Edición Impresa, El Hincha

Violencia en el Parque

La dirigencia rojinegra pretende apoyo provincial y nacional

Eduardo Bermúdez emitió un comunicado donde solicita el pronto esclarecimiento de los actos violentos.


Las repercusiones tras el atentado al vicepresidente leproso Cristian D’Amico continúan, aunque por ahora las novedades pasan más por las palabras que por hechos concretos.

Por un lado la situación afecta a la parte futbolística, ya que los organismos de seguridad consideran que el cotejo del domingo ante River debe jugarse en horario diurno, algo que se definirá en las próximas horas.

Y por otra parte, la dirigencia rojinegra continúa con su pedido de esclarecimiento de los hechos y en este reclamo ya no sólo se apunta a los organismos de seguridad provinciales y locales, sino además empieza a hacerse fuerte la posibilidad de solicitar que autoridades nacionales se involucren en el tema.

Ayer en la página oficial del club apareció una carta del presidente Eduardo Bermúdez, quien hasta ahora no había declarado tras el atentado.

En ese escrito el mandamás leproso se solidariza con su par de la comisión directiva y además solicita la ayuda de todos frente a una situación que hoy parece incontrolable adentro y afuera del club.

“Como presidente de Newell’s quiero expresar mi solidaridad con el vicepresidente, Cristian D’Amico y hacerlo extensivo a su familia luego del atentado que sufrió el miércoles por la noche cuando se dirigía a su casa en compañía de su hijo”, inicia el texto.

Y continúa: “Manifiesto mi más enérgico desprecio por la violencia en cualquier situación, más aún cuando se trata Newell’s, porque todos estamos trabajando en el club por amor y por pasión”

En el final del comunicado, Bermúdez solicita el acompañamiento de todos. “A las autoridades nacionales, provinciales y municipales les solicito que nos ayuden en el pronto esclarecimiento de los hechos y en la prevención adecuada para erradicar la violencia. A las distintas agrupaciones, a los medios de comunicación y a todos los que amamos estos colores, les pido que nos acompañen a reclamar justicia. Newell’s necesita la ayuda de todos, una vez más”, concluye.

Si bien la carta de Bermúdez podría parecer tardía, la realidad es que es una forma de enviar un mensaje hacia afuera bajando un poco el tono de confrontación a partir del enojo que hubo por algunas versiones que dejaron deslizar fuentes policiales que involucraban a Claudio Martínez y D’Amico como los interlocutores de la barra con la dirigencia.

En ese sentido, ayer Cristian D’Amico volvió a expresarse en redes sociales. Tras sus dos tuits del sábado donde hablaba de un intento de “desviar la atención” de parte de los organismos de seguridad, esta vez la mención fue a la falta de respuestas en cuanto a quienes atentaron contra su vida y la de su hijo.

“La impunidad es el peor castigo para aquellos que queremos vivir en paz y trabajar para ver a un Newell’s cada día mejor”, escribió en su cuenta @cristianob74, agregando tres fotos donde se observa el impacto de proyectiles en el parabrisa delantero de su camioneta.

En tanto, ayer hubo reunión de Comisión Directiva y tal como anticipó El Hincha en su edición del domingo, se le solicitará una reunión de urgencia al gobernador Miguel Lifschitz, que la dirigencia y las agrupaciones opositores pretenden sea esta semana.

Y no se descarta un llamado de Bermúdez al encargado de la seguridad de espectáculos deportivos de la nación, Guillermo Madero, quien  depende de la ministra Patricia Bullrich. Newell’s considera que la situación supera el control local y es necesario involucrar también a autoridades nacionales.

Justamente ayer Newell’s recibió un guiño al respecto de otro club. La comisión directiva de Quilmes se solidarizó con el vice Cristian D’Amico y con el presidente renunciante de Temperley, Hernán Lewin, y solicitó a la Comisión Normalizadora de AFA y al gobierno nacional a tomar cartas en el asunto urgente. “Esperamos se analice seriamente la suspensión del torneo de Primera División hasta que se esclarezcan los reiterados hechos de violencia explícita en Rosario y las presiones que llevaron a Lewein a dar un paso al costado”, dice el comunicado cervecero.

Y agrega: “Los organismos de seguridad nacionales y provinciales no pueden quedar al margen. Esto no es un problema de un club o un dirigente. Es un problema social y de seguridad. ¿Qué vamos a esperar?”.

Y esta pregunta final del comunicado de Quilmes, es la misma que desde hace un tiempo se hacen los directivos leprosos, por eso esta vez reclaman mayor colaboración de todos e inmediatas respuestas.

“Sugerimos por la tarde”

“Enviamos una nota sugiriendo  que el partido entre Newell’s y River se dispute en horario diurno a partir de los hechos que sucedieron en la semana, pero si nos dicen que hay que jugarlo a las 20 no habrá prohibición para hacerlo”.

Con estas palabras, Diego Maio, responsable de la seguridad en espectáculos deportivos y eventos masivos de la provincia dejó en claro la postura de los organismos de seguridad: quieren que se juegue por la tarde, pero si la AFA mantiene el horario nocturno no habrá impedimento alguno.

La definición será en el día de hoy, pero no parece sencillo modificar la grilla, ya que pasar Newell’s-River a las 17 o 18, implicaría también modificar Boca-Central, que por ahora está pactado para las 18.30.

Newell’s tiene programado su partido ante el Millo por Canal 13 y Boca-Central va por Telefé, y un cambio de horario también dependerá del visto bueno de las emisoras televisivas. Si el partido se juega por la noche no cambiaría demasiado el número de efectivos afectados al operativo en el Coloso, aunque por lógicas razones habrá mayor control en los ingresos.

Comentarios