El Hincha

Newell's

La Lepra, el peor en los primeros tiempos

El equipo de Omar De Felippe recibió la mayoría de los goles en los 45 minutos iniciales y le cuesta recuperarse. El director técnico está preocupado por una situación que cree tiene que ver con la concentración


“No sé los que nos pasa. Sabemos lo que tenemos que hacer, pero entramos desconcentrados, como dormidos. Y eso a veces nos cuesta goles”. La frase de Omar De Felippe pinta de cuerpo y alma a Newell’s. No es una sensación que tiene el entrenador, ni una idea de los hinchas, es una realidad que se refleja claramente en los números. Si sólo se computaran los primeros 45 minutos, si los partidos durarían sólo un tiempo, Newell’s sería el peor de todos con apenas 5 puntos.

El dato irrefutable, que obliga a buscar una pronta solución, se hace aún más doloroso si se toma en cuenta que la Lepra acumula en la tabla apenas 5 puntos. En otras palabras, en los segundos tiempos mejora, pero no puede revertir el mal provocado por un inicio ‘dormido’.

Con Vélez perdía al minuto con gol de Abram y a los 27 lo liquidó Vargas. Fue 2-0, aunque en el complemento al menos hubo tablas.

Independiente también lo madrugó. Gigliotti gritó a los 2 y 41 minutos. Descontó Fertoli en la primera parte perdida, pero en el complemento Fontanini empató. Algo es algo.

En Mendoza, tercera fecha, el Morro García anotó en la primera parte. Irremontable. En la segunda parte Cardona y Leal repartieron festejos de uno y otro lado, pero fue derrota.

El único partido que fue la excepción a la regla fue el que disputó en la cuarta fecha en el Coloso ante Atlético Tucumán. Newell’s anotó primero con Formica, pero estar más despierto no le sirvió de mucho. Perdió 2-1 con un gol de Matos en el cierre, que encontró a la defensa dormida.

Con Belgrano (0-0) y Lanús (2-0) la Lepra no recibió goles. Aunque en el partido ante el granate hubo siesta tempranera, pero lo salvó Aguerre.

Colón volvió a Newell’s a la realidad. De visitante era imposible no arrancar desenfocado. Y el gol de Chancalay en el primer tiempo fue otro bofetazo, que no alcanzó para sacarle la modorra a la Lepra.

Habrá que reaccionar. El diagnóstico ya está, ahora hay que curar. Regalar un tiempo puede ser la diferencia entre tener oxígeno o penar en la tabla de promedios.

Un mal de arrastre

Newell’s es el peor de los 26 equipos de la Superliga si se computan los primeros tiempos, con 5 puntos. Y le anotaron 7 de los 9 goles en ese período de los partidos. Esta situación no es nueva. En el torneo anterior terminó en el puesto 23 sobre 28 equipos si sólo se computaran las primeras partes con 26 puntos. Y terminó el torneo con 30, por lo tanto tampoco modificó mucho los malos inicios.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios