Ciudad, Edición Impresa

Día de protesta

Una convocatoria para fomentar la actividad cultural

Representantes de revistas culturales y teatros independientes se movilizan hacia el Concejo Municipal para reclamar el pronto tratamiento de dos proyectos de ordenanza que regulan y fomentan la producción y actividad artística local.


Representantes de revistas culturales y del teatro independiente de la ciudad se congregarán esta tarde para pedir por la pronta sanción de dos ordenanzas destinadas a fomentar las actividades. La convocatoria es en la plaza Pringles a partir de las 17.30, donde artistas, dueños de salas, dramaturgos, poetas, músicos y trabajadores de muchos otros oficios culturales marcharán por peatonal Córdoba hacia el Concejo Municipal.

Los proyectos tienen como objetivo común promover y difundir las publicaciones y producciones teatrales locales. Fueron trabajados dos años en conjunto con representantes del sector y concejales y sumaron el apoyo de la Secretaría de Cultura municipal. Actualmente, cuentan con despacho favorable de la comisión de Cultura del Palacio Vasallo, y se encuentran en la de Presupuesto. Desde el sector intentan empujar que se sancionen en alguna de las últimas dos sesiones de este año, la de hoy y la del jueves próximo –ambas son de prórroga, ya que el período ordinario culminó– pero la agenda legislativa todavía tiene pendiente temas complejos.

“Es una herramienta para la gestión cultural con la idea de que podamos incluir a todos los sectores relacionados con actividades teatrales. Incorporamos a las salas, actores y actrices y dramaturgos. La idea es consolidar la actividad teatral, que sea más accesible, generar más y nuevo público, ya que hay sectores que desconocen la rica actividad que hay”, señaló la concejala Normal López, autora de ambas iniciativas.

Según explicó la concejala del Frente para la Victoria, el proyecto relativo a la actividad teatral prevé la creación de un registro de salas locales y uno de trabajadores del teatro. A su vez, plantea la formación de una comisión integrada por la Secretaría de Cultura, el Concejo, el Sindicato de Artistas, dramaturgos y representantes de la actividad. La propuesta incluye la creación de un fondo cultural para fomentar las actividades, cuyos detalles restan definirse.

“Significa la posibilidad de participar en la planificación de la industria cultural a partir de una mesa común donde se pueda aportar en actividades y gestión. Será una buena herramienta para la Municipalidad”, expresó López.

“Espero que esta ordenanza pueda salir en las dos sesiones que quedan. Fue trabajada por el sector, depurada, dialogada, debatida”, concluyó López.

Miradas por escrito

En relación con las revistas culturales, la segunda iniciativa, López señaló que el objetivo de la ordenanza es el apoyo y fomento a las publicaciones que existen. “Es complejo sostenerlas y darles sustentabilidad. Hay publicaciones dedicadas no sólo a difusión de actividades artísticas sino a actividades sociales, usuarios de salud mental, sectores barriales, entre otros”, explicó la concejala.

Por su parte, Liliana González, editora de la revista Inquieta, destacó que la sanción de esta ordenanza permitiría “revertir la crítica situación que las publicaciones están atravesando”.

“Seguir dilatando su aprobación va en perjuicio de todas las producciones autogestivas en la ciudad. Este proyecto brinda una normativa, genera un registro, fomenta la aparición de nuevas publicaciones y plantea una distribución democrática de la pauta”, señaló González, al frente de la publicación de danza y artes que lleva 12 números en la calle.

“Formamos parte de Arecia (revistas culturales a nivel nacional) e hicimos un censo que mostró que en el país hay un 30 por ciento de revistas que tuvieron que dejar de salir en papel para pasar a formato digital por el incremento de costos”, describió González.

Y subrayó que en Rosario existen al menos 20 publicaciones, que ubican a la ciudad como la segunda productora del país, detrás de Buenos Aires.

Comentarios