “pases gol”

Desde que llegó a Central, en el libro de pases de mitad de año pasado, Leonardo Gil sumó 11 asistencias en 28 partidos que disputó en el club entre Superliga (24), Copa Argentina (3) y Sudamericana (1). Gracias al “pase gol” con la zurda del Colo, el Canalla ganó 6 partidos (5 de ellos por 1 a 0), empató 3 (2 de ellos 1 a 1), y perdió los 2 restantes. Es decir que, en los partidos 11 cotejos en los que hubo una asistencia del Colo, los auriazules cosecharon 21 puntos sobre 33 posibles, lo que representa más de un 60 por ciento de eficacia.

El detalle de las asistencias del Colo en Central es el siguiente: cuatro para Fernando Zampedri, ante San Martín en San Juan, Independiente en Avellaneda y Talleres en Córdoba, y frente a Argentinos en el Gigante; dos para Alfonso Parot, ante Vélez en Liniers y frente a Chacarita en Arroyito; y una para Mauricio Martínez ante Boca por Copa Argentina, en Mendoza; Germán Herrera frente a Newell’s en Arroyito; Fernando Tobio frente a Unión en el Gigante; Maxi González frente a Lanús de visitante; y Matías Caruzzo frente a Banfield, en casa.

De todas estas asistencias de Gil, la única que no llegó desde la ejecución de una pelota detenida fue la que provocó el gol Caruzzo ante Banfield, en la primera fecha de esta Superliga.

Comienzo perfecto

Como fue el único equipo que en las primeras dos fechas de la Superliga logró imponerse en condición de visitante, Rosario Central es el solitario líder del torneo con puntaje ideal. Dos triunfos en sus dos presentaciones, ante Banfield en Arroyito y frente a Talleres en Córdoba, le permiten al equipo que dirige Edgardo Bauza mirar a los demás desde lo más alto de la tabla de posiciones.

Sin haber recibido goles en contra, y anotando apenas uno en cada partido jugado, al Central del Patón le alcanzó para sumar seis puntos sobre seis posibles. El orden defensivo y la eficacia de cara al arco rival, no mucho más que eso, aparecen como factores básicos para justificar este buen arranque de torneo para los auriazules. Un escalón más debajo de Central, con cuatro unidades cosechadas, se ubican: Racing, Godoy Cruz, Unión y San Martín de San Juan. Además, tanto Independiente como San Martín de Tucumán, que tiene un partido pendiente entre sí, potencialmente podrían sumarse a ese lote.

Copa Argentina en Lanús

En las últimas horas la dirigencia de Central recibió información respecto de cuándo y dónde se jugará el partido correspondiente a los 16avos de final de Copa Argentina frente a Talleres de Córdoba. Según confiaron desde la organización, ese encuentro se disputará el jueves 6 de setiembre en cancha de Lanús, y en horario a confirmar.

A diferencia de otros compromisos de esta competencia, como se jugará en jurisdicción de Aprevide (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte), habrá restricción en cuanto a cantidad de público que pueda asistir a la cancha de Lanús. ¿El número de hinchas que será habilitado? Aún se desconoce, pero será el mismo para las dos parcialidades.

El fin de semana posterior a la realización de este partido copero entre el Canalla y la T, no habrá jornada de Superliga. Esto será debido al parate que generará la fecha FIFA, fijada entre los días 5 y 12 del mes de setiembre, para la disputa de amistosos de selecciones nacionales.

Antes de jugar con Talleres por la Copa, Central se medirá por la cuarta fecha del torneo local ante Racing. Ese cotejo se llevará a cabo el domingo 2 de setiembre a las 11 en el Cilindro de Avellaneda.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios