Edición Impresa, Política

Santa Fe

La Legislatura suspendió al defensor Ganón y al fiscal García

En una votación dividida, el cuerpo adoptó la decisión por “mal desempeño”, aunque sin destituirlos.


En votación dividida, la Legislatura decidió suspender de sus funciones, sin destituirlos, al defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, y al fiscal regional de Reconquista, Eladio García, por “mal desempeño”. A Ganón le atribuyeron haber actuado en causas penales fuera de su incumbencia; a García, “falta de equilibrio emocional”. El defensor provincial, quien siguió la sesión desde la barra, anticipó que apelará su suspensión ante la Justicia local y luego ante tribunales internacionales.

El momento más intenso del debate fue cuando se trató la suspensión de Ganón, a pedido del senador de la UCR Lisandro Enrico. Inicialmente, el legislador pretendía destituirlo, pero la Comisión Bicameral que evaluó su denuncia y el posterior descargo del defensor, recomendó a las cámaras suspenderlo de su cargo hasta el final de su mandato, en abril de 2017. Para Ganón, se trata de una “destitución encubierta” y representa “una vergüenza y una mancha más para la institucionalidad de la provincia de Santa Fe”.

En la sesión conjunta del Senado y la Cámara de Diputados, realizada ayer en Santa Fe, se trataron por separado los dictámenes de la Comisión Bicameral sobre Ganón y García. Ambos funcionarios resultaron suspendidos y además no podrán ingresar a sus dependencias de aquí al final de sus mandatos. Al respecto, el abogado Domingo Rondina –que representó a ambos funcionarios acusados– indicó que “mientras la decisión de la Legislatura no esté firme, tanto Ganón como García seguirán en funciones. Nadie puede obstruirlos en sus sedes”.

La suspensión de García quedó aprobada con 16 votos favorables de senadores del oficialismo y de la oposición (hubo dos abstenciones) y 35 votos afirmativos de diputados provinciales; hubo tres votos en contra (el radical Palo Oliver y los socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger) y dos abstenciones.

En tanto, votaron a favor de suspender a Ganón 16 senadores (con dos abstenciones: los peronistas Ricardo Kauffmann y Guillermo Cornaglia) y 29 diputados, del Frente Progresista, Cambiemos y algunos sectores del PJ. Hubo una abstención y 10 votos en contra: Carlos del Frade (Frente Social y Popular), los diputados disidentes del Frente Progresista (Giustiniani, Augsburger y Palo Oliver) y seis diputados del PJ: Julio Eggimann, Germán Baccarella, Claudia Giaccone, patricia Chialvo, Roberto Mirabella y Silvia Simoncini.

Un “capricho” de Enrico

Tras la votación, Ganón habló de un “capricho” del senador Enrico, avalado por sectores mayoritarios de la Legislatura, y de una persecución política en su contra “por defender los intereses de los más débiles”. El defensor agregó: “Nos castigan por decir que tenemos la peor administración de justicia, que castiga dos de cada diez homicidios, y por decir que tenemos la peor Policía del país”.

“Hay muchas cosas que no me perdonan: hablar de Natalia Acosta, que desapareció en un prostíbulo de Santa Fe que manejaba el actual juez Oscar Burtnik y el hermano del diputado Boscarol (de la UCR); no me perdonan haber representado a la familia de Pichón Escobar, que puso en descubierto las redes de narcotráfico y política en Rosario; tampoco me perdonan la denuncia por la desaparición de Franco Casco”.

Ganón recurrirá vía judicial a la Corte provincial, donde no tiene grandes expectativas de que se revierta la suspensión: “Como esta es una persecución que lleva adelante el Partido Judicial a través de la Corte Suprema, tendremos que recurrir luego a la Corte nacional y después a tribunales internacionales”.

El dictamen de la Bicameral aprobado ayer en sesión conjunta acepta las acusaciones iniciales del senador Enrico contra Ganón. El defensor retrucó: “Esto nos retrotrae a la época de la dictadura: en el dictamen se dice que soy mesiánico, que quiere subvertir el orden establecido. O sea que soy un subversivo o un terrorista mesiánico, como se decía en los comunicados de la dictadura militar”.

“El día más negro”

Para el Ministerio Público de la Defensa, que comanda Ganón, el de ayer fue “el día más negro de la democracia santafesina”. En un comunicado difundido después de la sesión legislativa, desde la Defensa se lamentaron porque “de nada sirvieron los cientos de apoyos recibidos por todo el espectro de organismos de derechos humanos, sindicatos, personalidades del derecho, la cultura, la política y las víctimas de violencia institucional a las que Ganón supo asistir durante su mandato”.

“En un proceso viciado desde el arranque, ya que la Asamblea Legislativa no tiene facultades para sancionar un reglamento de estas características. A la hora de emitir su voto los legisladores que llevaron a cabo este atropello institucional lo hicieron pensando sólo en la necesidad de escarmentar con saña a aquel que se animó a decir las cosas que en Santa Fe, desde hace muchos años, muy pocos manifiestan, por lo menos nadie con el rango institucional que tenía el defensor provincial”.

En el comunicado de la Defensa sostienen además que “las denuncias realizadas por Gabriel Ganón pusieron al desnudo la corrupción, las torturas como modus operandi, la administración del delito y la garantía de impunidad por parte de la fuerza policial provincial, con clara connivencia y tolerancia del poder político y judicial”. En esa línea, el defensor provincial acusó al senador Enrico de “lobbista de la Policía”.

Para el Ministerio Público de la Defensa, hubo una “persecución personal e ideológica” contra su titular “sólo por llevar adelante su trabajo”. Y concluye: “La baja calidad institucional de la provincia quedó demostrada una vez más. El daño que se produjo será muy difícil de remontar y será tarea de futuras administraciones intentar devolver un poco de credibilidad al sistema político y judicial que hoy naufraga sin rumbo y se come a sí mismo mientras piensa que sacia su hambre”.

Al fiscal García le achacaron “falta de equilibrio emocional”

Al fiscal regional de Reconquista, Eladio García, lo suspendieron de su cargo por “mal desempeño” a raíz de tres denuncias: una de un abogado de apellido Massat, otra del fiscal Aldo Gerosa –que está a las órdenes del propio García– y la restante del senador del PJ Joaquín Gramajo, que fue el miembro acusador durante el proceso de remoción.

Según el dictamen de la Comisión Bicameral, quedó demostrado el mal desempeño del funcionario judicial “en muchos hechos, no un solo hecho aislado”; el dictamen sostiene que García padece de “falta de equilibrio emocional” y que maltrató en “términos vulgares, soeces y humillantes” al fiscal Gerosa.

El dictamen que sugirió la suspensión del fiscal regional de Reconquista, luego avalado en la sesión conjunta de senadores y diputados, cita como jurisprudencia la ley provincial de violencia laboral para luego concluir que García cometió “abuso de poder”. Si no apela la decisión, García podrá volver a su cargo anterior en la Justicia ya que no fue destituido sino suspendido.

Comentarios