Gremiales

Tarifazos marca Cambiemos

La Marcha de las Velas: sindicatos contra las tinieblas

La Marcha de las Velas, convocada por las dos CTA y el gremio de Camioneros contra los aumentos de los servicios públicos, sumó a pymes, clubes de barrio y otros colectivos y se convirtió en una nueva y multitudinaria protesta contra el gobierno.


Con fuerte y sonoro repudio a la postura del gobierno nacional de mantener los aumentos de los servicios y como alivio financiar el pago en cuotas –con intereses– una multitudinaria concentración acompañó la Marcha de las Velas, convocada por la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y el Sindicato de Camioneros, que así dieron continuidad al “Ruidazo” nacional de la víspera en rechazo a los tarifazos y a la movilización del #21F contra la política económica y laboral del gobierno nacional.

La movilización marchó entre el Congreso y el Obelisco encabezada por el camionero Pablo Moyano, el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky; Omar Plaini (Canillitas), Roberto Baradel (Suteba); Pablo Micheli, (CTA Autónoma), Luis D’Elía (partido Miles) y Eduardo López, de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), entre otros.

También participaron representantes de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), de clubes de barrio, cooperativas, jubilados, el MTD Aníbal Verón, La Cámpora, Barrios de Pie, CCC y numerosas agrupaciones de izquierda.

Los clubes de barrio encabezaron por varias cuadras la marcha, que fue sumando participantes en su recorrido.

Los dirigentes opositores que se sumaron advirtieron que la propuesta de Cambiemos de mantener los aumentos y financiarlos con recargo es “una nueva burla” y adelantaron que insistirán en el Congreso con los proyectos para frenar los tarifazos, tras la sesión del miércoles en Diputados, que no alcanzó el quórum.

También desmintieron los argumentos del oficialismo –y del propio presidente Mauricio Macri– sobre los subsidios que dejaban a precio de “regalo” la energía, al contabilizar que entre 2004 y 2014, durante 10 años, el Estado destinó 320.000 millones de pesos para subsidiar el consumo, mientras que en los últimos dos años, en loque se redujeron subisidios, se destinó una cifra similar pero “para garpar los intereses de la timba de las Lebacs”, las letras emitidas por el Banco Central para captar fondos.

La movilización cerró con la lectura de un documento en el Obelisco en el que se rechazó la suba de tarifas y la propuesta del radicalismo, aceptada ayer por el gobierno, para “aplanar” el pago de las facturas de gas.

“Desde el Congreso vamos a seguir insistiendo con nuestros proyectos para congelar y retrotraer tarifas. Las familias argentinas, comercios y pymes ya no pueden pagar los #tarifazos”, denunció el jefe los diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, al rechazar la iniciativa que en lugar de bajar tarifas las sube más, por los intereses.

La movilización fue anunciada la semana pasada durante una conferencia de prensa que compartieron en el hotel Bauen Moyano hijo, Yasky y Micheli, en lo que se convirtió en la primea protesta conjunta tras la movilización que en febrero pasado colmó la porteña avenida 9 de Julio, de la que participaron también la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT y movimientos sociales.

Si te gustó esta nota, compartila