El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

La participación de Central en la Copa de la Liga fue para el aplazo y terminó último en su zona

Mostrando un funcionamiento muy por debajo del esperado, el equipo que dirigió primero Cristian González y luego Leandro Somoza, decepcionó. No cumplió con ningún objetivo y apenas mejoró las estadísticas con los dos triunfos que logró en los últimos tres partidos del torneo


Rosario Central terminó último en el grupo B de la Copa de la Liga y así cerró una flojísima participación en la competencia. Mostrando un funcionamiento muy por debajo del esperado, el equipo que dirigió primero Cristian González y luego Leandro Somoza, decepcionó. No cumplió con ningún objetivo y apenas mejoró las estadísticas con los dos triunfos que logró en los últimos tres partidos del torneo.

Los 14 puntos cosechados sobre los 42 que hubo en juego grafican la triste realidad auriazul en la Copa de Liga, en la que sólo logró 4 triunfos (Vélez, Central Córdoba, Independiente y Estudiantes) y 2 empates (Arsenal y Colón), y padeció 8 derrotas (Boca, Godoy Cruz, Barracas Central, Newell’s, Tigre, Aldosivi, Lanús y Huracán).

Esa pobre producción se refleja en el porcentaje de efectividad que tuvo el equipo de Arroyito en el torneo: 33,33%. Además, hizo 16 goles y le anotaron 20. Y sólo pudo dejar la valla en cero en 3 encuentros: frente a Vélez (L) 1-0 y Central Córdoba (V) 1-0, ambos con el Kily; y ante Independiente (L) 3-0 con Somoza.

En condición de local Central logró 10 puntos en 7 partidos (47,62% de eficacia); ganó 3, empató 1 y perdió 3. Hizo 11 goles, recibió 9. Mientras que en rodeo ajeno cosechó 4 puntos en 7 partidos (19,05% de eficacia): ganó 1, empató 1 y perdió 5. Hizo 5 goles y recibió 11.

El goleador del equipo fue Marco Ruben, con 4 tantos; seguido por Facundo Almada, Luciano Ferreyra y Alejo Véliz, con 2; mientras que 6 jugadores marcaron uno: Javier Báez, Julián Velázquez, Marcelo Benítez, Emmanuel Ojeda, Walter Montoya y Luca Martínez Dupuy.

En el torneo Central puso en cancha a 25 jugadores. Pero hubo solo 4 futbolistas que participaron en los 14 encuentros de la Copa: Gaspar Servio, Lautaro Blanco, Walter Montoya y Damián Martínez. De ellos, Servio y Blanco fueron siempre titulares. Mientras que Martínez ingresó una vez desde el banco y Montoya lo hizo en dos ocasiones.

Los protagonistas de la defensa no variaron mucho. Los laterales fueron Damián Martínez (13 cotejos como titular y uno ingresando desde el banco) y Lautaro Blanco (los 14 juegos desde el inicio). Mientras que la dupla de centrales fue compartida entre 4 futbolistas: Almada–Báez (los primeros 4 partidos), Almada–Komar (6 partidos), Komar–Báez (3 partidos) y Velázquez–Komar (uno ante Independiente).

En el mediocampo hubo más variantes. El Kily apostó casi siempre por Montoya, Ojeda, Vecchio e Infantino. Mientras que Somoza incluyó a Pupi Ferreyra en lugar de Vecchio, al Chelo Benítez por Infantino y, en los últimos partidos, le dio la titularidad a Yacob desplazando a Ojeda.

En ofensiva, Marco Ruben fue titular indiscutido para ambos entrenadores. Pero, en cuanto al compañero del goleador, Somoza se diferenció de Kily y optó por darle más minutos en cancha al juvenil Alejo Véliz que a Lucas Gamba.

Kily González y Somoza dirigieron igual cantidad de encuentros (7) y cosecharon la misma cantidad de puntos cada uno (7). De la mano de Kily debutaron los volantes juveniles Kevin Ortiz (21 años) y Facundo Buonanotte (17), ambos en el cierre del partido ante Arsenal en Sarandí, en la primera fecha de la Copa. Mientras que Somoza hizo debutar a un juvenil, el goleador de reserva Franco Frías (20 años), que ingresó en el final del cotejo ante Aldosivi en Mar del Plata.

Si hubiera que conformar un equipo con los futbolistas que jugaron más veces desde el minuto inicial en esta Copa, el once sería con: Servio (14); Martínez (13), Almada (11), Komar (10), Blanco (14); Montoya (12), Ojeda (10), Infantino (9); Vecchio (8); Gamba (10) y Ruben (11).

Piensa en la Copa

Central continúa con la preparación de cara al encuentro del próximo viernes, cuando se medirá ante Sol de Mayo de Viedma por los 32avos de final de Copa Argentina. Ese partido se jugará en cancha de Unión de Santa Fe desde las 18.35 y contará con el arbitraje de Andrés Merlos.

El plantel de Rosario Central entrenó ayer por la mañana en el predio de Arroyo Seco. Pero aún no aparecieron señales del equipo que tiene en mente Leandro Somoza para pelear por el pase a la segunda ronda de Copa Argentina, donde espera Quilmes.

Lo que sí sabe el DT canalla es que tiene que realizar una modificación obligada en ataque, donde ya no dispondrá de Marco Ruben, que el sábado pasado colgó los botines. El principal candidato a cubrir la vacante es Lucas Gamba.

El posible ingreso del mendocino Gamba en lugar de Ruben podría ser la única modificación en el once titular para jugar ante los de Viedma en relación a los que estuvieron desde el arranque en el triunfo del último sábado ante los suplentes de Estudiantes de La Plata en el Gigante.

En ese escenario, el equipo auriazul para medirse ante Sol de Mayo sería con: Gaspar Servio; Damián Martínez, Facundo Almada, Juan Cruz Komar y Lautaro Blanco; Walter Montoya, Claudio Yacob y Marcelo Benítez; Luciano Ferreyra; Gamba y Alejo Véliz.

Los auriazules volverán a entrenar este miércoles por la mañana, también en el country. Y este jueves a las 18.30, los futbolistas que sean convocados por Somoza viajarán en micro hacia Santa Fe para quedar concentrados en un hotel de la ciudad capital de la provincia.

Por último, los organizadores de Copa Argentina ratificaron mediante comunicación oficial que las entradas para el duelo entre Central y Sol de Mayo se venderán en las boleterías del Gigante los días jueves, de 10 a 18, y viernes, de 11 a 15.

Las generales valen 1.500 pesos, las plateas 3.000 y las entradas para menores, 1.000 pesos. Habrá prioridad de venta para socios con cuota al día, que podrán adquirir hasta 5 entradas por carné. No se expenderán localidades de ningún tipo en Santa Fe.

Comentarios