Política

Santa Fe

La Legislatura convirtió en ley el aval al Pacto Fiscal

En trámite exprés, el acuerdo del que participó el gobernador Lifschitz y el presidente Macri, se aprobó en ambas Cámaras. El Senado lo aprobó por unanimidad; en Diputados se opuso el PJ y hubo dos abstenciones del FPCyS.


En trámite exprés, el acuerdo Nación-Provincia, se aprobó en ambas Cámaras.

La Legislatura provincial sancionó la ley que avala el Pacto Fiscal firmado el 16 de noviembre del año pasado por el gobernador Miguel Lifschitz y el presidente Mauricio Macri. El Senado dio el primer paso al votar el proyecto sin debate y en trámite exprés; más tarde, luego de una larga discusión en la cual los bloques opositores manifestaron su rechazo, la Cámara de Diputados completó el trámite.

La sanción del aval legislativo fue posible por un acuerdo político entre el Frente Progresista, los senadores del PJ y los diputados de Cambiemos. El oficialismo provincial necesitaba de los votos opositores para avanzar en su propia reforma tributaria (ver aparte) y el interbloque de Cambiemos quería darle una buena noticia al gobierno nacional. Los legisladores del Frente Progresista dejaron de lado sus dudas iniciales y votaron el Pacto Fiscal, mientras que los diputados macristas apoyaron la nueva ley Tributaria que remitió en diciembre el gobernador Lifschitz.

Con el aval legislativo al acuerdo entre la Nación y la provincia, comienza a destrabarse la llegada de fondos coparticipables. Solo en enero, el Estado provincial dejó de percibir alrededor de 300 millones de pesos correspondientes al Fondo Sojero y a la coparticipación del impuesto al Cheque. Pero, además, el aval legislativo al Pacto Fiscal es un primer paso para que la provincia comience a negociar con la Nación la devolución de la deuda por descuentos sobre la coparticipación. El plazo para que ambas administraciones logren un acuerdo es el 31 de marzo.

La votación en el Senado fue por unanimidad y sin debate. Allí influyó el reclamo que habían hecho, en las últimas semanas, los intendentes y presidentes comunales de distintas fuerzas políticas por la merma en los recursos de la coparticipación nacional que la provincia gira a las localidades.

En cambio, en la Cámara de Diputados hubo críticas de la oposición. Finalmente, el Pacto Fiscal se convirtió en ley con 29 votos positivos (del Frente Progresista y Cambiemos), 10 negativos (del PJ, Igualdad y Participación y el Frente Social y Popular) y dos abstenciones (las oficialistas Verónica Benas y Alicia Gutiérrez).

Argumentos del “sí”

Por el Frente Progresista, la encargada de defender el proyecto fue la socialista Clara García, quien indicó que se votó la ley porque “hay dos limitantes a la macroeconomía nacional que planteaba el gobierno: un fuerte déficit fiscal y una fuerte presión tributaria”, dos cuestiones que el gobierno nacional quiere resolver con un programa de mayor austeridad que repliquen además las provincias.

En nombre de Cambiemos, el orador fue Sergio Más Varela: “La aprobación de este consenso es un acto necesario desde lo institucional, desde lo financiero y también porque hay un clima de época, una forma de hacer las cosas. Lo importante es respetar los mecanismos institucionales vigentes y el gobierno nacional ha respetado esa institucionalidad al poner en marcha sus políticas. Este consenso en realidad no refleja nada nuevo; es una herramienta necesaria en un país federal como el nuestro”.

Argumentos del “no”

Los diputados del PJ votaron en contra porque entienden que el Pacto “afecta la autonomía de la provincia, prohíbe el ingreso de personal en áreas claves como salud,  educación y  seguridad y pone en duda el pago de lo adeudado por la Nación a nuestra provincia por la detracción indebida de la coparticipación federal”.

Media sanción a la suba del impuesto Inmobiliario

La Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción anoche a una reforma de la ley Tributaria por la cual aumentarán el impuesto Inmobiliario Urbano y el Rural. El objetivo del gobierno provincial es mejorar la recaudación propia en concepto de impuesto Inmobiliario, cuyos montos están desactualizados respecto del valor de las propiedades.

En cuanto al Inmobiliario Urbano, el proyecto prevé una suba progresiva del 25% para las menores categorías, un 28% para las categorías intermedias y un 30% para las propiedades de alto valor. El 71% de las partidas van a tener aumentos menores a 33 pesos por mes y solo el 8% de las partidas, que corresponden a las propiedades de alto valor, van a tener aumentos mayores a los 125 pesos mensuales.

En cuanto al Inmobiliario Rural, también se proponen aumentos progresivos de entre el 25 y el 30%. El 45% de las partidas del Inmobiliario Rural van a tener aumentos de menos de 50 pesos por mes, un 29% va a tener aumentos mensuales de entre 50 y 208 pesos y el 26% de las partidas tendrá un incremento superior a 208 pesos mensuales.

Si te gustó esta nota, compartila