Ciudad

Fábrica de llantas en crisis

La brasileña Maxion, interesada en comprar Mefro Wheels

“La información proviene del directorio de Cirubon y la semana que viene puede haber más avances. Lo tomamos con expectativa pero también con precaución. Aparentemente le dieron el visto bueno”, anticipó Antonio Donello, secretario general de la UOM Rosario


En medio de la crisis productiva nacional y del desfavorable contexto de importación automotriz que afecta decididamente a la fábrica de llantas Mefro Wheels, la compañía brasileña Maxion Wheels aparece como “una opción viable” en el interés de la firma villagalvense Cirubon de transferir los activos de la metalúrgica ubicada en Ovidio Lagos 4480.

“La información proviene del directorio de la empresa y la semana que viene puede haber más avances. Lo tomamos con expectativa pero también con precaución. Aparentemente le dieron el visto bueno”, anticipó Antonio Donello, secretario general de la UOM Rosario, sobre el estado de las negociaciones entre Cirubon y Maxion Wheels.

El mes pasado, la UOM Rosario se puso a disposición de los diputados nacionales de la provincia (sin distinción de signo político) para presentar un proyecto de ley que proponga la obligación para que todas las terminales automotrices tengan que incorporar un porcentaje de llantas de acero de fabricación nacional. La intención de esta propuesta no era otra que reducir la compra de los productos importados y reactivar la producción en Mefro Wheels.

“Si no aparece un comprador, es muy difícil que pueda continuar la fábrica”, advirtió Donello en diálogo con El Ciudadano. En ese sentido, el dirigente gremial recordó que en 2017 “se importaron 865 mil llantas de acero. Con 380 mil, Mefro Wheels hubiera tenido trabajo durante todo el año”.

Maxion Wheels se dedica a la fabricación y comercialización de llantas de acero pesadas y livianas. También moviliza el mercado de llantas ligeras de aluminio para automóviles, camionetas y vehículos utilitarios.

Donello exigió que “haya seriedad en las negociaciones porque mucha gente ha trabajado para la reactivación de Mefro Wheels”, luego del cierre de la empresa en febrero del año pasado que dejó a 170 trabajadores en la calle. “Los ministerios de Trabajo y Producción de Santa Fe, con el diputado Luis Contigiani frente, se movieron con mucho esfuerzo para que reabriese la fábrica”.

Según consideró Donello, la empresa Cirubon que encabeza la familia villagalvense Cicarelli “tendría que haber negociado mejor con el gobierno nacional, ya que por ley las terminales automotrices tienen que comprar el 25 por ciento de las autopartes en el mercado nacional”.

Actualmente, Mefro Wheels cuenta con 25 trabajadores de mantenimiento. “Hoy (por el viernes) hicimos una asamblea y analizamos realizar una medida de fuerza. Pero la información sobre esta negociación con la compañía brasileña nos lleva a esperar una semana más”, indicó Donello.

Si te gustó esta nota, compartila