El Hincha

Panorama rojinegro

La Lepra cambia cuando juega en casa

En el torneo pasado sacó el 56 por ciento de los puntos en el Coloso y apenas el 12 afuera.


Newell’s jugó muy mal ante Vélez en el Amalfitani, pero la derrota no debería sorprender a nadie. Y ahora se viene Independiente en el Marcelo Bielsa y hay expectativas de una mejora, que tampoco debería tomar desprevenido a De Felippe.

¿Cómo es posible hacer tales suposiciones? Simple, las estadísticas de Newell’s en la Superliga pasada son la referencia, y si bien el cuerpo técnico espera revertir esa situación, por ahora todo sigue igual.

“Me preocupa que el equipo cambie tanto de visitante. Es algo que debemos corregir y tiene que ver con los jugadores, con la cabeza, porque la idea en general es la misma o parecida, pero fuera de casa nos cuesta”, comentó De Felippe tras caer ante Vélez. Y los números lo avalan. En el torneo pasado la Lepra disputó 13 partidos de visitante, de los cuales apenas ganó uno (3-1 ante River), empató dos (Patronato y Atlético Tucumán) y perdió diez. Y aún más preocupante, anotó 7 goles y recibió 18, con un detalle extra: en 9 de los 13 partidos no convirtió.

En el Coloso el panorama es otro. El apoyo de la gente ayuda, el equipo tiene otro ímpetu, y los rivales se cuidan más. Seis triunfos, cuatro empates y tres caídas es un número más tentador. Inclusive la racha también puede trasladarse a la Copa Sudamericana, donde fue vapuleado por Paranaense en Brasil, y casi lo revierte en el Parque con una victoria clara.

No hay caso. Pueden cambiar los nombres, los esquemas, incluso el entrenador, pero Newell’s parece inmerso en un vaivén emocional que provoca que el equipo juegue con preposición y resultados en el Coloso, y decepciones cada vez que sale de casa. Y De Felippe deberá revertir esa tendencia, porque si no será imposible hacer una buena campaña.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios