Asociativismo, Ciudad

más voces

La Masa y “Redacción Rosario” cumplen nueve años de vida

El 1º de octubre de 2008 hacía su bautismo de fuego en la web un nuevo diario digital. La cooperativa de trabajo de comunicación también produce el periódico gráfico “El Eslabón”.


El 1º de octubre de 2008 hacía su bautismo de fuego en la web el diario digital Redacción Rosario. No era, ni es, un portal más, sino el producto de la cooperativa de trabajadores de prensa La Masa.

En su génesis, La Masa estuvo conformada por trabajadores de El Ciudadano, La Capital, LT8 y El Eslabón, comunicadores, fotógrafos y militantes de la economía social.

“Era la concreción de un sueño que comenzó alrededor de diciembre de 2007 con las primeras reuniones en un bar de Tucumán y Entre Ríos y, luego, en una vieja casona de Zeballos entre Roca y España, en donde tenía su sede El Eslabón”, rememora Ernesto Ávila, uno de los fundadores de la cooperativa.

Y agregó: “En esos meses dos ideas confluían: la necesidad de conformar un núcleo de trabajo cooperativo y a la vez, el lanzamiento de un portal de noticias en la web. Todo era nuevo. El desafío se presentaba enorme. Pero al mismo tiempo estaba el incentivo de conocer experiencias de autogestión anteriores, tanto en el rubro de la comunicación como en otras actividades, que acompañaron la iniciativa”.

En aquellos días de 2008 el país se agitaba ante el anuncio de un nuevo paro de “el campo”, en rigor de las organizaciones rurales nucleadas en la Mesa de Enlace.

Así, Redacción Rosario daba cuenta del nuevo lockout patronal, historia que terminaría, meses después, con el sorprendente voto “no positivo” del vicepresidente Julio César Cleto Cobos, sobre el proyecto de retenciones móviles agropecuarias elaborado por el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Para la recién conformada cooperativa La Masa, el momento social y político encajaba justo con el proyecto de crear un medio de comunicación llevado adelante y gestionado por los propios trabajadores de prensa.

“Los ensayos comenzaron en los meses previos a puro entusiasmo, a prueba y error, con caídas de páginas, dificultosos alojamientos digitales, nuevas formas de comunicación, redacciones virtuales y de las otras, cargadas de transpiración y humo de cigarrillos, siempre con el mismo apasionamiento aunque en nuevo formato”, señala Ávila.

Así comenzó una iniciativa periodística profesional que con el tiempo fue sumando nuevos medios, programas radiales, servicios de comunicación y publicidad, área audiovisual, coberturas especiales, cursos de capacitaciones y desarrollo de sitios web, entre otras tareas.

Con el tiempo, Redacción Rosario se convirtió en un lugar de insoslayable consulta, tal vez el producto más logrado de la cooperativa La Masa, no sólo por encarnar una comunicación diversa y plural, sino por evitar falsas posturas de periodismo independiente y con un fuerte compromiso informativo.

La cooperativa la masa lanzó novedosa Campaña pública

“Asociate a El Eslabón y Redacción Rosario”, reza el título de la campaña “Bancá a los medios que te bancan”.

En su explicación señala: “Apoyá, de distintas maneras, los medios producidos por la cooperativa La Masa. Participá de sorteos semanales de libros, cenas, órdenes de compra, entradas para espectáculos y eventos culturales”.

¿Cómo podés asociarte?

Suscribite a El Eslabón por débito. Ingresá tus datos en eleslabon.com.ar/suscribite y empezá a recibirlo todos los sábados por 125 pesos por mes; o contactate por WhatsApp o llamando a este número: 3413143265.

Comprá en forma directa el semanario El Eslabón. Acercate al quiosco de diarios más cercano a tu casa y pedile que te lo lleve todos los sábados. Arreglás con el canillita formas de pago.

Publicá tu actividad profesional, oficio, emprendimiento o servicio por 300 pesos mensuales en la sección de Avisos Destacados del periódico El Eslabón y del diario digital Redacción Rosario. Además, recibirás El Eslabón en tu domicilio todos los sábados.

¿Por qué este mensaje?

Porque, como ya se sabe, una comunicación al servicio de las mayorías y que conciba a la información como un derecho humano y no una mercancía es cada vez más necesaria ante el avance de los grandes monopolios que silencian y asfixian cada vez más las voces críticas.

Los medios autogestionados necesitamos más que nunca del apoyo de quienes a su vez requieren de una prensa que amplifique sus reclamos, represente sus intereses y contenga sus opiniones.

Te invitamos a sumarte.