Espectáculos

Tevé y diversidad

La creación de mundos posibles

La semana pasada terminó el rodaje de “Quién pudiera” una serie web filmada íntegramente en Rosario que aborda, en clave de comedia, la historia de tres jóvenes rosarinas, lesbianas y bisexuales


En los últimos años las redes sociales se transformaron en un espejo de la televisión. Mucho de lo que se produce en los medios con formatos tradicionales es replicado, redirigido y releído por el público. Uno de los fenómenos de este año fue 100 días para enamorarse la telenovela de Telefé que está emitiendo sus últimos capítulos trascendió la pantalla con la historia de Juan, un chico trans personificado por Maite Lanata que fue ganando cada vez más protagonismo en la tira y repercusiones fuera de ella. Lo mismo había ocurrido con la pareja de Florencia y Jazmín en Las Estrellas (Canal Trece), personificadas por Julieta Nair Calvo y Violeta Urtizberea. La dupla se transformó en una novela dentro de la novela que en las redes se identificó como #Flormin en una combinación de los nombres de las protagonistas. Sin duda hay un público en busca de historias que aborden relaciones amorosas distintas. “Eso ocurre desde que tengo memoria con series de todo el mundo. Se ven esas historias y no el resto de la novela, que a lo mejor no tiene nada que ver. Yo también lo consumía. Entonces pensamos: hagamos una serie solamente de esto y que se vea sólo por Youtube”, contó Morena Pardo guionista de Quién pudiera una serie web que terminó su rodaje en Rosario la semana pasada, con equipo local y que cuenta la historia de Memé y Mariana, dos amigas rosarinas, una bisexual y la otra lesbiana.

“A partir de consumir ficciones por Youtube empezás a ver vidas posibles en esas vidas que te muestran las ficciones. Eso pasa con todos los deseos. Nos pasa a las mujeres con lo que nos proyecta la cultura y el cine de lo que podemos ser o no. Si hay más mujeres en la política o en la música eso se vuelve algo posible y lo mismo nos pasa a las identidades sexuales disidentes con vernos en pantalla. Vos tenés un deseo que no está en ningún lado, todo lo que se ve es heterosexual y te sentís rara. Cuando empezás a verte reflejada sentís que no sos tan rara. Y cuando se generan las comunidades online te das cuenta que hay un montón de gente que siente igual y que está todo bien”, puntualizó Pardo.

“Creo que «100 días» dio un salto más allá de la inclusión, incluye un varón trans, una pareja gay, pero también fueron moviendo algunas cosas, yendo más allá de lo heteronormado y hegemónico. En vez de terminar casados puede que terminen divorciados”, dijo la también periodista sobre la serie que termina el 12 de diciembre. “Después del Matrimonio Igualitario se empezaron a incluir parejas gays en las ficciones pero terminaban todos casados y con familia. El género tiende a las instituciones. Podés casarte y ser feliz pero también podés no casarte y ser feliz. Es interesante también mostrar otros cuerpos, otras formas de vivir la sexualidad”, agregó.

El conflicto

En Quién pudiera a Memé y Mariana se le suma Sofía con quien enfrentan el conflicto inicial que es el cierre de Mystika el único boliche LGBTI de la ciudad. “Además están atravesadas por el feminismo al mismo tiempo que tienen arraigadas un montón de cosas. Van peleando con esas contradicciones. Es difícil vincularse distinto. En ese choque entre lo que uno decide ser y lo que le sale ser nos parecía que había situaciones que podían plantearse como comedia”, adelantó.

La primera escena

Quién pudiera comenzó en una charla entre Pardo y Josefina Baridón, la directora. “Estábamos hablando de lo que le llamamos la «endogamia» del ambiente lésbico-bisexual de la ciudad y a la vez de como no nos parecían suficientes los contenidos de ficciones que había sobre estos temas. Ella tenía pensada la primera escena y yo quería ser guionista. Lo tomamos más enserio cuando nos dimos cuenta que nos podíamos presentar a un concurso del Incaa”, relató la guionista de la producción que ganó el Concurso de Series Web Federales del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) así como también de la misma categoría en el programa Espacio Santafesino del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, además de ser declarada de interés por el Concejo Municipal de Rosario.

Después convocaron a Carolina Medina y crearon Hipólita Films, la productora. “El formato de serie web nos pareció súper interesante por la accesibilidad que tiene. No necesitas pantalla, está en internet, es libre y es gratis. La idea es que sea accesible y que llegue a la mayor cantidad de gente posible”, confesó Pardo.

Por las calles de Rosario

Quién pudiera es una frase medio latiguillo que escuchábamos mucho en la comunidad LGBTI. Es una expresión de deseo que atraviesa los tres personajes. Las tres están deseando algo que no están logrando, ya sea con su trabajo, con su carrera, relaciones de pareja y de ideales de cómo ser en el marco del feminismo. La serie trata de esas búsquedas de deseo”, adelantó la guionista y puntualizó: “Es la historia de tres pibas de Rosario como cualquiera de nosotras que van a asambleas en La Toma, a las marchas y a escraches. Mostramos cosas muy actuales como el debate del aborto. Tocar esos temas puede abrir puertas a un público más general. Lo que buscamos es que la vea toda la gente que tenga ganas de divertirse porque nos parece que es una comedia que funciona. La idea es visibilizar a una juventud que está viviendo hoy en la ciudad y que ha tomado formas particulares”.

Equipo femenino

“El grupo estable somos todas pibas”, dijo Pardo y aclaró: “De todas formas tuvimos la participación de varios compañeros”.
“A Josefina la conocí en la primera asamblea de mujeres cineastas en Rosario. Ella estaba muy atravesada por la problemática de las mujeres en la industria audiovisual. En esas asambleas se notaba mucho que había muchas pibas muy formadas pero sub-empleadas. Una de las ideas que surgía en esas asambleas era empezar a convocar mujeres, entonces cuando empezamos a armar la serie José tomó esa decisión y yo acompañé”.

El rodaje terminó la semana pasada y este viernes tendrá lugar la fiesta con la que darán fin a esa etapa. La misma será, a partir de las 23, en Buenos Aires 1346 con anticipadas a la venta en Amadeus (Córdoba 1369). Tocará la banda de reggaetón Chocolate Remix.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios