Ciudad, Edición Impresa

La GUM clausuró 25 obras en construcción en 4 meses

Las faltas son diversas y van desde ruidos molestos hasta la ausencia de elementos de seguridad.

En el período comprendido entre noviembre de 2009 y marzo de este año la Guardia Urbana Municipal clausuró 25 obras en construcción y dictó el cese transitorio de actividades en otros 48 casos por diversas violaciones a las normas de higiene y seguridad laboral, según reveló el titular de la GUM Mariano Savia.

El relevamiento, que forma parte del análisis estadístico que realiza la GUM, contempla desde el 10 de noviembre de 2009 hasta el 25 de marzo último, lapso durante el cual los agentes municipales realizaron 143 inspecciones en obras en edificio, viviendas particulares y comercios. De ese total, en 25 casos se procedió a la clausura por faltas graves, mientras que en 48 se dictó un cese de actividades transitorio.

El 70 por ciento de las actuaciones de la GUM tuvo lugar en edificios en construcción por motivos diversos, que van desde la comprobación de la falta de los elementos de seguridad para los trabajadores hasta la provocación de ruidos fuera del horario establecido. En tanto, el 30 por ciento restante de las intervenciones se produjeron en viviendas y comercios.

En diálogo con El Ciudadano, Savia consignó además un dato que muestra de lleno hasta qué punto el boom de la construcción de los últimos años impactó en la ciudad. “El 20 por ciento de las actas que la GUM realizó durante 2009 corresponde a problemas con obras de la construcción”, indicó.

Entre las irregularidades más comunes se cuentan la realización de trabajos en medianeras fuera del horario establecido, la ocupación de las veredas con materiales y elementos de trabajo, la falta de habilitación, la ausencia de carteles obligatorios con los datos técnicos de la obra y la inexistencia de las medidas de seguridad para los obreros.

El de los ruidos molestos y los daños a casas linderas es uno de los problemas recurrentes y se presentan en los primeros lugares del ranking de quejas de vecinos, quienes sobre todo los domingos saturan los teléfonos de la GUM. “Debe quedar en claro que los días y horarios de trabajo sobre las medianeras es de lunes a viernes de 8 a 13 y de 15 a 19. No se puede trabajar domingos y feriados”, recalcó Savia, quien a la vez aclaró que “para cualquier tarea que se haga dentro de la obra y no afecte directamente a los vecinos, no hay horario estipulado”, aunque en este caso rige la aplicación de la ley de contrato de trabajo, que determina cuántas horas debe trabajar un asalariado.

“Los domingos recibimos muchísimos llamados de queja por los ruidos. En general se da el caso de un albañil que se compromete con su superior a terminar una determinada tarea para el lunes, entonces se pone a trabajar el fin de semana”, explicó el jefe de la GUM, quien agregó: “En esos casos, se procede a dictar un cese de actividades bajo apercibimiento de clausura, con lo que se busca que directamente dejen de hacer ruido. Si el problema persiste, se procede a la clausura”.

Comentarios