Edición Impresa, Política

Yasky acusó al presidente

La CTA marchó contra el gobierno

Hugo Yasky y Pablo Micheli encabezaron un acto en Plaza de Mayo donde cuestionaron a sus colegas de la CGT por acordar con Mauricio Macri y les solicitaron la “unidad del campo popular” para “enfrentar al neoliberalismo”.


La CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli marcharon ayer a la Plaza de Mayo en rechazo a las políticas del gobierno nacional y reclamaron a la CGT que propicie “la unidad” para “enfrentar al neoliberalismo”.

Micheli, quien abrió el acto de la “jornada nacional de lucha” en la plaza porteña, cargó contra el acuerdo por los bonos de fin de año sellado entre el gobierno y la CGT y advirtió que “el paro esta vivo”.

Por su parte, Yasky, encargado del cierre, aludió a sus colegas de la CGT al señalar que desea que haya “una próxima marcha federal”, como la que realizaron ambas CTA en septiembre pasado, “pero que sea con todas las centrales sindicales”.

Al respecto, el docente agregó: “Hay dirigentes de la CGT que tienen una vida de coherencia y otros que se bajan los pantalones a gusto”.

De esta forma, ambos dirigentes manifestaron su desacuerdo con la postura de la CGT de privilegiar una negociación con el gobierno por el bono de fin de año y evitar convocar a una huelga general.

Al respecto, Yasky dijo que el diálogo social que el gobierno abrió con empresarios y la CGT “es una puesta en escena que dejó afuera a los dos CTA”.

“Decidieron darse la política del divide y reinarás. Por eso hay que defender la unidad del campo popular”, reclamo el dirigente.

Yasky atacó al gobierno de Macri al acusarlo de tener un “revanchismo de clase” y de querer “llevarse puesta la justicia laboral, terminar con las paritarias y arrasar con el movimiento sindical”.

Previamente, Micheli planteó: “El gobierno profundiza el ajuste a favor de los grandes grupos económicos. Acá no se cerró ningún conflicto, acá no hay acta ni acuerdo: el paro está vivo y vamos a seguir construyéndolo”.

“Vuelven a insistir con viejas recetas pero debemos pararlo a tiempo: no puede haber un pueblo feliz con salarios de hambre y si seguimos pidiendo plata prestada para la fiesta de los ricos”, agregó.

Sobre el escenario estuvieron también otros dirigentes de ambas CTA, como Pedro Wasiejko, Roberto Baradel, Daniel Catalano, y dirigentes de partidos alineados con el kirchnerismo, como Amado Boudou, Gabriel Mariotto, Luis D’Elía y Fernando Esteche.

Echaron a Boudou del acto

Los dirigentes Boudou, D’Elía, Mariotto y Esteche mojaron ayer las “patas” en la fuente de la Plaza de Mayo durante la marcha de las dos CTA, buscando reproducir la histórica postal del 17 de octubre de 1945, pero luego fueron echados del escenario por los sectores no kirchneristas de la central sindical.

En una jornada en la que la temperatura trepó hasta los 28 grados, los cuatro dirigentes del partido kirchnerista Miles posaron sonrientes para las fotos con sus pantalones arremangados y los pies dentro de una fuente de la plaza, imitando la icónica imagen de los trabajadores que se movilizaron por la liberación de Juan Perón.

Los cuatro dirigentes también estuvieron sobre el escenario al inicio el acto. Cuando Micheli notó la presencia del doblemente procesado ex ministro de Economía reclamó que se bajara del escenario.

Sadop para por 48 horas  

Tal como resolvieran los afiliados de Amsafé, también los docentes privados del Sadop van al paro el miércoles 9 y jueves 10 en reclamo de un nuevo aumento salarial. Lo confirmaron ayer, en la primera jornada de huelga que tuvo “un alto acatamiento” según la secretaria general del gremio Patricia Mounier.

La decisión de Sadop es “frente a la continuidad de la postura del gobierno provincial de mirar para otro lado, haciendo oídos sordos al reclamo de los maestros”.

El 9 y el 10 de noviembre los docentes privados vuelven a parar en reclamo de “una nueva recomposición salarial, por el derecho a la carrera docente y a la estabilidad laboral, contra la tabulación de nuestra salud”, enumeró Mounier. “No estamos dispuestos a retroceder en nuestros derechos y profundizaremos la lucha colectiva”, finalizó.

Segundo día de marcha

Agrupaciones sociales y sindicales, en su segundo día de marcha para denunciar la “grave situación” que atraviesan “los pequeños productores agropecuarios de las economías regionales”, arribaron ayer a Capital Federal. Los manifestantes se movilizaron a la sede del Ministerio de Agroindustria, donde instalaron ollas populares y carpas para pasar la noche. “Esperaremos hasta que funcionarios nacionales nos atiendan para explicarnos qué propuesta tienen para resolver la crisis de los campesinos pobres”, dijo Juan Alderete, de la CCC.

Comentarios