Política

Un año después

La Corte Suprema dio marcha atrás con el 2×1 a represores

Los jueces de la Corte Suprema firmaron un fallo de "tres renglones" que consideran “inadmisible” un recurso de un represor que pretendía el beneficio


La Corte Suprema dio marcha atrás por primera vez con la aplicación del beneficio del cómputo del 2×1 para los represores, que el propio tribunal había concedido en otro caso el 3 de mayo del año pasado.

La sentencia por la que había habilitado el beneficio para un condenado por delitos de lesa humanidad generó reacciones del Congreso, que emitió una ley aclaratoria, y de organismos de derechos humanos.

La ley sancionada tras el polémico fallo inicial y en medio de movilizaciones contra la decisión de la Corte establecía que la reducción del tiempo en prisión con aquel cálculo no se podía aplicar a delitos de lesa humanidad, delitos de genocidio o crímenes de guerra.

A partir de ese escenario la Corte informó en un comunicado que resolvería otros reclamos sobre el mismo tema a la luz de la norma modificada.

Ahora, finalmente, la Corte emitió un fallo sobre un caso aplicando esa normativa.

La nueva decisión fue firmada este martes y sólo tiene tres renglones, según publicó el diario Página 12.

Se rechaza “por “inadmisible” de un recurso que había presentado Jorge Humberto Appiani, un ex militar y abogado condenado a 18 años de prisión en la megacausa Area Paraná por secuestros y torturas de 27 víctimas.

El fallo del año pasado había sido firmado por Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz -Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda votaron en disidencia- y desencadenó un fuerte rechazo, con movilizaciones en todo el país.

El nuevo fallo de esta semana no exhibe fundamentos porque se basa en una fórmula llamada “280”, un artículo del Código Procesal Civil que permite rechazar un planteo sin dar argumentos.

En esta ocasión firmaron los jueces Lorenzetti, Maqueda y Rosatti.

Highton de Nolasco y Rosenkrantz no pusieron su firma ni votaron en disidencia.

Rosatti, en cambio, admitió un cambio de posición ante la nueva legislación.

Su voto del año pasado decía que con la ley que estaba vigente un acusado de crímenes de lesa humanidad, podía pedir el 2×1.

Al cambiar la ley, ahora el juez cambió su postura sobre este tipo de beneficios.

Appiani recurrió a la Corte para pedirle el mismo beneficio que recibió el represor Luis Muiña al aplicarle la vieja ley del 2×1 que contaba dobles los días de prisión sin sentencia firme desde el segundo año de detención.

El fallo dice simplemente: “Considerando, que el recurso extraordinario es inadmisible (artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Por ello, se lo desestima”.

Si te gustó esta nota, compartila