Ciudad

Referentes junto al gobernador

La mirada feminista en el debate de la nueva Constitución

Especialistas nacionales hablaron de la importancia de que las conquistas de las mujeres queden en leyes.


La importancia de la legislación para la igualdad de derechos entre hombres y mujeres fue el eje del debate que las especialistas en género Rita Segato y Luciana Peker charlaron este miércoles en el marco del ciclo Diálogos para la Reforma. El encuentro propone reunir voces en torno del proyecto de reforma de la Constitución provincial de Santa Fe. Las problemáticas que atraviesan a las mujeres fueron, siempre según el gobierno que encabeza Miguel Lifschitz, parte de la letra del proyecto. “Es una gran oportunidad poder influenciar a una nueva Constitución en una provincia tan importante como Santa Fe y también lo es para la provincia de poder escuchar un discurso feminista que problematiza la capacidad del Estado de alojarse y transformar la sociedad”, señaló Segato.

Para la antropóloga e investigadora feminista las leyes no alcanzan a la vida de las personas porque no logran disolver la asimetría que existe en la ciudadanía. “El desafío es pensar cómo la ley sale del papel y entra en el mundo de la vida. El poder judicial y los operadores del derecho no tienen noción de que la ciudadanía sobre la cual juzgan y sentencian no existe porque hay una asimetría que la ley no disuelve. Tienen que comprender el papel de la ley en la disolución de esa simetría”, opinó Segato y mencionó la sentencia del caso La Manada en España, donde cinco jóvenes que abusaron sexualmente de una chica no fueron condenados. “El daño a una mujer no es sentido de la misma manera que el daño a un hombre. Juntos tenemos que pensar cómo la ley puede corregirlo”, agregó.

En el marco del debate nacional por la aprobación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, Segato opinó que en caso de no aprobarse deberá modificarse la ley para incluir al hombre en la condena. “Si no se consigue descriminalizar el aborto propongo que se criminalice también al padre biológico. Los dos tienen que sufrir el mismo tipo de pena. Ahí veremos cómo la ley cae”, concluyó.

Para la periodista especializada en género Luciana Peker el caso de La Manada mostró que la Justicia no está a la altura de resolver los casos con perspectiva de género. Peker dijo que el incremento de paridad política permitió que aumenten las reformas legislativas en comparación con las judiciales. “Hay una cantidad de casos y denuncias de chicas en las redes sociales o escraches públicos que exceden lo judicial y demuestra la inutilidad de la Justicia. Los tiempos prescriptos no pueden abarcar los casos de abuso de chicas que sienten que el tiempo es ahora. Si la Justicia no escucha la voz de las mujeres, no podrá salir de la arbitrariedad y operar frente al machismo. Si no se adapta va a caducar su uso y el sentido de lo justo”, dijo Peker. La periodista destacó la importancia que los derechos de las mujeres queden asentados por ley. “En Argentina hubo una revolución normativa de leyes. La ley garantiza los derechos. Un ejemplo de lo contrario fue la moratoria previsional y la ley de jubilación para amas de casa. Como no fueron sancionadas como ley, la reforma previsional quitó la moratoria para las amas de casa. Eso demostró que los derechos que no quedan asentados se pueden perder. Es importante que los derechos en la salud sexual, contra la violencia de género, económico y laborales, queden asentados”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios