Policiales, Últimas

Crimen en el boliche

La Fluvial: seguirá tras las rejas personal de seguridad acusado por el crimen de Bocacha Orellano

Este miércoles se realizó una audiencia de revisión de medida cautelar que involucró a tres de los cuatro imputados en el caso. La mujer policía involucrada está en arresto domiciliario desde marzo. Ahora se decidió mantener el encierro para los otros tres involucrados


Este miércoles se llevó adelante una audiencia de revisión de medida cautelar en la causa donde se investiga el crimen de Carlos “Bocacha” Orellano, cometido en febrero de 2020 en el boliche Ming River, ubicado en el complejo La Fluvial. Cuatro integrantes de la custodia, dos de ellos empleados policiales, sacaron del local al joven y lo golpearon. El cuerpo de Bocacha fue encontrado en el río Paraná al día siguiente. El cuarteto fue imputado por el delito de homicidio simple con dolo eventual, a los uniformados además les sumaron los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público agravada. A pesar del pedido de libertad para tres de ellos durante la audiencia, el juez Román Lanzón resolvió mantener la prisión preventiva por el plazo de ley, es decir por un máximo de dos años.

La revisión de la medida cautelar se produjo respecto de los imputados Claudio Maidana, Emiliano López, ambos integrantes de la seguridad privada del boliche y el uniformado Gabriel Nicolossi, pareja de la cuarta imputada en la causa Karina Gómez, quienes estaban haciendo adicionales en el lugar. La mujer se encuentra en prisión domiciliaria desde marzo de este año.

Caso Bocacha Orellano: dos custodios y dos policías fueron imputados por homicidio con dolo eventual

El fiscal Patricio Saldutti de la Unidad de Homicidios Dolosos imputó a la pareja de uniformados y a los dos patovicas que custodiaban el boliche Ming River House, dentro del Complejo La Fluvial, sacaron a la víctima del boliche, el 24 de febrero del 2020, entre las 4.30 y las 5, y una vez afuera del local rodearlo contra la baranda del río en cercanías del muelle 3 y aprovechándose de la superioridad física y numérica, lo golpearon determinándolo a saltar la baranda de protección y cayó al agua. El cuerpo de Bocacha fue encontrado en las aguas del Paraná el 26 de febrero a la altura del kilómetro 418, en cercanías del lugar donde se produjo el hecho.

Luego Karina Gómez dio aviso al 911 a las 5.36 y a personal de Prefectura Naval Argentina omitiendo informar la verdad de lo sucedido. Luego los imputados se retiraron del lugar sin brindar colaboración con las tareas de rescate de la víctima impidiendo así que personal de Prefectura que se presentó tras el llamado pudiera llevar adelante de manera efectiva las primeras acciones de búsqueda y rescate, dijo la Fiscalía.

Arresto domiciliario para la uniformada imputada por el crimen de Carlos “Bocacha” Orellano

En diciembre del año pasado los cuatro fueron imputados y quedaron detenidos preventivamente por disposición del juez Gustavo Pérez de Urrechu. En marzo de este año, Karina Gómez, a pedido de su defensor, pidió un arresto domiciliario. Fundó el pedido en que la imputada es madre de un niño menor de edad y tiene a su cargo un familiar con discapacidad. El juez Román Lanzón hizo lugar al beneficio y la uniformada está cumpliendo la medida cautelar en su casa.

Este miércoles la defensa de los imputados Claudio Maidana, Emiliano López, Gabriel Nicolossi pidieron la libertad de sus asistidos. La Fiscalía se opuso al planteo y el juez Lanzón mantuvo la medida cautelar para el trío.

Proponen espacio de memoria en el sector de La Fluvial donde fue asesinado Carlos “Bocacha” Orellano

Comentarios