Política

Volver a las bancas

La Legislatura retoma su actividad con economía en la agenda

La Legislatura provincial vuelve a sesionar tras el receso de fin de año. Entre los posibles temas a tratar en las sesiones de Diputados y Senadores figuran el Pacto Fiscal, la reforma tributaria, la autorización para endeudamiento y la ley de Pymes.


La Legislatura provincial retoma este jueves las sesiones con cuatro leyes económicas en agenda: la adhesión de Santa Fe al Pacto Fiscal con la Nación, la reforma tributaria (con aumentos de los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural), la autorización para el endeudamiento externo y Ley de Pymes. Los cuatro proyectos son del Ejecutivo provincial.

La prioridad, para el gobierno, es lograr el aval legislativo para el Pacto Fiscal que firmó el gobernador Miguel Lifschitz con el presidente Mauricio Macri en noviembre del año pasado. Por no haber sancionado aún la ley de adhesión, Santa Fe dejó de percibir alrededor de 300 millones de pesos en enero correspondientes al Fondo Sojero y a la coparticipación del Impuesto al Cheque.

La adhesión al Pacto Fiscal es necesaria, además, para que la provincia pueda avanzar en sus negociaciones con la Nación por el cobro de la deuda acumulada entre 2006 y 2015 por descuentos indebidos sobre la coparticipación federal. Una de las cláusulas del acuerdo indica que ambas partes tienen tiempo hasta el 31 de marzo para ponerse de acuerdo en el monto de la deuda y la forma de pago.

Entre las “concesiones y beneficios para las provincias”, tal como sostiene la letra chica del acuerdo, están las garantías de que no disminuirán los recursos recibidos desde la Nación, el financiamiento del déficit de las cajas de jubilaciones provinciales que no serán transferidas al Estado nacional y, en el caso de Santa Fe, también el compromiso de empezar a negociar la cancelación de la deuda.

El llamado Programa de financiamiento a la preinversión de pymes en la provincia (Ley de Pymes) ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados y deberá ser tratado por el Senado. En su punto central, el proyecto determina que el Poder Ejecutivo podrá otorgar asistencia financiera reembolsable tanto a las microempresas como a las pequeñas y medianas con destino a gastos de preinversión.

Además, la iniciativa establece que la provincia de Santa Fe adhiere a la Ley Nacional de Pymes. El beneficio principal establece que hasta el 31 de diciembre de 2018 no habrá retoques en los impuestos de Ingresos Brutos y Sellos para las pymes. La adhesión a la norma sancionada por el Congreso es una demanda que planteó la Nación el año pasado y que la provincia aún no cumplió.

La reforma tributaria enviada a la Cámara de Diputados busca mejorar la recaudación de la provincia por impuesto Inmobiliario. Se prevé una suba del Inmobiliario Urbano del 25 al 30% según el valor de la propiedad. El 71% de las partidas van a tener aumentos menores a 33 pesos por mes y solo el 8% de las partidas, que corresponden a las propiedades de alto valor, van a tener aumentos mayores a los 125 pesos mensuales.

En cuanto al Inmobiliario Rural, también se proponen aumentos progresivos de entre el 25 y el 30%. “Esto apunta a empezar a corregir, gradualmente, las inequidades que tiene el impuesto Inmobiliario que lleva a que dos propiedades que tienen el mismo valor de mercado no estén pagando lo mismo una que la otra”, explicó el ministro de Economía Gonzalo Saglione. El 45% de las partidas del Inmobiliario Rural van a tener aumentos de menos de 50 pesos por mes, un 29% entre 50 y 208 pesos y el 26% de las partidas tendrá un incremento superior a 208 pesos mensuales.

En cuanto a Ingresos Brutos, en el marco del Pacto Fiscal, la provincia propone eliminar la alícuota diferencial que pagan los contribuyentes que no están radicados en territorio santafesino.

El Senado también tiene en sus manos dos proyectos de endeudamiento. Uno con destino a infraestructura vial urbana y proyectos de inversión pública por 300 millones de dólares, para la ejecución de proyectos de inversión en todas las localidades de la provincia, y otro por 500 millones de dólares para obras de infraestructura que es el segundo tramo del crédito aprobado en 2016 por un total de 1.000 millones de dólares.

Si te gustó esta nota, compartila