Gremiales

Trabajador de La Virginia

“La causa de mi despido es discriminatoria”

Oscar Gómez, de 28 años y con seis años de antigüedad en la fábrica de té y café, fue cesanteado el 18 de enero. En diálogo con El Ciudadano, dijo que "siempre tuve voz y llevé los reclamos del sector para que se discutan y a la patronal no le gustó". Hoy hubo audiencia en el Ministerio de Trabajo.


Oscar Gómez tiene 28 años y desde hacía seis trabajaba en la fábrica La Virginia, una de las marcas líderes de té y café. El 18 de enero se presentó a trabajar y cuando quiso pasar por el molinete, como lo hacía diariamente, no pudo. Se presentó en la oficina de Recursos Humanos y le avisaron –sin recibir el telegrama en su domicilio– que estaba despedido “sin aviso” y que le iban a depositar su indemnización en la cuenta bancaria. Este lunes, hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia: el sindicato ratificó el pedido de reincorporación y los representantes de la empresa no dieron respuesta a la causa de su despido. El próximo 6 de marzo tienen nueva audiencia.

Según contó Gómez a El Ciudadano, su despido es persecutorio y antisindical. “Dos días después me llegó el telegrama. La empresa no pudo justificar la desvinculación. Soy un trabajador que asistía activamente a las asambleas que convocaba el sindicato. Siempre tuve voz y llevé los reclamos del sector para que se discutan y a la patronal no le gustó. La causa es discriminatoria”, sostuvo el muchacho.

El joven explicó que es sostén de familia. Vive junto a su madre y dos hermanos: uno en edad escolar y otra más pequeña con problemas de salud. “La indemnización me la depositaron pero no la voy a tocar. Quiero volver a trabajar porque lo necesito. Estoy peleando por mi reincorporación pero también para que cesen los despidos en la fábrica. No puede ser que te echen porque sí y dejar a una familia en la calle”, se lamentó el joven.

Gómez detalló que organizaciones sindicales y estudiantiles, junto a sus familiares, realizaron reclamos y cortes de calle por su reincorporación y para que no haya más despidos en la fábrica.

Gómez trabajaba en la línea de producción de sacos de té en la fábrica ubicada en colectora avenida Circunvalación: su tarea era llevar insumos y materia prima a las máquinas para que funcionen y produzcan.

“Después de tantos años de laburar, donde la gente se rompe el cuerpo, te echan como si nada. Afortunadamente recibimos el apoyo de concejales, de diputados, de gremios y estudiantes y logramos la audiencia con el apoyo de todos”, explicó el joven.

Y concluyó: “Seguiremos con la lucha. No nos vamos a quedar quietos. Mi familia la pelea al lado mío, mis amigos. Recibo constantes mensajes que me dan fuerza para pelear hasta el final y lograr la reincorporación”.

En la audiencia estuvieron presentes representantes de la empresa La Virginia y el Sindicato de la Alimentación de Rosario (STIA), integrantes de la comisión interna de la firma, el diputado provincial Carlos del Frade y Celina Tidoni, abogada e integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH).

Si te gustó esta nota, compartila