Edición Impresa, Política

Movimiento obrero

La CTA pidió “unidad” para sostener un “plan de acción”

Las dos facciones de la central obrera, que lideran Hugo Yasky y Pablo Micheli, se movilizaron ayer a la Plaza de Mayo.


Las dos CTA confluyeron este jueves en una movilización a la Plaza de Mayo, donde sus referentes rechazaron las políticas económicas y sociales del gobierno de Mauricio Macri y convocaron a “juntar fuerzas” con otros sectores sindicales para mantener “un plan de acción” tras el paro general de la CGT del próximo jueves.

“Hasta que el ajuste no se vaya la lucha sigue. Después del (paro del) 6 de abril hay que seguir un plan de acción”, exhortó el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, sobre el final de su discurso, al cerrar el acto en la Plaza.

En la misma línea, al comenzar la ceremonia, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, planteó: “Sin unidad no tenemos destino, hay que juntar fuerzas y que el 6 de abril sea un paro contundente y no vuele ni una pluma en toda la Argentina, que no haya una sola persona en sus puestos de trabajo”.

Ambos mensajes se pronunciaron hacia el interior del ámbito sindical, donde se avecina una interna entre un sector de la CGT que tras el paro del jueves próximo buscará mantener el diálogo con la Casa Rosada y otro que pretende dar cauce a una escalada de conflicto con la gestión de Mauricio Macri y con el que las dos CTA buscan conformar un frente político-sindical para robustecer la protesta.

De hecho, esta marcha en la Plaza de Mayo sirvió para estrenar ese incipiente frente, denominado Movimiento Intersindical Saúl Ubaldini, que integran las dos CTA junto a un puñado de gremios de la CGT del sector más opositor al macrismo e identificados con el kirchnerismo, como la UOM y los encargados de edificios.

La marcha constituyó una antesala al paro general que convocado por la CGT el jueves de la semana próxima, al que adhirieron las dos CTA.

Por su parte, el referente de la UOM y secretario de Interior de la CGT, Francisco “Barba” Gutiérrez, sostuvo que los que “desestabiliza” nos son las protestas gremiales sino “las políticas económicas” que sigue el gobierno.

Réplica local de la marcha

La seccional Rosario de Amsafé, el gremio de los docentes públicos, cumplió este jueves una jornada de paro y marchó, en el marco de la jornada nacional de las dos CTA, por las calles de la ciudad desde la plaza 25 de Mayo hasta la plaza San Martín.

Acompañadaron la movilización de la CTA local los docentes universitarios de la UNR (que culminaron un paro por 48 horas), los médicos nucleados en Siprus y los empleados públicos enrolados en ATE Rosario.

“Nos estamos manifestando en contra de las políticas salariales del gobierno provincial, ya que ningún trabajador va a tener en el bolsillo el 25 por ciento. Muchos están recibiendo el 19 por ciento, como propone la Nación”, sostuvo Gustavo Teres, el secretario general de Amsafé Rosario en relación a la oferta del Ejecutivo santafesino.

Amsafé decide este viernes

Luego de que los docentes públicos votaran en las escuelas, se reúne este viernes la asamblea provincial de Amsafé para resolver si acepta o no la propuesta de aumento salarial del gobierno provincial. Se trata del tercer ofrecimiento del Ejecutivo santafesino que consiste en un aumento del 25 por ciento en dos etapas –17 por ciento en marzo y el 8 por ciento en julio– y además una “cláusula gatillo” para ajustar los sueldos en forma automática si la inflación medida por el Ipec supera el 25 por ciento. Los dos intentos anteriores del gobierno de Santa Fe fueron rechazados con fuertes medidas de fuerza: hubo siete días de paro en las primeras tres semanas de clases. La titular del gremio provincial, Sonia Alesso, al salir de la última reunión paritaria había manifestado: “No nos retiramos conformes pero lo vamos a poner a consideración de la asamblea”.

Comentarios