Ciudad, Edición Impresa

sin luz pero con vecinos solidarios

EPE deberá restituir el servicio a un almacén afectado por el tarifazo


Hace 15 años que María de los Ángeles Seilhan tiene un almacén en barrio Echesortu. Diez días atrás le cortaron la luz por falta de pago porque las ventas bajaron y las tarifas subieron. Ella desesperó al mirar los quesos, la crema de leche y otros alimentos atados a la cadena de frío. Los vecinos de la cuadra hicieron espacio en sus propias heladeras y le guardaron los frescos por las noches. Lograron que el mercadito de 3 de Febrero al 3500 mantuviera la persiana arriba. Ayer la electricidad volvió. No fue magia. La Justicia de Rosario ordenó a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) que repusiera el servicio porque, entre otros argumentos, dijo que el aumento pudo haber sido desproporcionado y vulneró la libertad de la actividad comercial consagrado por la Constitución Nacional. Desde los tarifazos Seilhan acumula una deuda de 50 mil pesos con la EPE. No es el único caso de comerciantes angustiados por las deudas de con la EPE. Desde la Multisectorial contra los Tarifazos dijeron que hay muchos en la misma condición que Seilhan. “Además de tener que cerrar el negocio se quedan con una gran deuda”, dijo Juan Milito, del Centro Unión Almaceneros de Rosario.

El almacén en problemas

María de los Ángeles Seilhan es dueña del almacén “Los dos pequeños” y no pudo hacer frente a la deuda que contrajo con la EPE desde el comienzo del gobierno de Cambiemos. Vive con su marido y tiene cuatro hijos: una de 22 años, un varón de 17 y gemelas de 14. El almacén está en un garage de seis metros por tres y tiene todo los papeles en regla.

El año pasado pagaba alrededor de 2 mil pesos bimestrales de luz. Luego llegaron boletas de casi 5 mil y las últimas de hasta de 11 mil. La empresa le hizo un convenio de pago de seis cuotas. En total, unos 18 mil pesos. Hace 10 días le cortaron la luz.

La ayuda

“Hace 15 años que tengo el negocio. Estoy subsistiendo gracias a la colaboración de los vecinos del barrio. Los alimentos perecederos los vienen a buscar para llevarlos a las heladeras de sus casas y me lo traen al otro día para que los pueda vender”, contó a la mujer.

El abogado de la Multisectorial contra el Tarifazo, Juan Alcaraz logró que el Juzgado de Primera Instancia Circuito 3 aceptara una medida cautelar para que la EPE le repusiera ayer el servicio. Según el fallo al que accedió El Ciudadano, el juez entendió que la excepción cabía porque pudo haber un incremento desmesurado de tarifa que vulneró la libertad de llevar adelante una actividad comercial, ejercicio protegido por el artículo 14 de la Constitución Nacional. También entendió que si la luz se mantenía cortada el daño iba a ser irreparable porque ponía en peligro la subsistencia de la familia. Sin embargo, el juez estableció que si la mujer no tiene fundamentos la mujer deberá pagar los períodos cuestionados.

Desde la Justicia aclararon que el fallo no significa que la mujer esté exenta de pagar el servicio en lo que viene.

“No soy la titular de la casa pero lo peor puede estar por venir. Si siguen cobrándome esa tarifa voy a estar en la misma situación que antes. Las ventas caen y los impuestos siguen aumentando. Y por más convenio de pago que me hagan no lo voy a poder afrontar”, explicó a la comerciante beneficiada por el fallo a El Ciudadano.

“Se piensan que tengo un supermercado y me facturan con la tarifa de grandes negocios. Yo empecé en el 2001 con el rubro de artículos de limpieza «todo suelto». Fui cambiando hasta que llegué a instalar el almacén con mucho sacrificio”, concluyó María de los Ángeles.

Comentarios