Edición Impresa, Política

La espiga de la polémica

Un duro cruce se desató entre productores y exportadores por la comercialización del trigo. La mesa de enlace acusó a los molinos de “especular”, y estos dicen que no pueden pagar un precio más alto.

La comercialización del trigo, cultivo que se encuentra en plena cosecha, sigue siendo tema de debate entre los distintos actores de la cadena. Una dura polémica se desató entre los productores y los molinos, luego de que la mesa de enlace saliera al cruce de una solicitada en la cual los exportadores señalan que no están en condiciones de abonar un precio mayor. En tanto, la provincia de Santa Fe acordó con las Bolsas de comercio de Rosario y de la ciudad capital elevar una propuesta a la Nación donde, entre otros puntos, solicitan “la apertura de exportaciones sin cupos ni restricciones para lograr la normalización del mercado”.

En este sentido, el Ministerio de Agricultura de la Nación estableció un saldo exportable que garantice las toneladas de trigo necesarias para el consumo interno. La Federación Argentina de la Industria Molinera sostuvo que los exportadores no puedan pagar un mayor precio a los productores. En tanto, desde la comisión de enlace de las entidades agropecuarias consideraron que el argumento era “mentira”. En un comunicado, expresaron: “Queda en evidencia una maniobra especulativa del sector exportador, aprovechando la ausencia de competencia en el mercado interno”.

Y continuaron: “No es verdad que la industria molinera esté pagando el precio de trigo que corresponde, dado que en la pizarra y en las compras directas a productores, cooperativas y acopios, se paga un 23 por ciento por debajo”. Para la mesa de enlace que integran Federación Agraria, Coninagro, Sociedad Rural y CRA, “los perjudicados son los productores y los consumidores finales”, porque “los exportadores ganan, los molineros son subsidiados y el gobierno discrimina”.

El ministro de la Producción provincial, Juan José Bertero, mantuvo un encuentro en Rosario con representantes de las Bolsas de comercio de esta ciudad y de Santa Fe. “La situación de la comercialización de trigo empeoró, dado que no existe mercado, y por lo tanto las ventas que se están haciendo son a valores muy bajos”, indicó Bertero, y añadió: “Hablamos de ventas a razón de 145 dólares la tonelada”.

En la reunión acordaron tres puntos básicos: “Solicitar la apertura de las exportaciones sin cupos ni restricciones para lograr la normalización del mercado; interceder para que las medidas de gobierno no provoquen desequilibrios intersectoriales, y analizar nuevos instrumentos de comercialización para evitar posiciones dominantes o intervenciones oficiales distorsivas en el mercado”.

Comentarios