Espectáculos, Teatro

Semana del Teatro Independiente

La escena teatral rosarina se junta y se potencia

Desde este jueves y hasta el miércoles 29, la Asociación de Teatros Independientes y la secretaría de Cultura y Educación, ponen en marcha una nueva edición de la Semana del Teatro Independiente.


Como cada año, los grupos y las salas de teatro locales suman sus esfuerzos para poner en marcha un evento que, poco a poco, comenzó a ocupar el lugar que se merece en la agenda rosarina. Se trata de la Semana del Teatro Independiente, una saludable manera de promocionar la producción teatral vernácula a través de 40 funciones, en 12 salas de gestión independiente, a las que, en esta edición, se sumarán charlas, seminarios y una serie de capacitaciones, y cuya programación completa y detallada se puede consultar, dada su profusión, a través de rosariocultura.gob.ar.

Presentado este miércoles por la noche en la sala Caras y Caretas con una intervención de la obra Zaratustra de Héctor Ansaldi, con la presencia de referentes de la comunidad teatral local y autoridades de la secretaría de Cultura y Educación municipal, el proyecto se concreta, una vez más, a partir de la gestión conjunta del municipio y la Asociación de Teatros Independientes de Rosario (Atir)

De este modo, hasta el miércoles 29, con una entrada general de 100 pesos, se verán obras estrenadas en los últimos años y una serie de reposiciones de clásicos locales como Mujeres oscuras o A la gran masa argentina, en las salas La Grieta (Centeno 1738), La Morada (San Martín 771), Cultural de Abajo (Entre Ríos 579), El Rayo (Salta 2991), Odiseo (San Lorenzo 1329), Caras y Caretas (Corrientes 1518), La Manzana (San Juan 1950), La Escalera (9 De Julio 324), La Nave (San Lorenzo 1383), Espacio Bravo (Santiago 150), La Sonrisa De Beckett (Entre Ríos 1051) y el Centro de Estudios Teatrales (CET, San Juan 842).

“Es un ciclo que se ha instalado y que lo hacemos en forma conjunta entre Atir y Cultura municipal, dado que desde las salas independientes, uno de nuestros temas compartido y de debate, es cómo encaramos nuestra relación con el Estado, y cómo logramos que esté presente en la programación y como parte de nuestro proyecto cultural conjunto”, adelantó la actriz, directora y docente Laura Copello, titular de la sala La Manzana, que por estos días festeja sus 25 años de recorrido.

El ciclo de Atir dará comienzo este jueves, a las 15, en La Grieta con Finito sin fin, una función especial para escuelas, para dar paso, a las 21 en La Morada, a No lo pienses dos veces, está bien, con dramaturgia y dirección de Gonzalo Ortiz. También a las 21, en el Cultural de Abajo, se verá la imperdible Manifiesta, cuerpos en expansión, con Jésica Biancoto, bajo la dirección de Carla Tealdi. Y entre otras, serán de la partida también este jueves, en ambos casos a las 21.30, OIA. Una comedia desubicada, con dirección de Héctor Ansaldi (Caras y Caretas), y Amarás a tu padre por sobre todas las cosas, tragicomedia de los 90 con dramaturgia y dirección de Carla Saccani (La Manzana).

Todas las poéticas

“Es una programación muy variada que, de algún modo, da cuenta de la cantidad de estéticas que conviven en el teatro local; son cosas muy buenas que se pueden ver con una entrada única y muy accesible”, detalló Copello, actriz y docente de vasta trayectoria en la escena rosarina. Y completó: “Más allá de las obras, hay algunos agregados muy interesantes. Por ejemplo, este sábado por la mañana, a las 11, nos vamos a juntar en La Manzana con los demás colectivos culturales con los que convivimos en Rosario, además de Atir, para poder pensar cómo afrontar algunas cuestiones problemáticas propias del momento socio-político que estamos atravesando. Hablo de colectivos de compañeros de las artes escénicas locales como Moronao (Movimiento Rosarino de Narración Oral), Titiriteros Rosarinos, Cobai (coreógrafos y bailarines), revistas culturales, Asociación Argentina de Actores e incluso de los distintos centros de estudiantes”.

LA MANZANA, DE FESTEJO

“En estos 25 años, tuvimos la posibilidad de ir armando equipos distintos que han acompañado y sostenido el teatro La Manzana; en la actualidad, es un grupo de gente muy joven que me ayuda a pensar otras cosas, otras improntas para programar o proponer durante el año”, dijo Laura Copello acerca de La Manzana, la sala que lleva adelante en San Juan 1950. Y destacó: “En esta semanas tuvimos estrenos y algunas reposiciones; es un festejo que incluyó un ciclo de unipersonales, y en estos días nos sumamos al ciclo de teatro independiente porque formamos parte de Atir. Además, el 30 habrá un último estreno: se trata de una versión de La causa justa, de Osvaldo Lamborghini, dirigida por Cristian Palacios”.