Espectáculos

Por primera vez en Rosario

La marca personal del Carca

Carlos Carcacha, ex Tía Newton y actual instrumentista de Babasónicos, quien lleva adelante una carrera solista de casi 25 años con siete discos editados, presentará parte de su trabajo en solitario por primera vez en Rosario.


Cuando a los doce años agarró su primera guitarra, Carlos Hernán Carcacha supo que quería ser artista. Así se define: ni músico, ni actor, ni diseñador. “Me considero un artista, para mí el arte está en cada arista que uno muestra, hasta en el más mínimo detalle”, sostiene, aunque por momentos se considera en oposición, como un anti-artista, porque nunca le cuadró ninguna situación ortodoxa. El Carca, como se lo llama en el ambiente, fue el líder de Tía Newton, una de las bandas base de lo que se conoció como el Nuevo Rock Argentino en los 90 junto a Los Brujos, Juana la Loca y Babasónicos, formación a la que se incorporó varios años después y de la que actualmente forma parte de manera estable.

Su carrera solista, iniciada tras la separación de su primera banda, cuenta ya con siete discos editados, materiales que sorprendieron en la escena argentina por su heterogeneidad y experimentación. Siempre moviéndose en un circuito independiente, el Carca llega este viernes por primera vez con esa producción a Rosario. “Vamos a revolver registros y reformatear y volver a formular versiones nuevas. Hay muchas canciones. En lo que hago hincapié es en el deseo de poder mostrar todas las músicas por las que he pasado en estos años y que eso tenga una dinámica de concierto. Pasé por muchas músicas: tecno, ambient, electrónica, rock, baladas. Eso se ve interpretado por un trío que, de alguna manera, intenta llegar a esas canciones, quizás con versiones mejores, porque siempre fueron discos con pocos recursos pese a que me tienen muy orgulloso. Entiendo este show como una presentación en Rosario. La presentación de qué es lo que hago más allá de Babasónicos”, confesó quien en los últimos años también llegó a la pantalla chica y grande personificando a Juan Raro en la película Kriptonita y en la serie Nafta Súper, ambas dirigidas por Nicanor Loreti  y con la pluma del escritor Leonardo Oyola.

“Nací en una casa con música y con una colección de discos muy grande”, dice. Para el Carca eso fue fundamental: la escucha le dio la ductilidad que hoy ostenta y despliega tanto en su proyecto solista como en Babasónicos donde ingresó siendo bajista y mutó a multinstrumentista conforme el proyecto lo fue requiriendo. “A Babasónicos me sumé porque me lo pidió mi amigo y hermano Gabo (Gabriel Manelli), mientras él iba decayendo de salud. Después pasó ese momento horrible (falleció en 2008) y seguí tocando el bajo. Cuando saqué mi disco Carca registrada (material editado  en 2013) pase a tocar otras cosas que hacían falta en Babasónicos como theremín, percusión, guitarras, teclados. Todo lo que hace falta lo toco yo”, reconoció.

A sus 14 años, Carca armó y desarmó grupos hasta que quedó la formación de Tía Newton con la que en el 92 teloneó a Soda Stereo en Obras. Un año después se separaron. “Tía Newton fue la única banda que tuve a nivel profesional”, dijo. Y su salida de ella le valió el mote del primer solista de la época. “Sí,  porque en los 90 no estaban ni Leo García, ni Erica García, ni Bochaton solistas. Todos ellos se volvieron solistas porque los grupos no los querían. Yo me hice solista porque el grupo era de amigos que había llegado a eso y ya no quería eso como banda. Ahí me tomé un año sabático y todos mis amigos me insistieron para hacer un disco. Me vuelvo solista por apoyo, no porque me dejan mis compañeros de grupo”, reveló.

En esa época, 1994, salió su primer disco, Miss Universo, y comenzó un camino estético que es retomado por bandas jóvenes y elogiado por artistas de generaciones superiores. “No me permitiría hacer una música igual que otras músicas”, dijo. Y explicó: “Hay que tener un respeto muy elevado para con el silencio y para con la música. Al silencio hay que pedirle permiso para ver si deja entrar las canciones. Para eso hay que seducirlo y las canciones tienen que ser bellas. Si no es una cosa tiránica ante algo que merece mucho respeto como es el silencio”.

“Como civilización y como especie tenemos un ruido en la cabeza bárbaro, eso después se ve en la música de gente que no está bien. Que no está tranquila, que se metió en esto para salir en la revista Gente. Yo soy una bola de fuego que puede explotar en segundos, llevo la música sin darme cuenta, trabajé toda la vida en esto. Las entrevistas y los compromisos son lo que menos me gusta. No tengo nada en contra del show porque obviamente yo soy el número uno en promover el ridículo sobre el escenario, el vestuario, pero la música es primero”, definió Carca, quien actualmente se encuentra trabajando en su octavo material de estudio que tendrá “la línea de la no línea”. “Abordé músicas que hasta el momento no había abordado, si bien me quedan un par de discos de rock mientras tenga esta pseudo juventud. Después, seguramente me cansaré y haré una música más tranquila. Por ahora sigo investigando dentro del movimiento rock. También es un disco en el que toqué mucho piano. Volví a la forma de trabajar de Miss Universo en donde todo se transformaba en música, donde cualquier pasaje musical se transforma en una canción sin mucha pretensión”.

Para agendar

El Carca tocará este viernes, a partir de las 21, en Berlín Pub, de Pasaje Simeoni 1128.

Si te gustó esta nota, compartila