Ciudad, Edición Impresa

La desocupación sigue estable pero en Rosario subió un punto

El desempleo en la ciudad y la región fue del 8,3 por ciento en el segundo trimestre de este año, contra el 7,4 que arrojó el mismo período de 2011.


El nivel de desempleo en el Gran Rosario aumentó casi un punto en el último año, mientras que a nivel nacional se mantiene estable. Según datos que ayer difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la desocupación en la ciudad y la región se ubicó en 8,3 por ciento en el segundo trimestre de este año, contra el 7,4 por ciento que arrojó igual período de 2011.

En tanto, el Indec informó que la tasa de desempleo a nivel nacional fue en el segundo trimestre 7,2 por ciento: tuvo una mínima baja con relación a igual lapso del año pasado cuando llegó al 7,3 por ciento, aunque experimentó una leve suba si se lo compara con el 7,1 por ciento del primer trimestre de este año.

Otro dato que se desprende del informe del Indec es que la cifra de desempleo correspondiente al segundo trimestre en el Gran Rosario, como ya se dijo 8,3 por ciento, bajó en comparación con el 9,8 por ciento del primer trimestre del año.

Gran Santa Fe

Por su lado, el índice de desempleo en el Gran Santa Fe retrocedió en un año del 8,3 al 7,5 por ciento. La medición coteja la cifra del segundo trimestre de 2011 con igual período de este año. No obstante, la tasa de desocupación en el primer trimestre de 2012 para Santa Fe y su zona de influencia fue del 6,6 por ciento, es decir que en el segundo trimestre subió casi un punto.

En la primera reunión del año de la multisectorial en defensa del empleo, realizada a principios de agosto en la ciudad de Santa Fe, el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, dijo que desde fines de 2011 se verificaba una desaceleración en el ritmo de creación de puestos laborales, aunque la situación no era dramática.

Subocupación

Según el Indec, el índice de subocupación en todo el país fue de 9,4 por ciento y subió un punto respecto del segundo trimestre de 2011 cuando había sido de 8,4. En consecuencia, para el Indec el estancamiento de la economía en el período afectó a aquellos empleados que no llegan a trabajar más de 35 horas por semana y están dispuestos a hacerlo más horas.

Cabe recordar que en su informe de nivel de actividad difundido la semana pasada, el Indec suministró datos que permiten inferir que entre abril y junio de este año la economía tuvo los mismos parámetros que en el mismo período de 2011. Ante esta situación, se esperaba un impacto en la tasa de desempleo, pero la información oficial precisó que el escenario de estancamiento afectó más a aquellos trabajadores que ya venían con problemas de inserción laboral.

De todas maneras, a partir de los números oficiales se infiere que la crisis impactó en cerca de 400 mil trabajadores, precarizando aún más su situación. Sobre una población económicamente activa de 18 millones de personas, en el segundo trimestre del año 2.988.000 tenían problemas de trabajo. De ellos, 1.296.000 estaban desempleados (7,2 por ciento) y 1.692.000 (9,4 por ciento) estaban subocupados.

Comentarios