Edición Impresa, Política

Elecciones 2015

La inundación se coló en la campaña

Del Sel causó revuelo al decir que fue “un fenómeno natural inesperado”.


El precandidato a gobernador del PRO, Miguel Torres del Sel, adhirió ayer a la postura de su nuevo aliado político, el ex gobernador Carlos Reutemann, al opinar que la inundación de 2003, que afectó a un tercio de la ciudad de Santa Fe, fue “un fenómeno natural inesperado”. Sus declaraciones generaron un fuerte revuelo en la capital provincial y desde el Frente Progresista le recordaron que hay una causa penal y peritajes que vinculan la catástrofe con obras inconclusas de la gestión del Lole en la Casa Gris.

Tras el acuerdo electoral con Mauricio Macri, Reutemann blanqueó el lunes pasado su apoyo a la candidatura de Torres del Sel, de quien dijo que “tiene vuelo propio” y que, si se lo pide, lo va a ayudar en su campaña. El humorista de Midachi y líder del PRO santafesino agradeció ayer el gesto del senador justicialista: “El apoyo de Reutemann significa algo formidable para nuestro espacio”.

En esa línea, Del Sel elogió al Lole porque “eligió bien” al sumarse al PRO, al que definió como “un espacio que va a acompañar el cambio en la Argentina”. El candidato a gobernador del macrismo agregó: “Reutemann es respetado en todo el país y le brinda un sello de confianza a Macri y a mí. Nosotros lo recibimos con los brazos abiertos y la gente está feliz”.

El cómico santafesino, quien saltó a la política en 2011 con un sorprendente segundo puesto –a sólo 60 mil votos del ganador de esa elección, el actual gobernador Antonio Bonfatti–, opinó que “lo que hizo Reutemann es más que suficiente” y volvió a remarcar la importancia que tiene para su candidatura el apoyo del ex piloto: “Si me acompaña o no en las recorridas, dependerá de sus ganas. En el último tramo seguramente compartiremos algunos espacios juntos. Pero con lo que hizo, alcanza y sobra”.

“Un fenómeno natural”

En 2003, la inundación del río Salado afectó a 130 mil santafesinos que debieron dejar sus hogares. La causa penal iniciada ese año –que incluye 18 de las 23 muertes aceptadas por el gobierno (los organismos de derechos humanos dicen que son 160)– tiene como imputados al ex intendente de Santa Fe Marcelo Álvarez y a dos funcionarios de Reutemann: el ex ministro de Obras Públicas Edgardo Berli y el ex secretario de Hidráulica Ricardo Fratti.

No obstante, Del Sel señaló que la inundación no afectó la “buena imagen” del Lole. En línea con los argumentos del ex gobernador, el humorista dijo ayer a LT10: “Lo de la inundación, que algunos le quieren seguir refregando, primero ya pasó. Y, segundo, sigo pensando en que fue un fenómeno natural inesperado. Lo que llovió en la cuenca del Salado fue algo extraordinario. Llovió en tres días lo que llueve en todo el año. Yo lo viví de cerca porque se inundaron mi hermano y mi hermana”.

El candidato del PRO también defendió la gestión del Lole en materia económica: “La gente respeta a Reutemann porque administró bien y ordenó la provincia. Yo les recuerdo que no emitió cuasimoneda, cuando muchas provincias lo hacían. El país siempre está pendiente de lo que puede decir el Lole”.

“Un político vulgar”

“Santa Fe se inundó porque la defensa oeste estaba abierta”, retrucó el actor civil de la causa inundación Jorge Castro. Y opinó que el candidato a gobernador del PRO “debería leer la causa que lleva 12 años en la Justicia provincial”.

“Torres del Sel es un cómico vulgar y se transforma en un político vulgar”, agregó Castro.

“Hay que explicarle la causa judicial sobre la inundación de 2003 que tiene a dos implicados del gobierno de Reutemann y al ex intendente de Santa Fe. Si no fuera por la impunidad que reina en la Justicia santafesina, Reutemann también estaría imputado”, subrayó Castro.

Palos de Barletta

Desde el Frente Progresista también salieron a responderle a Del Sel. El ex intendente de Santa Fe y actual precandidato a gobernador, Mario Barletta, recordó que Reutemann estaba al tanto de lo que podía pasar en abril de 2003 ya que la Universidad Nacional del Litoral (UNL) había presentado estudios sobre la posible crecida del río Salado.

“La inundación fue por culpa de los malos gobiernos”, indicó Barletta. “Acá hubo un error técnico profesional o político, hasta caprichoso, de no completar el terraplén de defensa. Más allá de la discusión y de los hechos generados por la naturaleza, lo importante es que el Estado sepa que estas cosas pueden pasar y estar preparados”, agregó el radical.

El actual intendente santafesino y candidato a la reelección, José Corral (UCR), también le respondió a Del Sel: “La tragedia del 2003 no fue un fenómeno natural; ocurrió por una combinación de obras inconclusas, improvisación, falta de planes de contingencia, falta de sistema de alerta temprano del crecimiento del río Salado. En síntesis, fue responsabilidad de los malos gobiernos que tuvimos”.

“Es preocupante que un candidato a gobernador diga que la inundación fue producto de las lluvias”, siguió Corral. “Hay que aclararlo porque hubo mucho sufrimiento, dolor y muerte. Hay que ser serios en este tema. Hace algunos meses hubo un crecida extraordinaria del Salado, como la del 2003, y sólo hubo un puñado de familias evacuadas, a las que se le avisó con tiempo”, añadió.

Su rival en la interna por la intendencia santafesina, el socialista Pablo Farías, coincidió con Corral: “Esta ciudad no se vuelve a inundar por la mayor inversión en la historia de Santa Fe hecha por un gobierno provincial en obras de infraestructura, no por casualidad como decía un candidato que se ve que alguien le comentó al oído que la ciudad se inundó por una obra de la naturaleza. No es así. Faltaban las obras que el Frente Progresista hizo”.

La Rosada minimizó acuerdo

El gobierno nacional minimizó el acuerdo entre Carlos Reutemann y Mauricio Macri. Para la Casa Rosada, no se pierde nada. Así lo dio a entender ayer el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien recordó que el Lole “ya estaba distante del gobierno desde el conflicto por la (resolución) 125”. Capitanich dijo que Reutemann ha mantenido “su alineamiento desde 2008 con distintos espacios pero no con el gobierno” y enfatizó que “no hay ninguna variación respecto de su posición pública”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios