Ciudad, Edición Impresa

La caída en la construcción ya se siente en toda la provincia

Por Pablo Moscatello.- Baja el consumo de cemento y la venta de inmuebles. Según la Uocra en Rosario se perdieron 2.500 empleos en los últimos 10 meses.


obrasdentro

Según un informe que acaba de dar a conocer la Bolsa de Comercio de Santa Fe, la baja en la actividad de la construcción y de las operaciones inmobiliarias se siente con fuerza en toda la provincia. En febrero el consumo de cemento tuvo una caída interanual del 4,9 por ciento, siguiendo así la merma que se había iniciado en el cuarto trimestre del año pasado. Desde el gremio de la construcción local señalan que de junio de 2013 a marzo de este año 2.500 trabajadores del sector se han quedado sin empleo en la región. En tanto, en la compraventa de propiedades, el derrumbe es mayor y llega al 7 por ciento en el centro-norte santafesino. Ese dato tiene su correlato en Rosario, donde la comercialización, según fuentes del sector, “está casi paralizada”.  

El informe de la Bolsa de Comercio santafesina señala que la recuperación “parcial” que venía mostrando tanto la construcción como la venta de inmuebles hasta octubre de 2013 en toda la provincia ha vuelto a “discontinuarse” y se percibe “un giro interanual a la baja”.

La construcción

El trabajo que entregó esa entidad se divide en dos. Para evaluar los niveles de actividad en la construcción se tomó en cuenta el consumo de cemento, termómetro con el que se mide el movimiento del sector.

En base a datos publicados por la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, el informe muestra que la recuperación que venía mostrando la construcción en la provincia desde septiembre de 2012 en adelante se ha frenado en el cuarto trimestre de 2013. La baja se inició en octubre de ese año.

En febrero de 2014 el consumo de cemento de la provincia se ubicó –siempre según el relevamiento– en torno a las 68.500 toneladas, lo que implicó una caída interanual del 4,9 por ciento.

El informe explica que la baja en la construcción desde el cuarto trimestre del año pasado “se percibe a pesar de las políticas gubernamentales implementadas para financiar el acceso de familias a su primera vivienda y de los intentos que se pusieron en marcha con los Cedin”, los bonos para repatriar capitales girados al extranjero sin declarar.

“En este sentido, lo que se observa es que la performance del sector sigue estrechamente vinculada al nivel general de actividad económica”, agrega el estudio.

El índice provincial elaborado por la Bolsa de Comercio santafesina (referido a la economía en su totalidad) ha comenzado a contraerse precisamente a partir del mes de octubre de 2013 y registró a la fecha su cuarta caída mensual consecutiva a partir de ese momento. Y la recuperación que se venía dando en la construcción también se frenó allí.

El trabajo señala luego que “la contracción llevó a una baja en el empleo registrado que absorbió el sector”, que en enero de este año “sólo dio trabajo a 33.369 operarios” en todo el territorio santafesino. El nivel más alto de ocupación de los últimos tiempos se había dado en noviembre de 2011, cuando el rubro empleó a 38.592 personas.

La Uocra avala

El descenso en la actividad fue ratificado por los representantes de la Unión Obrera de la Construcción. El titular del gremio local, Carlos Vergara, explicó a El Ciudadano que el sector viene perdiendo puestos laborales con más velocidad “desde mediados del año pasado”.

“Desde junio hasta hoy hay 2.500 compañeros que se han quedado sin empleo. Eso se da principalmente por la falta de continuidad e inicio de obras públicas anunciadas. Por ejemplo, el Hospital Regional Sur que se está haciendo en Villa Gobernador Gálvez tendrían que estar con alrededor de 200 trabajadores en la obra y hoy tiene 45. La cárcel en Pérez tiene 12 personas cuando tendría que tener 120”, señaló el dirigente.

Con respecto a la demanda en el sector privado, Vergara sostuvo que allí hay más estabilidad, “aunque también algo cayó. Como rubro no hemos sido la excepción a la regla. Todo se ha frenado en el país”, sostiene el dirigente.

La construcción es uno de los termómetros que mejor mide el movimiento laboral en la ciudad. Uno de cada 10 empleos está ligado al sector, el cual también moviliza a otros 102 rubros.

Vergara señala que a mediados del año pasado la obra social llegó a tener 22 mil aportantes; en marzo esa cifra descendió a 16 mil.

La venta también

La segunda parte del trabajo de la Bolsa de Comercio de Santa Fe hace eje en la venta de inmuebles. En este caso la investigación se centra sólo en el centro-norte provincial. 

Allí se toma como fuente al Registro de la Propiedad de Santa Fe. Según el informe la documentación ingresada en la categoría “Dominios” durante el primer trimestre de 2014 mostró una caída interanual de 7,0 por ciento en relación a marzo de 2013.

El dato tiene su correlato a nivel local. El titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, señaló que en la ciudad uno de los sectores más afectados por la caída general de la actividad (junto al desplome de la comercialización de automóviles 0 km) es la venta inmobiliaria. “Está casi paralizada”, sostuvo el dirigente.

Comentarios