Ciudad, Edición Impresa, Últimas

La licitación más grande ya tiene sus oferentes

Es la de higiene urbana de Rosario durante los próximos 7 años.

El intendente Miguel Lifschitz presidió ayer la apertura de sobres de la nueva licitación de higiene urbana: destacó que se trata de la concesión de mayor escala a cargo del municipio y que la misma permitirá optimizar aún más un servicio que a lo largo de los últimos años ha proyectado a Rosario como pionera en el modelo de gestión de residuos.

El plan contempla la contratación de los servicios de recolección, barrido y limpieza de espacios públicos, por un plazo de 84 meses en dos grandes zonas de la ciudad (norte y sur). Además, prevé una inversión en equipamiento del orden de los 140 millones de pesos, así como el mantenimiento de las fuentes de trabajo de las 950 personas que emplean las actuales prestadoras. Sobre ese punto, el secretario general del Sindicato de Recolectores, Marcelo Andrada, sostuvo que “todas las partes se comprometieron a asegurar la continuidad laboral a todos los trabajadores de la recolección y en ese punto nos pusimos firmes porque no hubiéramos permitido que ningún compañero perdiera su fuente de trabajo”.

Lifschitz presidió, junto con el secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente, Gustavo Leone, el acto en donde se conocieron las ofertas técnicas para el nuevo pliego de recolección. La convocatoria había sido lanzada a principios de año por el Ejecutivo, tras recibir el aval unánime del Concejo municipal sobre finales de 2010.

Oferentes

Las empresas que presentaron sus ofertas técnicas fueron cuatro: Cliba Rosario SA, Milicic SA, Vega-Caputo (UTE) e Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA (Impsa).

Un “hito”

En la oportunidad Lifschitz señaló que “éste es un hito dentro del proceso que hemos desarrollado en estos ocho años de gestión. Cuando uno analiza la prestación de los servicios públicos en una ciudad lo primero que advierte es la prestación efectiva del servicio, la manera en que se desarrolla, el grado de satisfacción de los vecinos, se puede advertir la calidad del equipamiento, la tarea que desarrollan los operarios, la capacidad de respuesta y también el aspecto jurídico en los que esos servicios se adjudican. Esos procedimientos que garantizan la transparencia no son tan visibles de manera directa, pero son tan o más importantes que los anteriores”.

Mayor escala

Asimismo, agregó que “éste es el servicio de mayor escala concesionado por el municipio en términos de aporte económico, estamos hablando de una inversión directa de 140 millones de pesos, y un presupuesto total de 1.400  millones de pesos en todos los años de la concesión prácticamente, que abarca los dos próximos períodos de gestión. Este proceso de licitación fue aprobado por unanimidad por todos los bloques del Concejo, lo que nos da una gran satisfacción”.

Respecto a las modificaciones que presentará el servicio, Lifschitz recordó que “en primer término se renueva todo el equipamiento, los camiones, se plantea un programa de aproximadamente dos años para completar toda la contenerización metálica en la ciudad, se plantean nuevas modalidades de reciclaje y de contenidos en origen, y también nuevos procedimientos y mecanismos para la limpieza y barrido de las calles, avenidas y espacios públicos”.

El intendente opinó sobre el servicio que se prestará a futuro en la ciudad a partir de la licitación: “Creemos que una vez concesionado vamos a tener un mejor servicio para todos los rosarinos”, aseveró Lifschitz.

Comentarios