Mundo Cooperativo, Suplementos

EMERGENCIA SANITARIA

La economía solidaria gana protagonismo ante la crisis provocada por la pandemia

Cooperativas y mutuales en todo el país dispusieron medidas acorde al decreto presidencial que dictó la cuarentena obligatoria y, además, están dando respuesta a las distintas necesidades de la población cubriendo la mayoría de las actividades primordiales


“La pandemia de coronavirus Covid 19 que invade el mundo pone a prueba todas las reservas sociales de la población del país. Cada uno de los 28 millones de miembros de cooperativas y mutuales en Argentina sabemos cómo cambian nuestras vidas cuando trabajamos juntos, cuando la ayuda mutua se traduce en soluciones concretas”, expresó Cooperar (Confederación Cooperativa de la República Argentina).

Tanto la Confederación como sus federaciones asociadas tomaron medidas para evitar el trabajo presencial sin dejar de atender a sus entidades integradas y, en cada localidad, las cooperativas adecuaron su funcionamiento a este escenario de crisis.

La Federación de Entidades Solidarias de Salud (Faess), asociada a Cooperar, señaló en las últimas horas que “las cooperativas y mutuales pueden y deben difundir a sus asociados información oficial y sanitaria de fuentes probadas para informar a la población”.

Además, alentó a “mantener los contactos y las acciones que la tecnología y la informática permiten para cuidar de las personas mayores, los ancianos y las personas más débiles”.

En ese sentido, puso a disposición vías de comunicación para realizar consultas y brindar asesoramiento, insumos de aislamiento para evitar el contagio, vacunas antigripales y otros artículos que la crisis demande.

Trabajando para cubrir todos los flancos abiertos por la pandemia

Muchas cooperativas están realizando acciones para prevenir el contagio. Las que brindan servicios como luz, agua, gas o telefonía en más de mil localidades cerraron sus oficinas de atención al público y mantienen guardias para urgencias, mientras esperan definiciones oficiales ante la inminente mora en las facturas dado que muchas familias no están pudiendo generar ingresos.

En el rubro de telecomunicaciones, las cooperativas que desarrollan esos servicios están contemplando la necesidad de equipamientos y personal para mantener la conectividad, que en estos días tiene mucha más demanda que lo habitual.

Las cooperativas de software, en tanto, están trabajando en herramientas para facilitar el trabajo remoto. Las cooperativas de trabajo, entre ellas empresas recuperadas, están produciendo barbijos y envases para alcohol en gel, entre otros insumos.

Las que producen alimentos esenciales, tanto en las ciudades como en el campo, también siguen funcionando, con las medidas de prevención correspondientes.

En el mismo sentido están trabajando las que brindan servicios de limpieza. Las de consumo, en la otra punta de la cadena, están siendo indispensables para garantizar el acceso a productos de primera necesidad, en un contexto donde la lógica lucrativa lleva a algunos comerciantes a abusar con los precios de la necesidad de las familias.

Todas estas y otras cooperativas que producen para el mercado interno en general están expectantes ante los anuncios que puedan complementar los que dio el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para el universo PyMe. Si bien el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) anunció que dará a conocer el alcance y procedimiento de acceso a medidas de apoyo para las empresas de la economía solidaria y abrió un banco de proyectos online para recibir proyectos productivos de todo el país de manera virtual, las cooperativas requieren hoy la implementación de políticas públicas que contribuyan a sostener su labor indispensable.

Comentarios