Economía, Política, Región

Fuerte señal

La Corte avaló el avocamiento que había definido su presidente y suspendió concurso de Vicentin

La firma había pedido la revocatoria de un decreto firmado por Rafael Gutiérrez que frenó el proceso concursal. Ahora, tras el aval de sus pares, el máximo tribunal determinó que continuará adelante el proceso y debe definir si se queda con la causa o la deriva a otro magistrado


Este martes la Corte Suprema de Justicia provincial revisó el pedido de revocatoria que había elevado el directorio de Vicentin sobre el decreto que paralizó los plazos del proceso concursal: el máximo tribunal rechazó el pedido de la empresa y dejó firme el proceso de avocamiento. De aquí en más los cortesanos analizarán el expediente y definirán como sigue el proceso, con la posibilidad, cada vez más concreta, de que el trámite se le quite definitivamente al juez Fabián Lorenzini.

El fallo de este martes tiene origen en un pedido que se conoció a mediados de junio, cuando a través de un escrito, el presidente de la Corte santafesina, Rafael Gutiérrez, hizo lugar al pedido de avocamiento por parte de la empresa Commodities SA y dispuso la suspensión de los plazos concursales para analizar el expediente del caso.

Días después de ese hecho, el directorio de Vicentin fue a la Justicia santafesina para pedir la revocatoria de ese decreto, argumentando que el mismo violó garantías constitucionales de la empresa. En ese sentido, sostuvieron que la suspensión de los plazos atentaba contra su proceso productivo y hasta advirtieron que en caso de que el avocamiento tenga curso, el próximo paso sería ir a la Corte de Justicia de la Nación.

En ese marco, este martes en la reunión habitual de ministros de la Corte, la dieron tratamiento al pedido que hizo Vicentin. La agroexportadora pretendía que el concurso siga su trámite y de esa manera llegar a un arreglo con parte de sus acreedores. Pero ahora se terminó de concretar el avocamiento.

Así, el tribunal escuchará a todos los participantes del proceso. Esto incluye a los directivos de la concursada, a los acreedores e incluso a los auditores forenses. Luego de esa instancia, los cortesanos deberán tomar la decisión de, hacerse cargo del trámite o bien delegarlo a otro juzgado.

Vicentin y acreedores marcaron la cancha

Durante la semana pasada, en la previa a la definición sobre el pedido de revocatoria, el directorio de Vicentin sostuvo a través de una solicitada que “la compañía se encuentra preparada para cumplir con los compromisos asumidos en la propuesta concursal”, y que confía en que “las trabas” que lo impiden “serán resueltas a la brevedad” por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

En el texto publicado, la agroexportadora santafesina atribuyó su cesación de pagos a una “crisis financiera” y aseguró tener el aval a su propuesta de pago de una “contundente mayoría de acreedores”, objetivo que alcanzó “sin requerir de fondos de asistencia de índole pública”. En el texto, la firma subrayó que ya consiguió las mayorías tanto de acreedores como de capital exigidas por la ley para arribar a un acuerdo de pago.

Vicentin dice que cuenta con acuerdos concursales y confía que Corte de Santa Fe destrabe expediente

Pero los acontecimientos previos a la definición de la Corte no quedaron ahí. Es que un día después de que el directorio de Vicentin marque la cancha con la conformidad de acreedores, el abogado penalista y representante de un grupo de acreedores de Vicentin, Gustavo Feldman, denunció ante la Corte al juez del concurso, Fabián Lorenzini y pidió su destitución del cargo.

“Conforme al procedimiento dispuesto por la ley 7.050 vengo por el presente a interponer formal denuncia contra el juez Fabián Lorenzini, todavía a cargo del Juzgado de Distrito en lo Civil y Comercial 2ª circunscripción de Reconquista, a fin de que se verifique si ha incurrido en las causales de falta de cumplimiento de los deberes de su cargo”, detalló el escrito presentado por el letrado rosarino.

En diálogo con este diario, Feldman detalló: “Yo no denuncio sólo el contenido de las resoluciones, denuncio un modo conductual general. Por eso la medida de prueba que se pide es la colección de llamadas del teléfono particular del juzgado de Lorenzini desde febrero de 2020 a la fecha”.

En este contexto, la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe da un fuerte mensaje sobre todo el proceso judicial que envuelve a Vicentin, teñido de intereses económicos y políticos de todo tipo, y no sólo avanza sobre el concurso de acreedores sino sobre el futuro de la empresa, y da una fuerte señal de cómo pueden evolucionar en el terreno penal las investigaciones por fraude contra su directorio.

Concurso de acreedores Vicentin: piden la destitución del juez Fabián Lorenzini

Comentarios