El Regional, nota2, Suplementos

Gestión

“La clave es gobernar para todos”

Pablo Corsalini, intendente de Pérez, refirió algunas acciones de su gestión: el desarrollo de políticas para paliar la vulnerabilidad social, situar a la localidad como ciudad industrial del área metropolitana y articulación público-privada para lograr sustentabilidad social, ambiental y económica


Juan Pablo Sarkissian

“La pandemia (del covid 19), como a todo el mundo, generó problemas y serias dificultades que nunca imaginamos, pero al mismo tiempo, fue una oportunidad que intentamos no desaprovechar. La propuesta fue (y es), armar un proyecto integral, ordenar prioridades, construir una agenda social que implicaba intervenir los barrios”, señala Pablo Corsalini, intendente de la ciudad de Pérez, provincia de Santa Fe, desde 2015. Y agrega: “Para nosotros los ejes claves de trabajo son la vulnerabilidad social, en un sentido amplio del concepto, y generación de empleo genuino, decente y estable”.

En este sentido, Corsalini señala que Pérez tiene en la actualidad 173 Pymes en su parque industrial y que además hay otro en construcción, lo cual “nos habla de un futuro, si entendemos lo que tenemos que hacer, de futuro promisorio; pero también nos marca un claro perfil de ciudad industrial. Somos la ciudad industrial del Área Metropolitana, y eso es un enorme desafío”.

En efecto, la ciudad de Pérez, de 45 mil habitantes, tenía un déficit importante en infraestructura, no solo vinculado al desarrollo industrial sino al habitat en los barrios.

“El proyecto contempla articular el desarrollo del parque industrial con intervención directa en los barrios. Decidimos tomar cinco barrios donde mejorar el habitat, porque, además de mejorar la calidad de vida de las y los ciudadanos, era la forma de comenzar a nivelar hacia arriba”, dice Corsalini.

Pérez, por sus características, atraviesa las mismas dificultades de ciudades de otra envergadura, como Rosario y Villa Gobernador Gálvez, pero dispone de una ventaja comparativa vital: la cercanía. “Todavía nos conocemos casi todos”, remarca el intendente.

Un Estado presente para construir comunidad

Así, la conceptualización del fenómeno a abordar se materializa en prácticas concretas que comienzan a dar resultados positivos.

“Si de calidad de vida se trata hay que resolver cuestiones bien concretas, calles, para que puedan circular el trasporte y también móviles policiales y ambulancias; para que el vecino no tenga que caminar 10 cuadras para conectarse con el resto de la ciudad. Estamos convencidos que nadie se salva solo, con lo cual hay que construir comunidad y para eso es necesario y vital un Estado presente, pero que además pueda revitalizarse su tarea. Eso, quizás, lleve algo más de tiempo, porque la batalla cultural es compleja”, afirma Corsalini.

Y subraya: “Es un trabajo cuerpo a cuerpo, en el ámbito laboral, donde establecimos programas de capacitación y trabajo; en formación de cooperativas, donde se produce valor agregado; en el ámbito social recuperamos la calle, las plazas, descomprimimos las complejas situaciones familiares. Ahora el desafío es sostener lo alcanzado y continuar creciendo, con Estado presente, porque aún existen bolsones de vulnerabilidad.

Corsalini afirma que desde 2016 se discutió un plan estratégico, una hoja de ruta construida por consenso en tres  planos concretos: político, institucional y social.

“Nos preguntamos entre todas las fuerzas políticas adónde vamos en los próximos 20 años. Acordamos lo estructural y hoy estamos caminando, con los matices de diferencias lógicas, pero con un núcleo principal acordado. Y esto es un salto cualitativo que hay para valorar y mucho. No podemos volver para atrás”, dice Corsalini. Una muestra de la planificación que tiene como horizonte el 2030, es el programa Vincular, un plan de trabajo multilateral que involucra la actividad pública y privada con beneficios para “Pymes con conductas responsables”.

Programa Vincular con un fin de sustentabilidad social, ambiental y económica

En efecto, La municipalidad de Pérez puso en marcha un programa de beneficios –que lleva siete meses de aplicación–, para pequeñas y medianas empresas con políticas de sustentabilidad social, ambiental, económica y de equidad de género. El programa Vincular es una iniciativa con la cual el municipio pretende promover conductas responsables en el diseño y materialización de sus políticas, con un fin de sustentabilidad social, ambiental y económica. Todo esto con un balance de responsabilidad social y ambiental (BRSA) y sello de empresa comprometida.

Corsalini plantea que la ordenanza tiene tres aspectos y lo explica así:

1) Económico: contempla las obligaciones tributarias en tiempo y forma de los gravámenes municipales, las inversiones de la empresa a nivel local, y las contribuciones a la microeconomía a través de compra de suministros a proveedores locales.

2) Social: pone la mirada en las relaciones de las organizaciones con sus empleados (trabajo registrado), la comunidad en la que actúan, sus clientes y otras organizaciones comunitarias para promover el desarrollo sostenible del capital social y humano. Deberán impulsar los cambios culturales necesarios para lograr la equidad entre varones y mujeres.

3) Ambiental: abarca las interacciones con el entorno, promoviendo el cumplimiento de la normativa ambiental y el desarrollo de actividades que se enfoquen a una mayor reducción de la contaminación y a un uso más sustentable de los recursos naturales.

“Es una ordenanza que se trabajó en conjunto con el Concejo Municipal, escuchando al sector productivo, pymes e industriales acerca de esta necesidad de poder acompañarlos y seguir fomentando el empleo con una mirada integral (aparte de una reducción directa del 25 por ciento del Drei). Es una normativa que busca trabajar en distintos ejes que tienen que ver con la perspectiva ambiental, de género y de empleabilidad”, afirma Corsalini.

De este modo, este programa aportará beneficios como la prioridad en las contrataciones con la municipalidad ante el supuesto de igualdad en condiciones en una oferta; la reducción de hasta un 25 por ciento en la alícuota correspondiente al gravamen de Registro e Inspección; y la posibilidad de cancelar una parte de los tributos locales mediante la contribución con los distintos programas, planes y acciones sociales y productivas que lleva adelante el Municipio de Pérez.

Dice el intendente: “Hay desafíos que tenemos que asumir los gobiernos locales, y debemos ir generando estrategias y herramientas para potenciar la articulación público-privada. Confío en que es momento de encontrar soluciones sustentables a problemas históricos y la clave de eso es gobernar para todos”

 

 

 

Comentarios