El Hincha

La ilusión de la Selección juvenil se traslada a San Juan en busca del liderazgo de la zona

El plantel que encabeza Javier Mascherano dejó Santiago del Estero y se trasladó en vuelo chárter rumbo a su nuevo destino, donde este viernes se medirá con Nueva Zelanda con la intención de abrochar el primer puesto de un grupo que ya lo tiene clasificado

Prensa AFA

El seleccionado argentino Sub 20, clasificado a los octavos del Mundial, se trasladó a San Juan de cara a lo que será su última presentación por la fase de grupos del Mundial que lo tiene como anfitrión, este viernes a las 18 ante Nueva Zelanda en el estadio Bicentenario, donde irá el busca del liderazgo de la zona tras sellar recientemente su boleto a los octavos de final luego de golear 3-0 a Guatemala.

La delegación llegó a las 11.47 y uno de los primeros en descender del bus fue su entrenador, Javier Mascherano, junto con el resto de sus integrantes del cuerpo técnico. El Jefecito también estuvo acompañado por Bernardo Romeo, el director de los seleccionados juveniles.

El DT fue requerido por algunas de las personas que estaban en la puerta del aeropuerto y hasta incluso accedió cuando efectivos policiales, encargados de la seguridad del plantel, le pidieron una fotografía. Los jugadores también posaron con algunos pocos hinchas y policías santiagueños. El defensor de Boca Valentín Barco acaparó los flashes, seguido de Alejo Véliz, el goleador de Central y del equipo.

Leandro Stillitano, uno de los ayudantes de campo de Mascherano, le dijo a Télam que la estadía en Santiago del Estero fue “muy buena” y que esperan regresar. Si la Argentina avanza hasta los cuartos de final, retornarán a la ciudad donde lograron los triunfos ante Uzbekistán (2-1) y Guatemala.

Los primeros en llegar al aeropuerto santiagueño fueron los utileros, quienes contaron con una colaboración de lujo: el ex arquero Leonardo Franco, campeón Sub 20 en Malasia 1997. El vuelo a San Juan está programado para las 13.30, con arribo a las 15. El equipo argentino tiene programada una práctica por la tarde, con un lugar a designar, a puertas cerradas.

Comentarios