Edición Impresa, El Hincha, Fútbol, Newell's Old Boys

Hacia abajo

La Lepra perdió ante Boca y se despidió de la lucha por el título


Newell’s se despidió de la lucha por el título. Redondeó otra pobre presentación e hilvanó la tercera derrota consecutiva. En tiempos de definiciones, ventaja obscena para este discreto Boca que, con el envión de la primera ronda y sin un fútbol vistoso, se encamina derechito a la consagración. A Newell’s le queda el objetivo de seguir peleando por ingresar a la Copa Libertadores.

El planteo de Osella rindió hasta los 27 minutos del primer tiempo. Hasta allí Newell’s estuvo bien parado en el sector que el entrenador pretendía, con dos líneas de cuatro bien firmes, anulando a Gago y con Escobar controlando la velocidad de Pavón.

LO BUENO. Newell’s tuvo orden y cumplió con el plan de Diego Osella hasta el gol de Darío Benedetto. Sigue con chances concretas de entrar a la Copa Libertadores, un objetivo más que interesante por lo deportivo y económico. Fotos: Juan José García.

En Boca, la pelota pasaba por los pies de Insaurralde, Tobio y del colombiano Barrios. Por lo tanto, no se producían situaciones de riesgo. El único que generaba peligro era Peruzzi cuando le hacían el 1-2 a Voboril. No obstante, Newell’s parecía tener el partido controlado.

Pero apareció Benedetto, quien se anticipó a Domínguez y sorprendió a un mal parado Pocrnjic. Mérito del delantero que despachó un preciso pelotazo, más allá de que el arquero no ofreció demasiada resistencia. Ahí cambió el partido, ya que Newell’s había llegado a la Bombonera preparado para defender y anular. Y entonces tuvo que salir a atacarlo. Por tercer partido consecutivo, Newell’s se encontró en desventaja en el primer tiempo y se vio obligado a salir a remontar el marcador adverso.

LO MALO. Cuando recibe un gol parece no poder sobreponerse, no hay plan para la adversidad. El arquero Luciano Pocrnjic y los defensores Seba Domínguez y Néstor Moiraghi bajaron el nivel y el equipo lo sintió.

En el entretiempo, Osella decidió mover el mediocampo, incluyendo un volante con mayor dinámica y vocación ofensiva como Isnaldo, para reemplazar a un Sills de bajo nivel que también jugaba condicionado por haber recibido amarilla. Mansilla pasó al doble cinco para complementarse con Elías en la recuperación.

El principal problema fue que la pelota pasó más por los pies de los jugadores de Boca que por los botines de los futbolistas de Newell’s. Entonces dependió de arrestos individuales…

Guillermo metió a Jara como lateral para tener bien controlado a Isnaldo. El partido se equilibró y Newell’s necesitó un segundo pase para acomodarse. Y eso le dio tiempo a Boca para no pasar sobresaltos. Nunca pudo producir algo distinto. Poco de Formica y Maxi. Algo de Scocco, nomás.

Arriesgó todo Newell’s con el ingreso de Figueroa y con Mansilla como única contención. Boca lo perdonó un par de veces y lo dejó con vida. La roja de Mansilla, exagerada, fue otro problema.

Estuvo cerca Formica, luego de la mejor jugada colectiva de Newell’s en todo el partido. Fue derrota nomás. Otra más. Para despedirse del título. Y para enfocarse únicamente en la Libertadores.

Uno X uno Leproso

Pocrnjic (4). Inseguro. En el gol estaba muy tirado al primer palo y le costó llegar a un remate esquinado.

Escobar (5). Voluntad pura. Anuló bien a Pavón en el primer tiempo y cuando pudo pasó al ataque.

Domínguez (4). Benedetto lo anticipó siempre, como en el gol. Otro partido flojo luego de aquel buen arranque del semestre que lo había consolidado como titular.

Moiraghi (5). Anticipó bien a veces, pero no estuvo seguro como habitualmente. Abusó del pelotazo, sobre todo en el segundo tiempo.

Voboril (4). Mal en la marca, mal con la pelota. No justificó su regreso y que salga Paz.

Formica (4). Jugar de “ocho” lo puso incómodo. Corrió demasiado sin sentido y sobre el final ese cansancio no le dio claridad para empatar en la última jugada.

Sills (4). Ordenado e inofensivo. Inentendible que siga como titular. Osella lo reemplazó en el entretiempo.

Elías (5). Con más despliegue que Sills, anuló bien a Pérez y Gago, hasta que se produjo el gol de Boca.

Mansilla (5). Va para adelante, se acomoda en varios puestos, justificó su puesta en escena, pero se fue expulsado exageradamente por una falta fuerte.

Rodríguez (5). Con un equipo muy replegado, su lejanía del área le saca su mayor virtud: la capacidad de gol. Tuvo una chance con el partido igualado y casi anota. Y en el final dio un pase de gol a Formica que pudo ser el empate.

Scocco (5). Juega muy solo y hace lo que puede. Se dio maña para crear algo de peligro. Intentó un par de veces. La primera salió desviada. Y luego no pudo con el arquero Rossi.

Isnaldo (4). Entró para desbordar a Peruzzi y luego a Jara. Y no lo logró nunca. Desaprovechó otra chance. Y van…

Figueroa (-). Poco tiempo, peto al menos aportó algo de fútbol. Debió haber ingresado unos minutos antes.

Prediger (-). Un puñado de minutos para mostrar oficio en el medio y capacidad de anticipo.

Mansilla puede seguir jugando por el 225

Jacobo Mansilla vio la tarjeta roja por una infracción contra Pablo Pérez, cuando el partido ante Boca ingresaba en los últimos minutos de juego. Una sanción disciplinaria apresurada y exagerada por parte del árbitro Germán Delfino, cuando el zurdo volante de Newell’s no estaba siquiera amonestado.

Un contratiempo para Newell’s durante el desarrollo. Aunque con vistas al próximo compromiso, ante Olimpo en el Coloso, el técnico Diego Osella puede solicitar nuevamente la aplicación del artículo 225 para seguir utilizando a Mansilla y que cumpla suspensión más adelante, cuando regrese el juvenil Lisandro Martínez de su participación en el seleccionado en el Mundial Sub 20 de Corea del Sur.

Newell’s ya “gastó” el primer 225 que tenía a disposición. Lo hizo precisamente en el partido contra Boca, para que Ignacio Scocco pueda seguir a disposición de Osella tras haber llegado al límite de cinco amarillas en el Clásico ante Central. Durante la semana, los dirigentes solicitaron dicho artículo en la Asociación del Fútbol Argentino, para que el goleador rojinegro pueda mantenerse en cancha hasta tanto se produzca el regreso del lateral izquierdo Milton Valenzuela, también convocado por Claudio Ubeda al seleccionado nacional Sub 20.

En definitiva, Osella podrá seguir contando con los suspendidos Scocco y Mansilla para los próximos partidos. Aunque ya no le quedarán más artículos 225 por pedir.

Comentarios