Ciudad, Edición Impresa

el índice de precios en foco

La inflación de marzo mostró que los productos básicos aún no ceden

A la par de los servicios, las bebidas y artículos de limpieza subieron fuerte. Y en alimentos se destaca el alza en lácteos.


Los números de inflación de marzo que se conocieron esta semana muestran un proceso que parece no detenerse. Y es que a la par de las anunciadas subas en los servicios públicos, el precio de algunos productos de consumo básico no cede, lo que preocupa a las autoridades estatales. Según el Indec, los alimentos retomaron una tendencia alcista a pesar de la retracción del consumo; crecieron en promedio 3%, con alzas de 7,7% en verduras y 5 % en carnes. En tanto, desde la asociación local de usuarios y consumidores Cesyac señalaron que el precio de los artículos de limpieza, las bebidas y los lácteos (en especial, quesos y yogures) también sigue con fuertes alzas.

Los datos del Indec se conocieron a mediados de semana. El organismo informó que en marzo, superando muchas de las previsiones, la inflación se ubicó en 2,4 %.

El índice de precios al consumidor (IPC) estuvo impulsado especialmente por la educación, que trepó 5,6% a partir de alzas de 6,7% en las cuotas de los colegios y de 1,4% en los textos. Y por la ropa, ya que debido al cambio de temporada, promedió una suba de 4,8%.

Alimentos y bebidas, arriba

En ese marco, el informe detalla que los alimentos retomaron una tendencia a la suba a pesar de la retracción del consumo. Crecieron en promedio 3%, con alzas de 7,7% en verduras, 5 % en carnes, 2,5 % en lácteos y huevos y 2,2 % en bebidas.

Estos incrementos son los que más sorprendieron al gobierno nacional y consultoras privadas, y encendieron señales de alerta, ya que marcan que el “núcleo duro” de la inflación aún no termina de ceder.

Además, el rubro vivienda y servicios básicos registró un alza de 2,2% motorizado por un 10% de subas en las tarifas de los servicios públicos, cuestión previsible tras lo anuncios de inicio de año de Nación. Y la atención médica mostró variaciones de 1,9%. En transporte y comunicaciones los precios subieron menos: 1,2%. Al igual que equipamiento y mantenimiento del hogar (0,9%) y esparcimiento (0,3%).

Con el dato de marzo, se completa el primer trimestre del año, (6,29%) tras una suba de 1,3% en enero y otra de 2,5% en febrero.

El dato oficial interanual de la inflación, en cambio, recién estará disponible a partir de mayo dado que el Indec repuso los datos de precios en mayo de 2016. Sin embargo, si se tiene en cuenta el índice que promedian las consultoras privadas, la inflación promedio interanual llega a 33%.

En Rosario

En tanto, en Santa Fe aún no hay datos oficiales del mes pasado. Sin embargo, esta semana entregó sus cifras el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), una de las asociaciones de consumidores más importantes de la ciudad que viene siguiendo mes a mes la evolución de precios.

Según la entidad, una familia compuesta por 4 personas ya necesita 23.489 pesos para llegar a fin de mes en Rosario. Eso implica una suba del 3,26 por ciento en relación a febrero. El incremento llega al 9% en el primer trimestre del año.

Los rubros que más aumentaron fueron telefonía fija (95%), la luz (25%), el transporte urbano de pasajeros (14%), los celulares (12,70%), los productos de limpieza (7,72%) y las bebidas (3,84). En tanto, los alimentos subieron 1,67%, aunque con fuerte incidencia de los lácteos, en especial quesos y yogures.

“Si bien no lo hacen al ritmo de meses anteriores, los productos básicos siguen aumentando. Cuando vos anualizás ese 1,67% te da un número que al final no es bajo. Igual, hay que marcar diferencias. El arroz, los fideos, el puré de tomate, la yerba y las salchichas no vienen mostrando grandes sobresaltos. Pero en los lácteos la situación es diferente; los precios están muy elevados”, explicó Juan Marcos Aviano, el titular del Cesyac.

Lo esencial

El informe que cada mes entrega la entidad plantea algunas diferencias en relación a los parámetros que toman las estadísticas oficiales. Y es que busca ajustarse a los consumos “típicos” de una familia clase media local. De allí su particularidad.

Además de los gastos mencionados, también se releva el incremento en gas natural, agua, el alquiler de una vivienda, expensas, impuestos y tasas municipales y provinciales, televisión por cable, internet, medicamentos, la cuota de un club, medicina privada y los costos asociados a un vehículo propio, como combustible y seguro.

Según Aviano, tal como está planteado, el trabajo apenas abarca los gastos esenciales. “Por ejemplo, nosotros incluimos una cuota social de un club porque es algo muy característico de los rosarinos. Es cierto que eso podría prescindirse. Pero en los 23.489 mil pesos no se cuentan el ocio y esparcimiento, como las salidas a cenar o al cine, los gastos en turismo, vestimenta, ni artículos escolares. Es una canasta estática”, explicó.

La canasta en los barrios

Esta semana también trascendió un tercer informe sobre inflación en la ciudad. En este caso, el trabajo fue elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), integrado por equipos de trabajo de la diputada nacional del Movimiento Evita Lucila De Ponti, que releva mensualmente precios en los barrios Casiano Casas, La Sexta, La Lagunita y Mangrullo.

Según el trabajo, el costo de vida para las familias que habitan esos sectores de Rosario ascendió en marzo a 17.290 pesos. Esto significa un incremento acumulado, respecto a diciembre, del 12 por ciento.”Para esos sectores los aumentos en los precios son más pronunciados y sostenidos. Hay una política que está generando un fuerte aumento de la pobreza”, resaltó la legisladora en dialogo con el periódico local Rosario/12.

EL INTERIOR, ARRIBA DEL INDEC

La inflación de marzo registrada hasta el momento en las provincias fue más alta que el 2,4 por ciento informado por el Indec o el 2,9 por ciento relevado por la Dirección General de Estadística y Censos porteña, en lo que marca un rasgo diferente de lo que venía ocurriendo en 2016. Los datos oficiales disponibles dan cuenta de un índice de precios al consumidor del 3,4 por ciento en Córdoba y otro de 3,6 por ciento en Mendoza, en ambos casos con una fuerte incidencia de los rubros educación y los servicios públicos. En los próximos días deben darse a conocer los índices de precios de marzo de Santa Fe, San Luis y Neuquén, los distritos cuyas direcciones de Estadística elaboran informes sobre la inflación local.

Comentarios