Ciudad

Atendidos y fuera de peligro

La lluvia sacó a los alacranes: dos niños picados

Ambos casos sucedieron el jueves pasado. Un pequeño de dos años de Granadero Baigorria, en el tobillo. Otro, de diez y residente en Serodino, en el labio. Ambos fueron atendidos en el Hospital Provincial, donde este tipo de casos son corrientes. Varios centros de salud de Rosario tienen el antídoto


Las picaduras de alacrán son más frecuentes en las temporadas de altas temperaturas. Suelen habitar en cloacas, escombros, habitaciones y depósitos sin aireación, o detrás de cuadros, en muebles y entre ropa y zapatos. El jueves último fue una jornada singular: el Hospital Provincial atendió a dos niños de diferentes localidades derivados de centros de salud locales. La coincidencia puede remitir como causa el reciente temporal: el agua hace salir de sus escondites a estos artrópodos de la familia de los arácnidos y toparse con los humanos. En general, con una asistencia adecuada, el resultado de estos encuentros no es grave en adultos, pero en pequeños se los trata como una emergencia médica porque presentan una sintomatología sistémica (generalizada).

El provincial recibió a dos nenes, de 2 y 10 años, el pasado 23 de noviembre con picaduras de alacrán. Les aplicaron el suero antiescorpiónico y ambos fueron dados de alta, informó Silvia Martínez, directora del área de toxicología del centro de salud.

Uno de los niños, el de dos años, recibió la picadura en el tobillo cuando estaba en su casa de Granadero Baigorria. Sucedió cerca de las 7 de la mañana y la madre lo llevó de inmediato al Hospital Eva Perón de la ciudad vecina a Rosario. De allí lo derivaron al Provincial. Llegó a las 9. “Presentaba los síntomas propios de la picadura de un alacrán, vómitos, estaba pálido, se le aplicó el suero y transcurrida una hora el niño se estabilizó”, explicó Martínez.

Ese mismo día, cerca de las 20, un pequeño de diez años que vive en Serodino fue picado en el labio. Llegó al efector de salud de Rosario cerca de las 21.

“En las más pequeños, hay más riesgos. La sintomatología en los chicos es sistémica, es decir afecta a todo el cuerpo. El peligro se mantiene hasta que presentan la mejoría gracias al antídoto (generalmente entre media y una hora)”, señaló la directora.

El agua los amontonó

Silvia Martinez destacó que en el Provincial atienden periódicamente casos de picaduras de alacrán, pero aclaró que no es normal que se presenten dos en un mismo día. Y menos en menores. Una de las hipótesis que esbozó para la singularidad es que en los últimos días llovió con intensidad y los alacranes por lo general se encuentran en cloacas y desagües. “Estos bichos han tenido que salir a flote después de tanta agua”, explicó.

Cosa de todos los días

La directora de toxicología informó que diariamente se presentan casos por picadura de escorpión en los meses de verano, en especial en adultos. “Es algo que ya lo tenemos hasta naturalizado. Anoche me llamó una chica de unos 30 años a la que había picado un alacrán para saber cómo actuar. El año pasado hemos aplicado en el Provincial unos 20 antídotos en menores por esta causa”.

¿Cómo actuar ante una picadura?

Es fundamental la rapidez de la consulta y el traslado inmediato del paciente al hospital más cercano para ser atendido y evaluado.

Mientras tanto, se puede colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias durante el traslado a un centro de salud. Si en la consulta hay síntomas de gravedad, el paciente recibirá suero antiescorpiónico para neutralizar la toxina.

Cómo prevenir

* Mantener el hogar y los alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña y maderas, entre otros elementos.

* Tapar las grietas y orificios de los revoques de las paredes, sobre todo si éstas son de ladrillo hueco.

* Sellar las cámaras de las cloacas.

* Colocar malla metálica en las rejillas.

* Utilizar insecticidas que sean inocuos para los humanos, animales y plantas.

* Usar calzado y guantes de cuero al realizar tareas rurales o de jardinería.

* Mantener desmalezado el jardín.

* Tener precaución de introducir las manos en los huecos de los árboles, paredes, hoyos en el suelo.

Dónde acudir

Se puede recurrir al Hospital provincial, el Hospital de Niños Zona Norte y al Víctor J. Vilela e incluso en efectores privados que tienen área de toxicología.

Clínica de Toxicología (privada) las 24 horas: 0800-888-8694

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios