Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

“NO VINIMOS A QUE NOS MATEN. POR FAVOR ACTÚEN O MAÑANA PUEDE SER MUY TARDE”

La dirigencia leprosa pide ayuda frente a la violencia en el Parque

La CD suplica la inmediata intervención de las autoridades nacionales.


La violencia en el Parque volvió a ser tema diario a partir del atentado que sufrió el vicepresidente Cristian D’Amico junto a su hijo de 10 años hace diez días y del cual no hubo ningún tipo de avance en cuanto a los agresores. Y la dirigencia comenzó a entender que la situación de desprotección era real y por eso decidió junto a las agrupaciones opositoras hacer un frente para pedir ayuda y reclamar acciones inmediatas a las autoridades provinciales, de seguridad, de la Justicia y ahora se sumó a las autoridades nacionales.

¿Qué se había hecho tras el atentado a D’Amico? Más allá de la custodia permanente de las fuerzas de las TOE del vice y su familia, la dirigencia entendió que había que ir por más. Por eso el jueves el presidente Eduardo Bermúdez junto a los dirigentes opositores Luis Facciano y Daniel Giraudo se reunieron con el gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, reclamando mayor apoyo de la provincia en una situación que preocupa y no parece tener solución.

También hubo una carta dirigida a la AFA pidiendo participación activa en esta situación que no sólo involucra a Newell’s, sino también a otros clubes argentinos, y otra a la Asociación Rosarina solicitando que se suspenda la fecha del fin de semana a modo de apoyo con una respuesta favorable de Mario Giammaría, quien inmediatamente cumplió con el pedido leproso.

Y tanto la dirigencia como las agrupaciones políticas opositoras consideran que no alcanza con la presencia de fuerzas locales y reclamaron también el apoyo de los organismos de seguridad nacionales, encabezados por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrrich, y el encargado de la seguridad deportiva, Guillermo Madero.

Para sacar a la luz este reclamo, ayer la dirigencia junto a las agrupaciones opositoras emitieron un comunicado bajo la premisa “Paren la violencia”, donde se solicita ayuda a las autoridades, a los organismos de seguridad, a la AFA y a la sociedad en su conjunto.

“Desde junio cuando asumimos, esta dirigencia es víctima de agresiones, amenazas y aprietes. Y hace una semana con el intento de asesinato a nuestro vice Cristian D’Amico y su hijo se superaron todos los límites. Newell’s necesita ayuda y de manera urgente”, inicia el texto que firmó la dirigencia junto a todas las agrupaciones políticas leprosas.

“Ayuda a las autoridades provinciales, quienes conocen como nadie los alcances de estos delincuentes; a las autoridades nacionales, principalmente de la ministra de Seguridad Patricia Bullrrich, quien debe ponerse al frente de un problema que no es del fútbol sino de la sociedad; del resto de los clubes, de sus dirigentes, de los jugadores y de la AFA; de toda la sociedad sin distinción de camiseta”, reza el texto, con especial énfasis a la presencia de las fuerzas nacionales por ahora no involucradas.

En otra parte, se expone que a la fecha no hay respuestas a otros incidentes de violencia que sufrió la dirigencia. “No podemos esperar más. Aún no hay un solo responsable por las balaceras a la casa del secretario Claudio Martínez ni de la bomba que destruyó la oficina de prensa. Hay que actuar ahora”, expresa el texto.

Y continúa: “No vinimos para que nos maten. No vinimos a llorar un hijo. Vinimos para poner el hombro en el club que amamos, un club que es mucho más que una pelota de fútbol, es parte de nuestras vidas y por eso lo cuidamos y lo defendemos. No queremos ver la próxima tapa de un medio con una muerte en nuestro club. Por eso decimos basta y pedimos ayuda. Hay responsables que deben actuar y tendrán toda nuestra colaboración. Pero por favor actúen ahora, mañana puede ser tarde”.

Claramente desde Newell’s hay un mensaje fuerte hacia los organismos de seguridad y la Justicia para que haya respuestas y hay una idea de involucrar a las fuerzas nacionales, algo que desde la propia dirigencia creen que se está evitando. Incluso ayer, había una bandera que se iba a colgar en la tribuna donde había un claro pedido a las autoridades nacionales para que se involucren y ese trapo fue incautado por la policía y no se mostró.

Lo cierto es que desde el club del Parque hay una decisión de exponer hacia afuera el problema y dejar en claro el pedido de ayuda, casi desesperada para que haya respuestas de las autoridades. Ayer el mensaje fue claro. Veremos si se cumple o no.

Comentarios