Gremiales

Incertidumbre en San Lorenzo

La empresa de motos Guerrero amaneció cerrada

El cierre, que no fue anunciado por la patronal, se dio en el marco de una protesta llevada a cabo por el gremio Smata, sin corte de tránsito en la intersección de la ruta 11 y calle Cervera. En principio, la planta sólo no abrirá las puertas por esta jornada


Foto: Pablo Soria.

Los trabajadores de la ensambladora de motos Guerrero, en San Lorenzo, tenían que entrar a trabajar a las 8 de la mañana y se encontraron con los portones de la fábrica cerrada. El cierre, que no fue anunciado por la patronal, se dio en el marco de una protesta llevada a cabo por el gremio Smata, sin corte de tránsito en la intersección de la ruta 11 y calle Cervera, con quema de cubiertas. En principio, Guerrero sólo no abrirá las puertas por esta jornada pero la situación en la planta es “incierta”, dijeron desde el sindicato. “Es una decisión que ha tomado la empresa luego de que haya dos despidos sin causa el día viernes”, dijo Ernesto Rojas, de Smata.

En medio de un clima enrarecido por publicaciones periodísticas que auguran un cierre de la empresa, sumado a una merma en ventas como trasfondo y el despido de dos empleados la semana pasada, la ensambladora Guerrero decidió no abrir las puertas de la empresa este lunes. Según el portal SL24, la decisión obedece a evitar un encontronazo con el gremio Smata. “A fin de evitar una situación molesta para los trabajadores, a quienes se los iba a forzar para adherir a una huelga, fue que se decidió no abrir este lunes, pagar el jornal como cualquier día laboral, e iniciar un diálogo con los representantes gremiales”, publicó el portal sanlorencino, citando fuentes de la empresa. Rojas, de Smata, dijo: “Desde el gremio estamos dispuestos a acompañar la empresa; en usar las herramientas necesarias como banco de horas, suspensiones o turnos rotativos. Pero si no tenemos diálogo no podemos salir de la crisis”.

Hace 20 días, el gremio y la empresa acordaron un aumento de un 20 por ciento. El acuerdo, para el representante del Smata, no influyó en el conflicto de esta mañana. Rojas expresó que en la planta Guerrero trabajan alrededor de 220 trabajadores y trabajadoras. La mayoría con antigüedad: “Hay gente que trabaja hace 25 o 30 años”, aseguró a Radio Black. El dirigente gremial se quejó de que la empresa posee una pésima política de comunicación que intranquiliza al gremio y los trabajadores: “Desde el viernes estamos sin novedades, el cierre de puertas nos toma por sorpresa”.

El sábado, un portal de San Lorenzo publicó que “debido al momento que atraviesa la empresa en lo relativo a las ventas, sumado a la disparada del dólar y a problemas sindicales, ha decidido cerrar sus puertas a partir del día lunes. Marcelo Barros, secretario general de Smata dijo: “Es verdad que adujeron que venían vendiendo 3 mil motos mensuales y el mes pasado sólo vendieron la mitad, pero eso solo no justifica el conflicto. Es más acabamos de firmar un aumento de 20 por ciento para el período abril/noviembre, sin mayores problemas. Me sorprende ese anuncio”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios