Mundo, Últimas

La Iglesia reiteró que tiene “tolerancia cero”

Los abusos sexuales son "un pecado y un delito", afirmó el padre David Gutiérrez de Radio Vaticano y agregó que el obispo de Bélgica que renunció hoy, Roger Vangheluwe, podrá ser juzgado también por la Justicia.

Tras el escándalo que generó la renuncia del obispo belga, David Gutiérrez de Radio Vaticano, aseguró que la posición de la Iglesia y el Papa es de “condena total”, ya que no es solo un pecado abusar sino que también se trata de un delito.

En tanto, Gutiérrez aseguró que “hasta ahora la doctrina de la fe tuvo la autorización de Papa Juan Pablo II, para tomar conocimiento y procedimiento para los casos de abusos. Desde ahí se mantienen las políticas de tolerancia cero respecto a estos casos”.

Tras el reconocimiento del obispo belga que abusó de un monaguillo, Gutiérrez, confirmó que la renuncia fue dentro del plan tolerancia cero y que apenas se hizo el anuncio de la renuncia, el mismo obispo realizó una conferencia de prensa para pedir perdón a la víctima y a la familia de este último.

Si bien los casos de abusos de religiosos son llevados a la justicia, Gutiérrez aseguró que tal vez los casos no sean llevados a juicios debido a que las causas, por el paso del tiempo, perdieron vigencia y prescribieron

Además, comentó que si bien la renuncia fue aceptada y se le quitarán todas las funciones que tiene como religioso, no dejará nunca de ser obispo “más allá de lo que dicte la Justicia que sí o sí se debe aplicar”, destacó Gutiérrez.

Comentarios