Economía

Creció apenas 0,8% en marzo

La industria se desacelera en Santa Fe

Según un informe de Fisfe, se viene dando "una desaceleración" de la economía en la provincia, que en marzo apenas creció un 0,8%. Además no vislumbran una recuperación de la industria para los próximos meses. El complejo sojero y la refinación de petroleo, arrojaron números negativos.


En marzo, la industria registró una modesta suba de 0,8% en la provincia, “marcando una desaceleración en su reciente marcha”, evaluó un estudio de Fisfe, que además no es optimista respecto de una eventual recuperación industrial para los próximos meses.

Según la Federación Industrial de Santa Fe se relevó un “negativo desempeño” en el complejo industrial sojero; papel y cartón; textiles; caucho y plástico; productos químicos, y en la refinación de petróleo (particularmente por la paralización de la planta de Oil Combustibles en San Lorenzo). En tanto, los mejores desempeños se reflejaron en las ramas “ligadas a la agroindustria y a la construcción, particularmente la producción de minerales no metálicos y la industria siderúrgica”.

Si se toma en cuenta el primer trimestre del año, la suba fue de 2,8%, sin embargo “en ese mismo período de 2017 el nivel de actividad había retrocedido -2,3% interanual, siendo baja la base de comparación y débil la fase de recuperación”.

En ese panorama, Fisfe evaluó que “el reciente renovado escenario de mayores tasas de interés” que elevó el gobierno nacional “entorpece las posibilidades de recomposición de los niveles de demanda interna y de recuperación industrial”.

“A partir de mayo los más elevados niveles de producción verificados el año anterior y la ralentización en algunos sectores dinámicos, anticipan una mayor moderación del ritmo de producción, manifestando la persistencia de las problemáticas de la industria argentina”, expresó el informe de los industriales santafesinos.

Enero y febrero de este año habían marcado una suba de la actividad industrial santafesina de 2,8% y 4,8%, por lo que el modesto resultado de 0,8% de marzo y las expectativas para los próximos meses marcan una desaceleración de la industria.

Números negativos

La sequía que afectó a la cosecha se vio reflejado en el desempeño del complejo sojero. “El procesamiento de porotos de soja en Santa Fe registró en el primer trimestre de 2018 una disminución de -7,7% interanual, al tiempo que la elaboración de aceite de soja disminuyó -6,7%”, expresó el informe.

“En marzo, y por octavo mes consecutivo, la actividad industrial sectorial en nuestra provincia mostró nuevos retrocesos interanuales de -8,9% en su nivel de procesamiento, y -6,8% interanual en producción de aceites. Se espera para los próximos meses nuevas mermas de actividad asociadas a los inconvenientes climatológicos que afectaron a los sectores primarios”, amplió.

“La producción de biodiesel de soja en Santa Fe mostró en febrero de 2018 una caída de -9,3% interanual, derivada de los menores despachos al mercado interno. Al mes de febrero las ventas al corte de la industria santafesina se redujeron -48,3% frente al año anterior”, finalizó.

Números positivos

Entre los sectores que “impulsaron el nivel general de actividad industrial” en marzo figuran la construcción y la siderurgia.

“El consumo de cemento presentó en marzo un incremento de +15% interanual, alcanzando el segundo mejor registro de la última década”, expresó Fisfe.

Por su parte, “la producción de acero en Santa Fe registró entre enero y marzo un alza de +41,1% interanual, mientras que en productos laminados en caliente la mejora fue de +47,5% en relación al mismo período del año anterior”.

“La producción de acero retorna así a los niveles promedios observados por ejemplo en 2008 y durante el período 2013-2015, aunque situándose aún por debajo del máximo de actividad del año 2012”, concluyó el informe.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.