Ciudad, Edición Impresa

Se derrumbó sobre un pasillo de viviendas

La caída de una pared casi provoca una tragedia


Un nuevo derrumbe sucedió ayer por la mañana cuando cayó parte de una pared que divide una obra en construcción de una casa de pasillo en Ovidio Lagos al 600. Afortunadamente no hubo heridos. En el lugar se hizo presente personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y el inspector de la Dirección General de Obras Particulares, Carlos Hyon, quien aseguró que la obra está clausurada temporalmente hasta tanto esté garantizada la seguridad del lugar.

Rosa es una de las ocupantes de las casas del pasillo de Ovidio Lagos casi esquina San Lorenzo y vive allí en desde hace 15 años con sus hijos de 9, 11 y 17 años. Contó a El Ciudadano que no estaba presente en el momento del derrumbe de la pared y se enteró de lo ocurrido cuando llegó de trabajar.

“La obra en construcción hace bastante que está. Espero que solucionen el problema porque somos varias familias las que vivimos acá”, detalló la mujer.

En el pasillo de Ovidio Lagos 634 hay cinco departamentos y viven cinco familias, todos alquilan. Afortunadamente, en el momento del derrumbe de la pared no ingresaba ni salía nadie del lugar, ya que la mayoría estaba trabajando.

En tanto, el ingeniero a cargo del área Obras Particulares,  constató lo sucedido y clausuró parcialmente la obra. Además aseguró que las viviendas están fuera de peligro. Los escombros fueron removidos para que los vecinos puedan transitar por el pasillo e ingresar a su casa.

“Mientras se estaba calando (picando) la pared para colocar la estructura de una columna, se derrumbó una parte. Vamos a hacer una bandeja de protección y se va a hacer un apuntalamiento del lado de adentro de la pared”, especificó Hyon.

Y advirtió: “La obra se suspendió temporalmente. Cuando nadie corra riesgos se seguirá trabajando”.

Comentarios