Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Renovación

La Orquesta Utópica estrena disco nacido a “Contracorriente”

La opera prima, grabada a través del financiamiento colectivo, explora un tango nuevo y santafesino. Esta noche, a las 21, en el Príncipe de Asturias del Parque España.


“Todavía sigue siendo un acto de rebeldía hacer tango”, afirmó el bandoneonísta Sebastián Jarupkin, integrante y uno de los directores junto a Martín Tessa de la Orquesta Utópica que esta noche, a las 21, en el Teatro Príncipe de Asturias del Parque España (Sarmiento y el río) presentará Contracorriente, su primer disco. Participarán, como invitados, Juan Iriarte y Evelina Sanzo.

Integrada por Luis Ciliberti, Julia Testa, Inés Dotto y Gabriela Cocilovo (violines); María Jesús Bonel (viola); Romina Vega Soto (violoncello); Sebastián Jarupkin, Martín Carra y Guido Gavazza (bandoneones); Martín Tessa (guitarra); Federico Abelli (piano), y Mariano Sayago (contrabajo), la Orquesta cuenta con un repertorio que contribuye al desarrollo de un nuevo tango con una impronta santafesina.

En el disco sobresalen composiciones de músicos de mediana edad como Martín Tessa, Sebastián Jarupkin, Joel Tortul y Mariano Sayago, que conviven con la, de otros ya consagrados en el tiempo como Rodolfo “Cholo” Montironi. Siempre con la premisa de interpretar autores de Santa Fe. “El disco cristaliza el concepto de la orquesta que es hacer tangos nuevos, de la región, de compositores que estén en actividad”, contó el músico en diálogo con El Ciudadano. Y sin perder de vista la pista agregó: “Queríamos que fuera, además, un tango rítmico, que se pueda bailar”.

Contracorriente es bailable de comienzo a final. Allí, el pulso está dado por el vértigo que le imprime el bandoneón que da, como resultado, un disco fresco que, en su sonoridad, explora sensaciones que conducen irremediablemente a la pista. “Hablás de un sonido fresco; queremos lograrlo desde nuestra perspectiva generacional. No buscamos sonar a Pugliese: Respetamos muchísimo a los grandes maestros, pero no les chupamos la sangre”, dijo el bandoneonísta.

Desde el título mismo y su portada, el disco apela a marcar una diferencia con lo más tradicional del tango en la existencia de una contracorriente que existe –claro está– y, en Rosario, está comenzando a consolidarse producto del trabajo de buena parte de los músicos que integran esta orquesta: “Todavía sigue siendo un acto de rebeldía hacer tango. Junto a nosotros van a contracorriente muchos músicos que buscamos apropiarnos del género”.

Esta idea de contracorriente bien podría ajustarse a la forma en que la orquesta juntó el dinero para editar el disco: por financiación colectiva realizada a través de internet. La presentación de esta noche será una suerte de encuentro natural: por un lado los músicos y, por otro, buena parte de un público que, anónimamente, puso su granito de arena para que las utopías se vuelvan realidad y hoy la Orquesta reafirme la Contracorriente con un primer material de estudio.

Comentarios