Ciudad, Edición Impresa

Color y sabor

La Feria del Helado Artesanal ya es un clásico

Miles de personas disfrutaron de cremas de calidad. Los gustos exóticos, los más solicitados.


Por tercer año, Rosario celebra el Festival del Helado Artesanal que promete momentos dulces a precios módicos. El encuentro se inauguró ayer en el Parque Nacional a la Bandera y cerrará hoy a las 21.30 con espectáculos, sorteos y la elección de la reina. Los heladeros que participan exhiben gustos tradicionales y exóticos por un valor de 20 pesos: se pueden elegir dos helados de una bocha, o uno de dos bochas. En 1999 Rosario fue declarada Capital Nacional del Helado Artesanal y luego una ordenanza municipal estableció festejar cada octubre a las cremas heladas.

El tiempo acompañó y miles de personas pasaron ayer por la fiesta. Algunos con reposeras, lonas, y con sus perros, buscaron un poco de relax y tirarse al sol. Entre tanto chocolate, dulce de leche y frutilla fue una jornada que ofreció distenderse de la rutina.

Micaela fue contagiada de su ascendencia y es la tercera generación de maestros heladeros. “Lo que más le llama la atención a la gente es el sabor del chocolate kinder, pero tenemos la particularidad que hacemos con sabores a flores, –que están hechas con flores orgánicas–; este año agregamos el sabor de gancia con limón, gancia con frutilla, chocolate rodhesia, y dulce de leche con fondue de chocolate. Los más pedidos son roquefort con nuez, parmesano, chocolate con peperonchino –que tiene picante–, tenemos una amplia variedad. El rosarino consume mucho helado, y esperamos que se sigan endulzando”, detalló.

Natalia está en otro de los stands y explicó a El Ciudadano que los gustos que más salieron fueron los más raros: sambayón con nueces y pasas de uva, que es la especialidad de la casa. “También pidieron chocolate con dulce de leche repostero y merengue, chocolate con pedacitos de bon o bon, ananá fizz con trozos de ananá, limón con trozos de frutilla. Había mucha gente, desde antes de que empiece.”, aseveró.

A Gerardo no le daban las manos para poder atender los pedidos de la gente. “Los gustos que están pidiendo son dulce de leche granizado, chocolate explosivo con masitas oreo y dulce de leche repostero, frutilla a la crema, super flan, que es helado de vainilla con caramelo y dulce de leche. Se trajeron ocho sabores de cada heladería, nosotros trajimos dulce de leche granizado, super flan, chocolate explosivo, sambayón, dulce de leche granizado, frutilla a la crema y banana split”, aclaró.

Cabe recordar que Rosario es la mayor ciudad en producción de helados en proporción a su número de habitantes: cuenta con alrededor de 70 fábricas y se elaboran entre 8 y 9 litros anuales por persona. Así, la calidad de la producción se pone de manifiesto no sólo en el consumo regional sino también en el hecho de que los helados locales se exportan a países limítrofes.

Los que se chuparon los dedos

Santiago y Darío es la primera vez que pasaron por la feria, y los gustos que eligieron fueron selva negra, dulce de leche tentación, gancia con frutilla y crema baileys. “Está bueno y el año próximo vamos a volver”, respondió Darío.

Adriana y Juan Ignacio son madre e hijo y decidieron salir a pasear en bicicleta y pasar por la Feria del Helado Artesanal. “Los precios son muy accesibles y se puede elegir la heladería que uno quiera. Nosotros preferimos el dulce de leche granizado porque nos gusta a los dos”, relató Adriana.

“Es la primera vez que venimos, es una buena opción porque están todas las heladerías juntas. Vinimos el año pasado y volveremos el próximo”, asintieron Ariana y Patricia, amigas desde la infancia.

Iván y Leonel llegaron desde zona sur para deleitarse con algunos sabores. “Escuché el anuncio por la radio y vinimos a conocer. Además el día está ideal para tomarse un rico helado. Paseamos un poco y después nos volvemos”, contó Iván.

“Vivimos cerca del Monumento a la Bandera y todos los años venimos a probar gustos diferentes a los del año pasado. Realmente nos sorprenden cada año. No se lo pueden perder”, dijo Nélida, que llegó acompañada de su amiga Elvira.

“Por suerte el año pasado estuvimos desbordados”

Diego Cantarello, vocero de la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal de Rosario (Cicha), explicó que este año se sortearán dos motos de 110 cilindradras y mil kilos de helado durante los dos días del Festival. “Ya en las primeras dos horas de la Fiesta estábamos desbordados. Todos los puestos trabajaron a full. El año pasado se consumieron 60 mil helados en dos días. Este año vamos a ir por más”, resumió Cantarello. El vocero de Cicha aclaró que las expectativas siempre fueron buenas para este año, ya que el año pasado concurrió más gente de la que esperaban. “Hay sabores para las personas que son celíacas, hay gustos de cerveza, de fernet, cabernet, de flores, pistachio con pimienta, y hasta light. Hay de todo y para todos los gustos. Mañana, (por hoy) los esperamos, para la elección de la reina”, concluyó Cantarello.

Comentarios