Edición Impresa, El Hincha

Semana clásica

La chance de jugar para Cetto

Alvarez se perderá el Clásico y le dejará su lugar al Colo, que debuta en el torneo. Coudet evalúa alguna variante más.


De no mediar imponderables, Mauro Cetto jugará este domingo su primer partido de la temporada en Rosario Central. Es que todo indica que Pablo Álvarez, que se repone de una lesión y afronta un problema personal familiar, no entrenará esta semana con el plantel. Y no hay certezas sobre su reincorporación.

Este escenario le abrirá una oportunidad al Colo Cetto, que llegó como refuerzo en enero pasado, y todavía no tuvo chances de sumar minutos. Pero ayer participó del ensayo de fútbol entre los titulares.

El ingreso de Cetto por Álvarez en la última línea, podría no ser la púnica variante que decidiría Eduardo Coudet para afrontar el Clásico. Teniendo en cuenta los que fueron titulares el domingo pasado en la derrota como visitante ante San Lorenzo, el Chacho evalúa realizar algún retoque más en la línea ofensiva. Allí, el que podría perder su lugar es Giovani Lo Celso. Mientras que Gustavo Colman, Germán Herrera y el recuperado Marcelo Larrondo, son los que podrían estar desde el inicio.

En cuanto a la baja de Álvarez, el defensor se encuentra en Buenos Aires resolviendo un problema que afecta a un familiar cercano. Por esta razón, mientras a la vez se repone de la lesión muscular que padece en la parrilla costal derecha, Álvarez recibió una autorización de licencia por tiempo indeterminado de parte de la comisión directiva auriazul. Por lo tanto, la fecha de reinserción del defensor al grupo y a los trabajos, es incierta.

Respecto de la posibilidad de que Coudet realice algún cambio más, ayer en la práctica de fútbol en Arroyo Seco el Chacho armó un equipo principal en el que no pudo contar con Franco Cervi,  preservado por una molestia menor, pero estará el domingo.

El supuesto equipo titular formó con Sebastián Sosa; Víctor Salazar, Cetto, Alejandro Donatti, Cristian Villagra; Damián Musto; Walter Montoya, Gustavo Colman, Giovani Lo Celso, y José Luis Fernández; Marco Ruben.

Las dudas pasarían por saber quién saldrá para que ingrese Cervi: Colman o Lo Celso. Pero además, existe la opción que Coudet decida jugar con dos puntas. Lo que podría originar la salida de los dos volantes.

“Ellos tienen más presiones que nosotros”

“Estamos bien, transitando una semana linda y especial, sabiendo que hay que aprovecharla y trabajar para que sea más especial después”, dijo Marco Ruben en la antesala del partido que ningún jugador auriazul se quiere perder, el Clásico rosarino.

El goleador canalla reconoció la importancia de los tres puntos en juego. Pero también advirtió que, en este caso, Newell’s “tiene más presión que nosotros” para ganarlo.

Luego, el artillero de Central desestimó que las últimas dos derrotas sufridas por el equipo en el torneo, puedan afectar de cara al juego del domingo. “No pensamos en que llegamos mal al Clásico, como parece o como se viene hablando; no estamos para nada caídos en lo anímico”, aseguró Ruben.

—Desde qué aspecto necesitan una victoria, ¿por lo anímico, o desde lo numérico para seguir prendidos en la lucha por el torneo?

—Desde todo aspecto. Es el Clásico y como tal ya tiene la importancia máxima. Lo necesitamos por los puntos también. Hay motivación al máximo y queremos ganarlo.

—Pensando en la pelea por el campeonato, ¿el único resultado que sirve es el triunfo?

—En el Clásico sirve el triunfo. A veces, en estos partidos, me desvío de lo que es la tabla de posiciones. Pero, realmente, pensando en lo que es el torneo, claro que lo único que sirve es el triunfo.

—Central lleva varios clásicos sin derrotas. ¿Qué obligación pesa más, la de Newell’s por cortar la mala racha, o la de Central para seguir prendido en el torneo?

—Es un Clásico y los dos tenemos la obligación, por lo menos así lo pensamos de nuestra parte. Ellos, por supuesto que quizás tienen muchas más obligaciones y presiones que nosotros. Lo miramos desde ese punto, y así nos fue bien las otras veces. Es un partido vital e importantísimo, a todos nos gusta festejarlo. Por eso queremos ir con todo a llevarnos los tres puntos.

—En lo personal, el Clásico te llega en un muy buen momento.

—Me agarra con todas las ganas, como siempre. Pensando que es un Clásico y quiero disfrutarlo y jugarlo con todo. Igualmente, esto va para lo grupal también. Todos tenemos la ilusión de querer jugarlo. No pensamos que llegamos mal como parece, o como se está hablando por ahí. Es cierto que perdimos los últimos dos partidos por el torneo, pero en el medio de ambos ganamos uno importantísimo por la Copa. Por eso digo que no estamos para nada caídos desde lo anímico.

—Se dice que los clásicos son partidos aparte, pero se van a repetir muchos de los protagonistas del anterior. ¿Vale esto como antecedente?

—Sí, vale, por supuesto. Las características de los jugadores son las mismas y estaremos casi los mismos en cancha, por eso es una referencia válida. Claro que ahora ellos tienen un técnico nuevo, que tiene su idea, su forma, y desde ese punto también hay que analizarlo.

—Teniendo en cuenta el presente de ambos equipos, ¿cómo se imaginan el Clásico?, ¿cuál va a ser el planteo?

—Realmente no me gusta hablar de cómo llega uno y el otro, porque creo que en estos partidos poco tiene que ver. Pensamos en nosotros, que estamos bien. Más allá de la última derrota estamos bien, confiados y con un equipo armado. Valoramos mucho lo que venimos consiguiendo porque hemos pasado de fase en la Copa Libertadores, y también estamos prendidos en el torneo, que no es para nada fácil. Vemos que llegamos bien, y que queremos estudiarlo y trabajarlo para que no se nos escape ningún detalle y poder ganarlo. De parte de ellos, no tengo que analizar nada.

—¿Qué los puede complicar del rival?

—Ya los conocemos bastante, tienen varios futbolistas desequilibrantes, por lo que habrá que estar muy atentos.

—La presión que tiene Newell’s, ¿puede ser un punto a favor de ustedes si juegan con la desesperación de la gente?

—Sí, puede ser. Ha pasado en otros clásicos y lo supimos aprovechar. Todo eso se verá cuando empieza el partido.

—Antes dijiste que nadie se escapó en la tabla, pero también es cierto que se redujo el margen. Da la sensación que no pueden perder muchos puntos de acá al final.

—Por supuesto. Ahí estaba la trampa. Es verdad que se acortó el margen, hay muchos equipos en una corta cantidad de puntos peleando por lo mismo. Pero creemos en nosotros, y en que podemos hacer un gran final de torneo. Entonces es importante y muy positivo que no se nos haya escapado ningún rival directo más arriba de tres puntos.

Comentarios