Coronavirus, Política

Panorama laboral

“La desocupación creció poco y las ART cubrirán contagio por la pandemia de coronavirus”

El ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, dijo que "no hay una pérdida de empleo de manera extraordinaria y es comparable a igual período de 2019". El funcionario adelantó que "saldrá un DNU para ampliar la cobertura de las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo a la Covid-19"


El ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, dijo este lunes que por la caída de la actividad económica en la Argentina provocada por el aislamiento por el coronavirus “no hay una pérdida de empleo de manera extraordinaria” y afirmó que las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART) deberán cubrir a los trabajadores afectados por la pandemia.

“Con la información que tenemos hasta ahora, el nivel de pérdida de empleo es similar a la que sucedió en el mismo período de 2019: unas 45 mil desvinculaciones. No sabemos si son renuncias, jubilaciones o despidos. Pero no estamos viendo que haya en este momento una pérdida de empleo extraordinaria”, aseguró Moroni.

En una sesión virtual con miembros de la Comisión de Salud del Senado Nacional, admitió que “no es fácil proyectar el futuro”, aunque aclaró que “no corren las posibilidades de despido porque dictamos un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que los impide”.

Durante la videoconferencia de casi tres horas, Moroni también aseguró que el trabajo del gobierno nacional consiste en “mantener las unidades productivas” e indicó que “no hay empresas que queden afuera del sistema” de ayuda del Poder Ejecutivo Nacional.

Remarcó que otro de los objetivos del gobierno de Alberto Fernández, además de cuidar la salud de los argentinos, es “cuidar a los trabajadores” suspendiendo los desalojos, congelando las tarifas y disminuyendo las tasas de interés de las tarjetas de crédito.

“Está por salir un DNU para ampliar la cobertura de las ART a la enfermedad del coronavirus. Establecemos presunciones por tipo de actividad”, anunció Moroni.

Por otro lado, reconoció las dificultades para identificar a los beneficiarios del Ingreso Familiar Extraordinario (IFE) que se entregará, finalmente, a más de siete millones de personas, el doble de las previstas inicialmente.

“Es un universo complejo. Tenemos a los trabajadores formales y a los sectores que reciben planes sociales, y a esos dos los tenemos identificados. En el medio nos encontramos con los informales que no reciben planes, los que son a veces formales y a veces informales. Tenemos bastante poca interacción con ese universo”, remarcó.

Moroni reflexionó que “el IFE nos enfrenta con la realidad argentina de tener diez o doce millones de personas en el sistema informal, por un lado, y un universo que desconocemos, por el otro”.

Aseguró que esa ayuda está destinada a ser repartida en una sola ocasión, pero indicó que “si los hechos lo ameritan tal vez deba mantenerse ese beneficio un tiempo más”.

Por otro lado, evitó anticipar cuáles serán las áreas de la producción que irán saliendo de la cuarentena obligatoria, aunque mencionó que la obra pública sería de las primeras.

“Debemos empezar paulatinamente. Tiene que darse una serie de condiciones donde se realiza esa actividad. El principal temor de todo esto no son las condiciones del trabajo, sino el modo de llegada a los empleos: el transporte público merece principal atención”, destacó.

Sin embargo, afirmó que “el tema de la obra pública está dentro de aquellos sectores que se irán rehabilitando paulatinamente”.

Moroni señaló que su cartera no interferirá con la modalidad de teletrabajo que muchos sectores están practicando durante la cuarentena, “sino sobre el tipo de trabajo que realiza el empleado y no por la herramienta que usa la empresa”.

“Esto es una dispensa de asistir a los lugares de trabajo. Apelamos a la buena fe contractual entre los trabajadores y los empleadores”, sostuvo Moroni.

Sin embargo reconoció que “la capacidad de inspección del ministerio es bastante baja por esta situación” y dijo que la cartera laboral “está trabajando con el 8% de su personal”.

El senador del Frente de Todos Jorge Taiana señaló por su lado que “la asistencia del Estado resulta imprescindible para los millones de argentinos que hoy están siendo afectados por el parate económico producto de la pandemia”.

Luego de requerir información sobre la situación de las Pymes bonaerenses, el legislador mencionó que “un Estado presente es la mejor manera de hacerle frente a esta crisis que estamos viviendo”.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, remarcó que el principal partido de la oposición “acompañó las decisiones que se fueron tomando en este contexto” en el que, según observó, “el eje esencial es defender la vida y sostener el empleo”.

Y, mencionó la “situación dolorosísima” de las empresas, consideró que “las medidas que fue tomando el gobierno fueron paliativos para la coyuntura” y reclamó “políticas de acá a julio o a agosto para cuando se espera el pico de la otra gripe, la estacional”.

Comentarios