Edición Impresa, El Hincha

La hora de Galíndez

“Que Cuffaro Russo me banque me hace sentir bien”, dijo el arquero, que será titular el viernes

La del viernes fue una noche “muy rara” dijo Hernán Galíndez a la hora de repasar las sensaciones que vivió en su vuelta al arco canalla días atrás, ante Atlético Tucumán. Es que el Gordo Galíndez tuvo que reemplazar al lesionado Jorge Broun, que además de ser su “gran amigo”, fue uno de los jugadores de mejor rendimiento a lo largo de este torneo. “No esperaba que me tocara la chance de atajar en esta situación”, dijo Galíndez, que seguramente será titular en las dos fechas que restan jugarse para los canallas.

“La verdad es que todavía no me puedo sacar de la cabeza algunas imágenes de lo que le pasó a Fatu (Jorge Broun); y la verdad es que fue muy duro no verlo hoy (por ayer) en el vestuario”, confió Galíndez. Aunque dejó en claro que “más allá de que esto duela, hay que seguir adelante porque Central está por encima de todo”.

Hernán Galíndez, el arquero reemplazante en Rosario Central. (Foto: Marcelo Manera)
Hernán Galíndez, el arquero reemplazante en Rosario Central. (Foto: Marcelo Manera)

—Surgieron versiones sobre la posibilidad de que se buscara un arquero como refuerzo para el torneo que viene. Pero Cuffaro Russo habló públicamente y desmintió los rumores.

—Si, eso me hace sentir bien. Hace más de diez años que juego y que el DT diga esto me hace tener más ganas de trabajar. Ariel siempre defiende a los chicos del club. El equipo que hoy dirige está formado por casi todos chicos del club, y mal no le está yendo.

—El técnico está con bronca por todo esto, y ya anunció que esta será una oportunidad para vos.

—Sabía que se iba a enojar. Pero era lo lógico que, a partir de lo que le pasó a Fatu se nombrara a distintos arqueros. Ahora tengo que atajar bien para dispar cualquier tipo de dudas que existan sobre mis condiciones. Tengo la cabeza puesta en acer las cosas bien en estos dos partidos que quedan, tratando de dejar el arco de Central en cero.

—¿Será un desafío particular?

—Sin dudas, pero más que con la gente, será conmigo. Tengo que demostrarme a mí mismo que puedo estar a la altura de las circunstancias.

—¿Duele en el grupo que se hable de refuerzos a esta altura del torneo?

—No es lindo. Tal vez genera cierta desconfianza, especialmente porque todavía no terminó el torneo. No es lindo, pero es algo que siempre sucede. Uno ya está acostumbrado.

—Después de lo que le pasó a Broun, ¿existe cierto temor de sufrir una lesión?

—No, temor no hay. Desde que te ponés los botines sabés que te podés lesionar. La jugada de Fatu fue increíble, una desgracia. Pero hay que poner todo para superarlo.

—¿Qué podés decir sobre tus características como arquero?

—Soy bastante más conservador que Fatu, un arquero que no le gusta arriesgar. Y no porque me falte confianza. Además, le doy mucha importancia a la pegada desde el arco, es algo que entreno mucho.

Comentarios