Edición Impresa, País

La Haya ya dicta el fallo del caso Botnia

La consejera Susana Ruiz Cerutti confía en que se condenará la violación del Estatuto del Río Uruguay. El fallo se conocerá a partir de las 10 de la argentina. La delegación argentina llegó a La Haya Vázquez apuntó contra Argentina

botnia_grande

La Corte Internacional de Justicia de La Haya, el máximo tribunal de las Naciones Unidas, se pronunciará hoy sobre la disputa entre la Argentina y Uruguay por la planta papelera UPM (ex Botnia), un fallo que genera gran expectativa en ambos países, especialmente en la ciudad de Gualeguaychú.

La Corte, presidida por el magistrado Peter Tomka, leerá su sentencia a partir de las 10 (hora argentina), durante una sesión pública a la que asistirán los máximos representantes legales de ambos países y que será seguida por los asambleístas desde el corte de la ruta 136, en el paraje de Arroyo Verde.

El litigio en la Justicia internacional comenzó en mayo de 2006 luego del fracaso de las negociaciones diplomáticas y a partir de una demanda del gobierno argentino por la violación del Estatuto del río Uruguay de 1975.

Para la Argentina, esta violación se produjo a partir de la instalación unilateral e inconsulta de la fábrica de celulosa. Más allá de la violación del tratado, el objetivo de máxima para la Casa Rosada es que la Corte ordene la relocalización de la planta por su “perjuicio sensible” sobre el ecosistema, que buscó ser probado por la Argentina con la presentación de los resultados del Plan de Vigilancia Ambiental de la planta en los últimos años.

Sin embargo, los jueces podrían considerar probada la violación de la tratado y no demostrada la contaminación del Río Uruguay, por lo que en ese caso habría salidas “intermedias” al conflicto sin el desmantelamiento pero con rigurosos controles en su funcionamiento.

Debido a una gigantesca nube de cenizas procedente de un volcán islandés que paralizó casi por completo el tráfico aéreo en Europa, la delegación argentina y también la uruguaya debieron viajar este fin de semana en avión a Roma y luego en tren y automóvil hasta La Haya.

Independientemente de cuál sea el fallo, ambos gobiernos prometieron que lo respetarán y ejecutarán –en realidad Uruguay habló de administrar el veredicto–, confiados en que la decisión servirá para enterrar el litigio y normalizar al fin sus relaciones tras cinco años y medio de rispideces.

“La Corte reconoce la violación”.

La consejera legal de la Cancillería, embajadora Susana Ruiz Cerutti, se mostró confiada en los elementos que prueban la violación del Estatuto del Río Uruguay en el caso Botnia y aseguró que si no se logra en esta instancia convencer sobre los perjuicios ambientales, el propio estatuto impedirá el daño.

“Si la Corte (Internacional de La Haya) reconoce la violación al estatuto, el no a las papeleras que se ha sustentado se va a cumplir, porque Uruguay nunca más podrá instalar estos emprendimientos de manera unilateral y estará obligada a consultar a la Caru (Comisión Administradora del Río Uruguay) y a la Argentina”, añadió la embajadora.

Comentarios