Policiales

Narcomenudeo

La banda del Millón: se entregó prófuga dos años después

La buscaban por ordenar una balacera en Villa Gobernador Gálvez que terminó con la vida de un hombre de 67 años. Durante la pesquisa, descubrieron que integraba junto a su pareja una organización dedicada al narcomenudeo.


Hace dos semanas, la Policía Federal realizó una serie de allanamientos en el sur provincial para esclarecer un homicidio perpetrado dos años atrás en Villa Gobernador Gálvez. En esos operativos secuestraron armas, unas 400 dosis de cocaína y cerca de un millón de pesos escondidos en una falsa pared. Además detuvieron a ocho personas. Pero entre los apresados no estaba la mujer a la que le sindican ordenar la balacera frente a una vivienda que en mayo de 2016 terminó con la vida de Ramón Isidro Espíndola, de 67 años. Este lunes, la sospechosa se presentó de forma espontánea en la Fiscalía de Homicidios de Rosario acompañada por un abogado particular y quedó detenida. En el transcurso de la semana será imputada por el fiscal Adrián Spelta.

El presunto autor material del crimen de Espíndola está acusado. Se llama Carlos Fabián Franchini y espera el juicio oral con prisión preventiva. Según la investigación obedeció las órdenes de la mujer que ayer se entregó ante la Justicia, identificada como Érica Florencia F, de 30 años. La hipótesis de la Fiscalía sobre el móvil del ataque de 2016 es una pelea entre dos chicas. Tras la riña, una de ellas ordenó balear el frente de una casa en Liniers al 1800, de Villa Gobernador Gálvez, donde un plomo mató al papá de la otra, quien no era el blanco, pero se encontraba en la vivienda.

Aunque la riña entre las mujeres no estaría vinculada a la venta de drogas sino a una infidelidad, el fiscal Spelta dio intervención a la Justicia federal porque las personas que investigaba y sus allegados estarían vinculados a la infracción de la ley de estupefacientes. De acuerdo a esa línea, el ataque que habría ordenado Érica F. fue en respuesta a una pelea que mantuvo su hermana Mariel con la hija de Espíndola. En el seguimiento, los pesquisas descubrieron que tanto las hermanas como sus parejas vendían estupefacientes.

Esos datos se entrecruzaron con una pesquisa más reciente: el homicidio de Cristian Reynoso, un hombre de 37 años vinculado a la banda Los Monos asesinado hace menos de un mes en la zona sur de Rosario. Le decían “Moco” y lo acribillaron con una ametralladora frente a su casa de barrio Saladillo en un ataque que dejó a una mujer y a un niño con heridas de bala.

El resultado fue media docena de allanamientos el pasado 25 de abril. Tres en Villa Gobernador Gálvez, dos en Las Parejas (donde encontraron 850 mil pesos y 1.500 dólares ocultos en una pared de durlock) y otro en Alvear, sobre la ruta 18. Los federales dijeron que fue un golpe a una banda dedicada al narcomenudeo en la región.

Según antinarcóticos, uno de los integrantes de la banda tiene 37 años, es la actual pareja de Érica F. y continúa prófugo. Su nombre, Diego Marcelo B., supo figurar en las listas de admisión de los barras leprosos que no pueden entrar al club. También lo vincularon a líder de la barra de Newell’s, Diego “Panadero” Ochoa, como uno de sus hombres inseparables.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios