Ciudad, Edición Impresa

Impacto

La inflación golpea a la asistencia

Desde la Secretaría de Desarrollo Social del municipio se manifestaron preocupados por las medidas y aumentos que perjudican a los sectores más vulnerables. Por eso, el próximo lunes llevarán la inquietud al gobierno nacional.


Los fuertes aumentos en los servicios y una inflación que no se detiene –afectando principalmente el costo de los alimentos– sumado a demoras en la asistencia social y la caída de algunos planes provenientes de la Nación conforman un escenario que viene preocupando a la Municipalidad de Rosario. “El impacto de todo esto repercute de lleno y de manera inmediata en los sectores más vulnerables. Esto es algo que venimos viendo a diario y los reclamos son cada vez más y se repiten”, contó a este diario la secretaria de Desarrollo Social municipal, Laura Capilla, quien mantendrá un encuentro el próximo lunes en Capital Federal con Carolina Stanley, su par a nivel nacional, para evaluar la situación.

“Lo que queremos es hacer un análisis en conjunto de la ciudad, viendo qué proyectos y propuestas se pueden llevar adelante para enfrentar una situación compleja. Nosotros venimos haciendo un trabajo diario en los barrios y vemos que la realidad es cada vez más difícil porque la plata alcanza cada vez menos. Vemos que los proyectos laborales están cayendo y que las medidas que se vienen decidiendo desde la Nación afectan de lleno en las economías de los barrios más postergados”, señaló la funcionaria.

Frente a esto, esperan que las inquietudes sean escuchadas por el gobierno nacional. “El lunes nos vamos a juntar con la ministra de Desarrollo Social para ver qué rumbo tendrá este cambio de gestión ya que había propuestas que han dejado de funcionar con el cambio de mando y eso genera un impacto que hay que tratar de evaluar con tiempo porque repercute en las poblaciones más vulnerables”, añadió.

“Todo esto nos ubica en un contexto económico diferente. Vemos como positivo que la ministra haya aceptado recibirnos ya que al retirarse el gobierno nacional la sociedad lo primero que hace es empezar a acercarse a lo que tiene más cerca y en este caso es la Municipalidad. En eso estamos recibiendo y dialogando en forma permanente para fortalecer los proyectos como Nueva Oportunidad o los que tenemos en los barrios para llegar a la mayor cantidad de vecinos”, continuó.

“Las últimas medidas del gobierno nacional van a impactar fuertemente en lo alimentario. Es por eso que también vamos a solicitar algún incremento en la Tarjeta de Ciudadanía que van directamente a la cuestión alimentaria. Además queremos saber qué piensa hacer el gobierno nacional en Rosario sobre este tema”, insistió.

Cabe recordar, por ejemplo, que el proyecto Nueva Oportunidad cuenta con equipos de trabajo territorial que convocan a jóvenes de entre 16 y 30 años, que hayan dejado la escuela, no tengan empleo ni formación en oficios. Les permite capacitarse y participar de espacios de intercambio y reflexión para que adquieran herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social.

Por su parte, la Tarjeta Única de Ciudadanía es una política social que el gobierno de la provincia de Santa Fe comenzó a implementar en 2008 en reemplazo de los tickets y las tradicionales cajas con alimentos. Se trata de una ayuda social directa a la población vulnerable, basada en los principios de la transparencia, equidad y universalidad, que en esta etapa de su implementación está centrada en la posibilidad de compra de alimentos por parte de los beneficiarios, en una red de comercios adheridos.

En 2015 la inversión mensual en este programa es de más de 38 millones de pesos, de los cuales el 65 por ciento se afrontan con recursos del Gobierno provincial y el 35 por ciento restante con fondos nacionales. El beneficio de la Tarjeta alcanzaba en 2015 a un total de 185.000 titulares en toda la provincia de Santa Fe.

En el último tiempo, desde el gobierno nacional se decidieron fuertes incrementos –principalmente a través de la quita de subsidios– en luz, agua y gas, además de los alimentos por parte de las empresas privadas.

La ONG Techo habló con Fein

Integrantes de la organización Techo mantuvieron un encuentro con la intendenta Mónica Fein con el objetivo de definir acciones conjuntas para poder seguir trabajando en la ciudad. Cabe recordar que los responsables del proyecto destinado a brindar viviendas a personas que viven en condiciones de pobreza extrema anunciaron tiempo atrás la suspensión de actividades en Rosario como resultado del contexto de violencia que atraviesan los asentamientos informales en los que trabaja actualmente con voluntarios y vecinos.

Desde la organización recordaron que si bien la violencia “ocurre desde hace algunos años, en los últimos meses se acrecentaron notablemente”. Por tal motivo, Techo decidió suspender temporalmente las actividades que tienen que ver con la construcción de viviendas de emergencia y las mesas de trabajo que desarrollan en conjunto con los vecinos a través de las cuales se autogestionan proyectos de mejora comunitaria para los barrios. En principio, el plazo establecido para la suspensión fue de seis meses.

El LIF a media máquina

Luego de ocho años de provisión al Ministerio de Salud de la Nación, el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) frenó la producción de medicamentos para el programa nacional “Remediar”. Según explicó al diario >El Litoral> Guillermo Cleti, director del LIF, el nuevo gobierno “está revisando todos los procesos de compra” y por eso no respondieron si seguirán adquiriendo metformina y glibenclamida (drogas para diabetes), enalapril (para la presión) y amoxicilina 500 (un antibiótico ampliamente usado) fabricados en Santa Fe. “Tampoco tenemos indicios de si va a continuar el programa Remediar. Por eso no tenemos proyectada la producción externa para Nación para este año”, explicó Cleti.

Comentarios